eldiario.es

Menú

Rechazo al primer acuerdo marco regulador del servicio de comedores escolares

El acuerdo que sirve para homologar las empresas que proveen el servicio de comedor no es visto con buenos ojos ni por las AMPA ni por las empresas de ocio educativo

- PUBLICIDAD -
Comedor del Centre Obert Gavina / ENRIC CATALÀ

Des de las organizaciones se pide un aumento de las becas de comedor / ENRIC CATALÀ

Las AMPA y empresas del sector del ocio rechazan las cláusulas aprobadas por el Deparament d'Educació para regular el proceso de licitación de los comedores. El acuerdo, el primero del sector, afecta al Vallès Oriental y el Maresme y es visto tanto por la FaPaC -principal federación de AMPA- como por el ACELLEC -patronal que engloba parte del sector del ocio educativo- como un ataque a la autonomía de los centros y el carácter educativo del servicio. Ambas coinciden en el agravante de que este acuerdo se apruebe con un Gobierno en funciones.

El acuerdo prevé regular la gestión de los comedores escolares que hasta ahora podía recaer bien en los consejos comarcales, bien en las AMPA, bien en la dirección de los centros. Con este acuerdo, la gestión de los comedores en cuanto a AMPA y directores pasaría primero por la homologaciçon de las empresas por parte del Departamento de Enseñanza a partir del pliego de cláusulas aprobadas.

El acuerdo se hizo público por primera vez el 15 de julio, pero fue recorrido por ACELLEC. Finalmente se le ha vuelto a dar luz verde a principios de este mes. Ahora mismo tiene vigencia hasta el mes de agosto y es prorrogable por un año, pero tanto ACELLEC como la FaPaC han hecho pública su voluntad de volver a impugnar.

La oposición de las AMPA

Desde la FaPaC se cree que el acuerdo beneficia a las grandes empresas, limita la capacidad de las AMPA para gestionar el servicio y prioriza el criterio económico por delante del educativo. Denuncian también que el acuerdo publicado no se ajusta a los pactos a los que habían llegado el Departament y la comunidad educativa. Desde la asociación se ha abierto una recogida de firmas en  Change.org para pedir la anulación del acuerdo.

Oscar Montes, portavoz de la FaPaC en Granollers, cree que el acuerdo "deja al aire todas las AMPA que lo han gestionado durante años" y añade que ven peligrar "que podamos elegir qué tipo de alimentación queremos". Además, denuncia el hecho de que muchas AMPA hayan "recibido presiones para que cedieran comedores" y que el Departament haya hecho la licitación, que da quince días de margen para presentar candidaturas, sin previo aviso. "La primera antes del 15 de julio cuando las AMPA no están activas [...] y ahora el 2 de diciembre, antes del puente, sacan la licitación sin avisar, aunque llevamos semanas pidiendo reuniones" se queja Montes.

Además, Àlex Castillo, presidente de la FaPaC, remarca el hecho de que el acuerdo marco entra en colisión con la moción que aprobaron todos los partidos el 15 de abril de 2015 y en la que se establecía que se debía garantizar, entre otras opciones, que el centro pudiera "gestionar el comedor escolar, directamente o por medio de la AMPA o entidad creada al efecto".

Castillo cree que "no se está ayudando la empresa pequeña y entonces las grandes controlarán el mercado que hasta ahora regulaba la barrera de la atomización que suponía la gestión individual de las AMPA". Él mismo detalla que con el acuerdo, que contempla que una empresa pueda gestionar hasta el 60% de los comensales, se permite que "dos empresas puedan controlar todos los comedores de las dos comarcas". Finalmente, el presidente de la FaPaC cree que en el acuerdo "el tema pedagógico es inexistente" y remarca que "el comedor escolar es parte de la formación de los niños".

Desde la Federació también remarcan la preocupación porque el modelo planeado primeramente por el Vallès Oriental y el Maresme se pueda hacer extensible a otras comarcas.

Servicio educativo o de hostelería?

A su vez, desde la patronal ACELLEC han vuelto a interponer un nuevo recurso especial en materia de contratación que impugna el acuerdo. Creen que, tal y como ya denunciaron con el anterior recurso, no especifican bien las cuestiones técnicas que dan puntos en el proceso de licitación. Sin embargo, Pep Montes, gerente de ACELLEC, considera que también "hay razones de fondo no recurribles jurídicamente".

Entre éstas, Montes destaca el hecho de que se especifique que es un acuerdo en el marco del sector de la hostelería y la restauración: "el comedor supone el 30% de las horas de los niños en la escuela y debe ser eminentemente un servicio educativo [...] es grueso que las empresas seamos quienes lo denunciamos". Además, denuncia que esto deja fuera de juego la mitad las empresas que forman parte de la patronal porque son empresas catalogadas en el sector del ocio educativo y no el de la hostelería.

El gerente de ACELLEC remarca que el acuerdo "trata los monitores como una simple mercancía y que favorece más aquellas empresas que tienen más en cuenta la parte económica que la parte educativa". Montes también explica que en la fase técnica "se valoran los proyectos de manera genérica sin saber dónde irá y se aleja la decisión de los centros".

Aunque considera que la forma en que se ha hecho el acuerdo no es la adecuada, Montes ve positivo que se asee y se dé seguridad jurídica en la gestión del servicio de comedores.

Ordenar y facilitar el trabajo a los directores

Desde el Departament de Ensenyament exponen que el acuerdo marco no es un proceso de adjudicación sino que lo que quiere es homologar las empresas que pueden ofrecer el servicio garantizando criterios desde los punto de vista organizativo, nutritivo y educativo. Jordi Baldrich, Subdirector de Gestión de Servicios a la Comunidad del Dpt. de Enseyament, cree que esto centraliza en el departamento todo el trabajo administrativa "y los directores se les deja la parte de contratación con la idea de facilitarles el trabajo".

En cuanto a las acusaciones de que el acuerdo puede mermar la autonomía de los centros y favorecer el monopolio de grandes empresas, Baldrich afirma que aunque una sola empresa puede llegar a cubrir el servicio del 60% de los alumnos del territorio, " la última decisión es de los centros que son los que elegirán las empresas, no es un contrato centralizado, es un proceso de homologación". Él mismo señala que, si bien las escuelas con más de 300 comensales deberán pedir presupuesto a todas las empresas por medio de un concurso público, "el resto lo tiene que pedir a 3 empresas" a elegir entre el listado de las que estarán homologadas.

Finalmente expone que aunque el acuerdo marco se planificó hasta el mes de agosto, este prevé un prórroga de un año. Baldrich explica también que si, debido a los recursos, se retrasa la fecha de aplicación no pedirían que las escuelas hicieran el cambio de empresa proveedora del servicio de comedor a medio curso:"sería muy arriesgado y aconsejaría que se hiciera durante el verano, a menos que la empresa resultante fuera la misma que gestionara el comedor de aquella escuela hasta el momento".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha