eldiario.es

Menú

Catalunya decide que ERC lidere el soberanismo


- PUBLICIDAD -

ERC ha ganado las elecciones. Ha vuelto a ser el primer partido en Catalunya 78 años después. En un viaje al pasado y al futuro cargado de simbolismo. ERC recupera la vieja historia de las aspiraciones catalanas de 1936 y, a la vez, se convierte en el principal referente del proceso soberanista. La victoria de ERC en las elecciones europeas pone el acento en el carácter popular del movimiento independentista.

Los partidos soberanistas han conseguido la movilización que reclamaban y, con el 55,5 % de los votos, han ganado claramente las elecciones. Pero el resultado representa un cambio significativo. ERC se convierte en el principal motor del soberanismo, lo que tendrá evidentes consecuencias en la política catalana. ERC cuidó anoche todos sus gestos para no debilitar al President, pero difícilmente podrá mantener su cómodo papel de apoyo a Mas sin asumir responsabilidades de Gobierno. El presidente proclamó ayer que 'Tot endavant' y 'Ni un pas enrere' (Todo sigue adelante y Ni un paso atrás), pero ha recordado que su federación asume en solitario todo el desgaste de Gobierno.

Mas salió debilitado de las elecciones que convocó en 2012 para conseguir una 'mayoría excepcional'. Ahora tenía otra ocasión para fortalecer su liderazgo, pero ha recibido un nuevo aviso. El soberanismo gana, pero Mas pierde fuerza ante los sectores críticos de su propio partido, CDC, y ante su cada vez más incómodo socio, la Unió Democràtica de Josep Antoni Duran Lleida.

Con la victoria de ERC, la reivindicación del referéndum gana en intensidad y la opción de las elecciones plebiscitarias pierde posiciones. Los electores han enviado con su voto un mensaje claro al Gobierno central. Hoy, el llamado 'problema catalán' es mucho más diáfano que ayer. Los partidos claramente unionistas (PP, Ciutadans y UPyD) sólo llegan al 17 %; y el partido que encarna la apuesta federal, el PSC, ha pasado de ser el ganador de las anteriores elecciones europeas a conertirse en tercera fuerza, con una pérdida de 21 puntos respecto a 2009. Y con su caída ha lastrado los resultados del PSOE. Los socialistas catalanes ya no tienen excusa para afrontar una verdadera refundación del partido. Mientras, ICV, con algo más del 10 % de los votos, recoge los réditos de su apuesta por el 'derecho a decidir'.

El mapa político en Cataluña es radicalmente distinto al que dibujaron las urnas hace cinco años, tanto en participación como en los resultados electorales. También es diferente el mapa político que se vislumbra en España, con la caída del bipartidismo y la emergencia de nuevos actores relevantes. Y tal vez en un parlamento español sin mayorías absolutas y con una composición mucho más compleja y plural puede encontrarse la primera llave para abrir los muros ahora cerrados.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha