eldiario.es

Menú

Mujeres, dinero y sexo

- PUBLICIDAD -

A veces el título de un artículo puede dar lugar a equívocos y a menudo se proponen titulares para llamar la atención, aunque lo importante de verdad se encuentre en el interior del escrito o en el origen de la noticia.


Y fue lo que hace unos días me ocurrió con un artículo que se repitió en muchos medios con un título parecido al siguiente: “Las mujeres con mas poder adquisitivo tienen mejor sexo”. Hay que reconocer que llama la atención y que tiene un punto casi frívolo que provoca una primera reacción superficial del tipo “además de tener más dinero, se lo pasan mejor”. Pero lo interesante era encontrar el artículo original [1] y leer detenidamente los cruces de variables que realizó e interpretó el equipo de la Agencia de Salud Pública de Barcelona a partir de los resultados de la primera Encuesta Nacional de Salud Sexual realizada en 2009 por el CIS.


La satisfacción sexual puede tener un aspecto subjetivo relevante, pero si marca una pauta teniendo en cuenta el género y la posición socioeconómica, quizás nos está dando algunas pistas de lo que pasa en realidad y sobre las que se necesitarían estudios más concretos.


En la satisfacción sexual se incluyen aspectos como la seguridad ante infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados, la información sobre las propias necesidades sexuales y de la pareja, estrategias y recursos para hacer frente a enfermedades o disfunciones relacionadas con la sexualidad, e identificar relaciones abusivas sexuales y de pareja y poderles hacer frente. Los datos del estudio confirman que las mujeres de menor posición socioeconómica son más vulnerables a las relaciones sexuales abusivas, hacen un menor uso de anticonceptivos fiables y tienen menos información sobre los organismos o entidades donde dirigirse ante cualquier dificultad relacionada con su sexualidad.  Por lo tanto, tienen una vida sexual más deficiente y también una peor salud en general.


Estoy convencida de que si se replicara este análisis con datos de este último año, la salud sexual de mujeres, y también la de los hombres, habría empeorado, ya que se ha incrementado el número de personas en situación de vulnerabilidad debido al aumento del paro y a los recortes en salud, educación y protección social. Disminuir las partidas en los programas de ayuda a las víctimas y de prevención de violencia de género, en las campañas por el uso del preservativo y aprobar leyes que limiten el derecho a decidir de las mujeres sobre su propio cuerpo, provocará a la corta y a la larga, una peor salud de la población en general y de las más vulnerables en particular.


Sorprende que ante datos tan objetivos, las administraciones públicas no actúen… O quizás es cierta la percepción mayoritaria de los españoles de que se está legislando para favorecer a los más poderosos, como indica el informe Oxfam que la ONG presentó esta semana en Davos…



[1] Ruíz-Muñoz, D. et al. Sexual health and socioeconomic-related factors in Spain. Annals of Epidemiology - October 2013 (Vol. 23, Issue 10, Pages 620-628, DOI: 10.1016/j.annepidem.2013.07.005)


Article publicat a Dones en xarxa


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha