eldiario.es

Menú

CATALUNYA

El tribunal fija para octubre el juicio a Narcís Serra y otros 40 exdirectivos por los sobresueldos de Catalunya Caixa

La Audiencia de Barcelona prevé iniciar el 4 de octubre el juicio, en el que Serra se enfrenta a una petición fiscal de cuatro años de cárcel

- PUBLICIDAD -
Imputados Serra, Todó y la antigua cúpula de Catalunya Caixa por sobresueldos

Imputados Serra, Todó y la antigua cúpula de Catalunya Caixa por sobresueldos EFE

El exministro socialista y exvicepresidente del Gobierno Narcís Serra tiene otra fecha judicial para marcar en el calendario derivada de su gestión al frente de Catalunya Caixa. La sección 8 de la Audiencia de Barcelona ha fijado para el 4 de octubre la fecha prevista para que arranque el juicio por el caso de los sobresueldos de la entidad, en el que Serra se enfrenta a una posible pena de cuatro años de cárcel.

Ante el gran número de partes que forman la causa –Fiscalía Anticorrupción, Abogacía del Estado, dos acusaciones populares y las 41 defensas de los acusados–, el tribunal los ha reunido a todos este viernes para pactar una previsión de calendario, algo habitual en macrojuicios como este.

La Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones populares que ejercen la CUP y la Confederación Intersindical de Cajas (CIC) piden cuatro años de cárcel para Serra por dos delitos de administración desleal. Para el exdirector general de la caja, Adolf Todó, el ministerio público y la CUP piden la misma pena, que la CIC eleva a diez años porque le atribuye un delito de apropiación indebida.

Del total de 41 acusados, a los 17 que participaron en los dos acuerdos del consejo de administración de Catalunya Caixa se les atribuyen dos delitos de administración desleal, mientras que a los 24 exdirectivos que acudieron a una reunión responderán por uno. Según el fiscal Fernando Maldonado, los 41 directivos de la entidad acusados dieron su visto bueno al aumento de retribuciones "sabedores de la situación de crisis de la entidad".

"Con evidente abuso del cargo – concluyó la Fiscalía– utilizaron los fondos de una entidad con connotaciones y trascendencia pública en beneficio propio y con claro perjuicio para la entidad".

Los acuerdos por los que el consejo de administración de la caja aprobó el aumento de remuneraciones tuvieron lugar el 19 de enero y el 13 de octubre de 2010, cuando la entidad se veía inmersa en un primer rescate público de 1.250 millones de euros y un ERE en el que se despidieron 1.300 empleados. En total, las ayudas públicas a Catalunya Caixa ascendieron a 11.600 millones de euros. El BBVA terminó comprando la entidad.

Con el primer acuerdo se aprobó aumentar el salario fijo y variable anual de Todó del 35 al 50% y del exconsejero delegado, Jaume Massana, del 35 al 45%. Nueve meses después, se aprobó la subida salarial para el año 2011, y el sueldo de Todó pasó de 800.481 a 812.501 euros, y el de Massana de 598.428 a 610.201 euros. El fiscal Fernando Maldonado eleva el perjuicio económico de Todó a 1,45 millones de euros y el de Massana a 1,16 millones.

En total, detalla el fiscal, Todó experimentó incremento de su salario fijo en tres años de 212.000 euros, y en cuanto a su retribución variable, se subió del 35% fijado en su contrato al 50% del salario fijo. Por su lado, Masana aumentó su retribución variable del 35% al 45% del salario fijo. Además, cuando la entidad ya había sido rescatada con dinero público, el consejo de administración aprobó subir el sueldo a todo el comité de dirección para el año 2011.

Por otro lado, esta semana la Audiencia Nacional ha citado a declarar como imputado –investigado, según la nueva denominación– el próximo 20 de febrero a Serra por el 'agujero' de 720 millones de euros en operaciones inmobiliarias realizadas entre los años 2000 y 2007 por la caja.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha