eldiario.es

Menú

PSC: ¿volver a empezar?

La opción más sensata para los socialistas es hacer una consulta interna y determinar qué militantes están a favor del proceso soberanista y cuales, no.

- PUBLICIDAD -

El exprimer secretario del PSC Raimon Obiols envió una carta y habló con el actual responsable del cargo, Pere Navarro, para decirle que le parecía un error votar que no en el Parlament de Catalunya sobre la petición al Congreso de los Diputados para que le traspasase la competencia de organizar referéndums. Obiols creía que la mejor actitud del PSC era la abstención, que rompería la imagen de coincidencia con PP y Ciudadanos que rentabilizan sus adversarios, y, por otro lado, desde su punto de vista, respetaría el programa electoral del partido i la posición mayoritaria adoptada en el último Consejo Nacional.

Pere Navarro insistió en el no. Y los diputados críticos no hicieron caso ni uno ni a otro y votaron que .

El acuerdo adoptado será rechazado por el Congreso de los Diputados. Eso se sabía antes y después de que se aprobase. El siguiente paso de esta montaña rusa, para el PSC, es ver qué hacen sus diputados en Madrid cuando se debata esta cuestión.

Alguien se ha entretenido en recopilar las fotos de los diputados socialistas que votaron contra la moción en el Parlament, hacer un montaje y repartirlo por las redes sociales. “Estos son los que han votado contra Cataluña”, añadía. No se preocupó de buscar las fotos de los diputados de PP y Ciudadanos que tampoco votaron a favor de la moción. Los diputados socialistas que no salen en la foto se han salvado de aparecer en el cartel. Por contra, no han parado de ser entrevistados y perseguidos por medios de comunicación que, en algunos casos, los han convertido en verdaderos héroes.

Y se ha vuelto a abrir un debate que algunos confiaban, inocentemente, que se había cerrado. No se cerrará nunca. El debate sobre la independencia va para largo. Se haga la consulta, más pronto o más tarde. Que, evidentemente, un día u otro tendrá que hacerse. La primera. Y si no sale la independencia, habrá más.

¿Qué tiene que hacer la dirección del PSC con los diputados que no han aceptado las directrices del partido? ¿Y qué hay que hacer con los que les apoyan?

Discrepo de los que consideran que en el PSC no sobra nadie, tal y como escribían en “El Periódico” destacados dirigentes actuales del partido. Un partido no puede funcionar con un grupo que estará permanentemente incordiando mientras este debate siga vivo.

Nadie me tomará en serio, pero pienso que la opción más sensata para los socialistas es hacer una consulta interna y determinar qué militantes están a favor del proceso soberanista y cuales, no. Crear dos ramas diferentes del partido. Por ejemplo, PSC (Catalanista) i PSC, a secas. Y presentarse separados a las elecciones. Si se apresuran, aún llegarán a tiempo de hacerlo en las europeas.

Sus representantes, si ambos los consiguen, seguro que se entenderán mejor en Bruselas que en Barcelona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha