eldiario.es

Menú

La Generalitat quiere pactar la pregunta del referéndum con el partido de Ada Colau

Neus Munté no se imagina "una pregunta extremadamente compleja ni en formato árbol", como fue la de la consulta del 9-N

Podemos pide al Gobierno que ceda en Catalunya y acuerde un referéndum para que no sea unilateral

- PUBLICIDAD -
Simera pel Referendum al Parlament de Catalunya.

Munté, Colau y Puigdemont en la primera cumbre por el referéndum ©SANDRA LÁZARO

La Generalitat se ha dado dos meses para acordar el referéndum con el Gobierno central. Conscientes de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy mantendrá su negativa a la consulta, el Govern no quiere que de su plan de referéndum unilateral participen solo los independentistas. De ahí que la consellera de Presidència y portavoz del Govern, Neus Munté, haya abogado este domingo por acordar la pregunta del referéndum de independencia con el nuevo partido de Ada Colau.

Puigdemont y  su Govern llevan meses intentando que el espacio de izquierdas soberanistas que representan los comuns de Ada Colau avale el plan del "referéndum o referéndum", es decir, con o sin permiso del Estado, proclamado por el president. La respuesta de los comuns al cortejo independentista ha sido, por el momento, poco entusiasta. Tanto el entorno más próximo a Ada Colau como los responsable de ICV, EUiA y Podem han indicado que su prioridad es hacer un referéndum "con garantías" y "vinculante", sin abrazar la vía unilateral que sí contemplan el PDECat, ERC y la CUP si no logran un pacto con el Gobierno central.

Munté, en declaraciones a Efe, ha apelado a los comuns a mantener "al máximo" la unidad por el referéndum cuando se constate la imposibilidad la posibilidad de acuerdo con el Ejecutivo de Mariano Rajoy. En otras palabras, Munté, desde la relevancia de su cargo institucional, ha formulado a los comuns una invitación para acompañar al Govern en el salto sin red que supondría el referéndum unilateral.

La llamada a los comuns de Munté recuerda las reuniones y cumbres entre partidos soberanistas que se sucedieron en vísperas de la consulta del 9 de noviembre de 2014. Finalmente, para intentar que ni ICV ni Unió se descolgasen del 9-N, Artur Mas lanzó una pregunta árbol, en la que primero había que contestar si se quería que Catalunya fuera un Estado, y en caso afirmativo, si se optaba por un Estado catalán independiente.

Colau defiende el referéndum

Tres años después, la posición de los comuns no pasa por fijar ya una fecha y una pregunta al referéndum. Según argumentó este sábado Xavier Domènech, la consulta corre el peligro de caducar. "Ahora es fundamental plantearse el cómo y no el qué, y lo que hace Puigdemont es plantear el qué sin el cómo", lamentó Domènech este sábado, que exigió al Govern que detalle su propuesta de referéndum antes de plantear las posibles preguntas, como hizo Puigdemont en Al-Jazeera.

En una entrevista en la misma cadena, la alcaldesa Ada Colau ha defendido el referéndum como la mejor herramienta para salir del "bloqueo" en el que está instalada la política catalana, aunque no se ha mojado sobre la posibilidad de que sea unilateral. "Debe ser efectivo", ha asegurado, y ha añadido que una eventual victoria del 'sí' "no quiere decir" que se declare la independencia.

En la asamblea fundacional del nuevo partido, los comuns aprobaron defender que Catalunya se convierta en una "república social, democrática y ambientalmente justa", que "quiere compartir soberanías con un Estado plurinacional".

Por su lado, Munté ha reconocido que la pregunta no está acordada aún. Sin embargo, Munté ha indicado que no se imagina "una pregunta extremadamente compleja ni en formato árbol", como fue la de la consulta del 9-N. "Me imagino una pregunta simple, de fácil lectura, pero tendremos que esperar a que se produzca un poco todo este proceso de consenso", ha afirmado.

Podemos pide al Gobierno que ceda

Por otro lado, la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, ha pedido al Gobierno que "ceda" y que permita un referéndum sobre la independencia en Catalunya. Montero, en una entrevista con Europa Press, ha pedido al Ejecutivo "abandonar su posición de cerrazón" y que deje de llevar a los tribunales "una cuestión que es política".

Preguntada sobre las pretensiones del Govern de convocar el referéndum catalán de manera unilateral, Montero ha apelado a la "voluntad política" para lograr un acuerdo entre las instituciones catalanas y estatales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha