eldiario.es

Menú

La CUP se abre a apoyar un gobierno de concentración "si es para la ruptura"

El candidato de la CUP rechaza investir president a Artur Mas de forma automática, aunque insiste en que se sentarán a negociar y "no pedirán cosas imposibles" ni se pondrán "estrictos con los nombres"

"Romper con el Estado Español y no con las políticas de austeridad de la Troika no serviría de nada para las clases populares", asegura

Baños no rechaza  dar apoyo al gobierno de concentración que propone Junts Pel Sí, siempre condicionado al "compromiso con la ruptura" y sin participar en él

- PUBLICIDAD -
Baños (CUP) dice que Mas "chantajeó" a ANC y Òmnium con no convocar el 27S

Antonio Baños, candidato de la CUP a las elecciones del 27-S

El candidato de la CUP al parlament de Catalunya, Antonio Baños, ha arrojado luz sobre los planes de la formación tras el 27-S. "El nombre de Artur Mas no nos gusta como president de la Generalitat", ha explicado, "porque lo hemos visto gobernando dos años con el PP y tras comenzar el procés, las privatizaciones y recortes han continuado igual". No obstante la candidatura de la izquierda independentista asegura que se sentará a negociar y "no pediremos cosas imposibles ni nos pondremos estrictos en cuestión de nombres".

Baños ha explicado en una entrevista concedida este miércoles a TV3 que están abiertos a apoyar el gobierno de concentración que propone Junts Pel Sí, con la condición de que sea un ejecutivo "comprometido con la ruptura" y en el que, en cualquier caso, no piensan participar. Preguntado por la posibilidad de que los diputados de la CUP sean imprescindibles para formar mayorías, el candidato ha explicado que "a la CUP no le da miedo ser imprescindible y estar en la centralidad política".

Según Baños, las decisiones que tome la CUP tras el 27-S tendrán como objetivo la ruptura, la extinción del autonomismo y que el procés culmine. "Hay gente que quiere sustituir el autonomismo por el procesismo, un estado de tensión permanente", ha explicado, una idea que la candidatura rechaza. "Si pedimos el voto es porque queremos que pasen cosas", sostiene. Por esta razón la CUP reclama una mayoría para el independentismo que pueda contarse tanto en votos como en escaños, un resultado que están seguros de poder conseguir, puesto que la mayoría "existe" aunque h ay que trabajar para conseguirla".

Entre las prioridades que la candidatura se marca para la próxima legislatura también tienen protagonismo las medidas sociales. Baños ha defendido un plan de choque contra la pobreza tan pronto se forme un nuevo gobierno. "Romper con el Estado Español y no con las políticas de austeridad de la Troika no serviría de nada para las clases populares", ha asegurado. Para llegar a esa ruptura, el número uno de la candidatura de la izquierda independentista ha recetado "un acto de desobediencia", que ha descrito como uno de los gestos políticos "más nobles, más antiguos y que ha funcionado siempre".

Para el número uno de la CUP, si hay un mandato claro en votos y escaños el proceso constituyente debe empezar "cuanto antes". Según opina, en este proceso será importante dejar claro que la soberanía es popular y que a partir del 28 de septiembre la gente entienda que se puede gobernar a sí misma. "Esto tiene costes, porque todo en la vida tiene costes", ha admitido Baños, "la pregunta pertinente no es si darle el poder a la gente tiene costes, sino si lo contrario no tiene costes infinítamente superiores", ha sostenido.

El candidato se ha ratificado en la acusación lanzada este martes contra Mas, de quien dijo que había chantajeado a las entidades con no convocar elecciones el 27-S. "Lo habíamos dicho antes, que era una lista fraude, podemos rebajar el tono y decir que Mas propuso unas condiciones innegociables", ha asegurado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha