eldiario.es

Menú

La CUP espera un preacuerdo con Junts pel Sí tras el 20D sin que influya el resultado

Las conversaciones entre los negociadores de JxS y la CUP para intentar alcanzar un acuerdo se han retomado esta mañana y se alargarán hasta el 22 de diciembre

La propuesta que votará la asamblea de la CUP del 27 de diciembre contendrá un plan de choque social detallado, una hoja de ruta hacia la independencia y la investidura del presidente de la Generalitat, el principal escollo hasta ahora

- PUBLICIDAD -
La CUP espera un preacuerdo con JxS tras el 20D sin que influya el resultado

La CUP espera un preacuerdo con JxS tras el 20D sin que influya el resultado

La diputada de la CUP en el Parlament Gabriela Serra ha explicado este miércoles que su formación espera consensuar, justo después de las elecciones del 20D, una propuesta global con Junts pel Sí (JxS) que permita arrancar la legislatura catalana, sin que el resultado electoral influya en las negociaciones.

Serra ha confirmado que esta mañana se han retomado las conversaciones entre los negociadores de JxS y la CUP para intentar alcanzar un acuerdo, unas discusiones que se alargarán hasta el 22 de diciembre, de manera que la propuesta que salga de la mesa de negociación sea debatida y votada en asamblea por la militancia de la formación de la izquierda anticapitalista el día 27.

La "propuesta cerrada" que se plantee el día 22, ha señalado, "lo incluirá todo", es decir, deberá contener un plan de choque social detallado, una hoja de ruta hacia la independencia, los pasos del proceso constituyente de una nueva "república catalana" y, también, la investidura del presidente de la Generalitat, principal escollo negociador ya que la CUP se resiste a avalar el nombre de Artur Mas.

Pese a que en JxS la intención inicial era plantear una propuesta final de acuerdo a la CUP justo antes del 20D, Serra ha indicado que el preacuerdo no llegará antes de las elecciones generales.

Según la diputada de la CUP, los resultados de los comicios, bien salga CDC reforzada o debilitada de las urnas, "no van a modificar" el contenido de las negociaciones.

"No hay ningún tipo de presión que pueda venir de los resultados electorales", ha subrayado Serra, que ha quitado trascendencia a los dardos lanzados hace unos días por el candidato de Democràcia i Llibertat, Francesc Homs, que aseguró que si el ideario de la CUP fuese el mayoritario los catalanes serían más "pobres".

Las declaraciones de Homs, ha dicho, "no nos presionan ni nos convencen", ha remarcado Serra, que ha enmarcado estas palabras en el debate interno que tiene CDC sobre la conveniencia de pactar con una fuerza anticapitalista como la CUP.

Sobre el artículo que publicó la semana pasada el exdiputado de la CUP David Fernàndez, en el que se mostraba partidario de ceder dos votos para hacer posible la investidura de Mas a cambio de un plan de choque social y de evitar que el proceso soberanista encalle, Serra ha asegurado que tampoco influye en la negociación.

Para Serra, el planteamiento de Fernàndez es "una propuesta que está presente", es una de las posibles opciones que podría votar la asamblea del día 27 y ha tenido su eco porque "no todo el mundo se llama David Fernàndez".

La próxima semana, las asambleas territoriales de la CUP comenzarán a reunirse para analizar el estado de las negociaciones, un proceso de debate interno que culminará con la asamblea del 27.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha