eldiario.es

Menú

Avalot se moviliza para evitar el negocio fraudulento a costa del paro juvenil

La entidad denuncia la proliferación de estafas que tienen como objetivo los desempleados jóvenes

Abren un espacio web para recibir denuncias de ofertas de trabajo falsas o irregulares

"El spam de la crisis" tiene como objetivo comerciar con los datos que se facilitan buscando trabajo

- PUBLICIDAD -
España reasigna 1.260 millones en fondos de la UE para luchar contra el paro juvenil

Un grupo de jóvenes protesta contra el paro

 Tras el fenómeno del paro florecen negocios que pretenden hacer dinero con la desgracia ajena. En anteriores crisis con la formación de desempleados hubo enriquecimiento de personajes vinculados con la Generalidad. Ahora las estafas se sofistican más, pero tienen el mismo objetivo, tal y como denuncia la organización juvenil de UGT, Avalot.

Con el cebo de encontrar trabajo hay empresas que publican ofertas con el objetivo de comerciar con fines publicitarios con los datos de los candidatos y candidatas. Dice Avalot que también hay páginas web que publican propuestas falsas para incrementar el tráfico de visitantes y poder cobrar más cara la publicidad.

Otra práctica: el spam de la crisis, tal como lo llama la entidad, consiste en enviar a direcciones de correo electrónico particular ofertas de trabajo. En ellas se pide que el receptor les envíe sus datos personales. Son empresas de selección no solicitada, que "muchas veces responden a una estafa".

Una otro mecanismo para obtener datos personales es la emisión de propuestas laborales falsas de empresas conocidas. Así, se pide el currículo o datos personales de los candidatos a partir de una dirección de correo electrónico falsa, a nombre de una empresa bastante conocida. Avalot puntualiza que precisamente las empresas serias usan mecanismos como "bolsa de trabajo" o "trabaja con nosotros" de sus webs oficiales para buscar candidatos.

Centros de formación falsos

Otro mecanismo para hacer dinero explotando a los parados es la creación de centros de formación fraudulentos. Existen empresas o centros de formación que ofrecen trabajo o un puesto en la administración pública si te inscribes en un curso abonando, claro, una cierta cantidad de dinero, dice la entidad juvenil.

Dichas empresas emplean una estética similar a la empresa para la que prtenden hacer creer que ofrecen sus servicios. Así simulan que su demanda es cierta. Avalot pone ejemplos concretos, como webs que inducen a pensar que trabajan para Correos. En este sentido www.trabajarparacorreos.com sería un anzuelo para conseguir atraer a los incautos. Dice Avalot que las personas que se inscriben lo hacen pensando que optarán a vacantes que se anuncian, aunque realmente sus datos son revendidos a centros que llamarán a los posibles candidatos para conseguir que estos se inscriban en cursos para preparar oposiciones.

También hay empresas directamente creadas por lucrarse con la desesperación de los parados. Insertan anuncios de trabajo en que el aspirante debe enviar el currículum en el que figure el teléfono móvil. Inmediatamente recibe un mensaje SMS en el que se le pide que envíe otro para validar la candidatura, lo que tiene un coste elevado y no garantiza nada.

La casuística es tan amplia como la imaginación, según recoge el informe mencionado. Empresas que reclaman un operario pero con contrato mercantil, lo que hace proliferar el fenómeno de los falsos autónomos, que ahorran a las sociedades el coste de la Seguridad Social. También se da el caso de estafas hechas a partir de ofertas de modelos. Las aspirantes deben aportar videos que finalmente son utilizados para ilustrar páginas de contactos generalmente en el extranjero.

En otras ocasiones el mecanismo es una presunta oferta de teletrabajo con la que intenta vender, al candidato o candidata a ocupar el puesto, los materiales con los que realizará el trabajo.

Para los jóvenes existe también la oferta falsa de trabajo en el extranjero. Se publican reclamos de empleo en países de alrededor para faenas con poca especialización. El interesado envía su currículo e inmediatamente se le comunica que ha sido seleccionado. Se le piden datos para el visado y posteriormente se le reclama dinero, hasta 700 euros, para tramitar la documentación de extranjería. No hace falta decir que una vez hecho el pago no se sabe nada más de la oferta.

Para detener estas prácticas la organización juvenil ha puesto en marcha una dirección web www.avalot.cat donde ubicará un apartado específico para recoger las denuncias de jóvenes que hayan participado en una entrevista de trabajo y se hayan sentido estafados. Cada caso se investigará y si se comprueba que hay fraude se denunciará a la Inspección de Trabajo y también se dará a conocer a la opinión pública.

Además, se reclaman medidas de control administrativo, de endurecimiento de las figuras penales y de formación que eviten la proliferación del negocio del paro. Todo ello en un panorama con más de un 57% de desempleo juvenil, lo que se agrava por la existencia creciente de prácticas fraudulentas ligadas a la falta de trabajo, con una dato que lo dice todo, más del 25% de los fraudes en Internet están relacionados con presuntas ofertas laborales, según datos del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha