eldiario.es

Menú

CATALUNYA

El Parlament aprueba los cuartos presupuestos de la austeridad para Catalunya

Las cuentas aprobadas aumentan sensiblemente las partidas de gasto social, pero todavía la dejan muy por debajo de los niveles de 2010

CiU y ERC han debido rebajar sus pretensiones de "estructuras de Estado" tras el dictamen del Consejo de Garantías, que aseguraba que eran contrarias al Estatut

La oposición critica un gasto que ve "insuficiente" y que "cronifica la pobreza", mientras consideran que la previsión de ingresos es irreal al fiar un parte a la negociación con el Estado 

- PUBLICIDAD -
CiU y ERC aprueban los Presupuestos 2015 con el rechazo del resto de grupos y 1 abstención

CiU y ERC aprueban los Presupuestos 2015 con el rechazo del resto de grupos y 1 abstención

El Parlament de Catalunya ha aprobado este miércoles los presupuestos para 2015, unas cuentas que prevén un gasto de 22.841 millones de euros y consolidan la mayoría de recortes presupuestarios acometidos desde 2010. Para este año se aumenta el gasto un 4,2% respecto a 2014, después de un recorte del 22,5% en el periodo 2010-2013. Las cuentas cumplen con el límite de déficit establecido por el Gobierno central, aunque fían una parte de los ingresos a una negociación con el Estado. En el plano social, el gasto previsto en Educación, Sanidad y Bienestar aumenta tímidamente respecto a 2014, pero queda lejos de los niveles de 2010.

En cifras brutas, el presupuesto para Educación queda en 4.432,5 millones de euros para 2015, 285 más que el año pasado, pero 789,9 millones por debajo del gasto de 2010. El gasto en Sanidad asciende a 8.342,1 millones de euros, lo que representa un aumento de 125,9 respecto a 2014, pero 1.342,3 millones menos si se compara con el presupuesto de hace cinco años. Por último, la cantidad destinada para Bienestar y Familia es de 1.803,8, quedando 173,3 millones por encima de la partida de 2014, aunque 126,4 menos que en 2010. 

Los presupuestos de 2015 prevén un gasto total que queda por encima de la previsión de ingresos en 2.500 millones, una cifra que el Govern fía a una negociación con el Estado que le permita acceder a un anticipo del fondo de competitividad, la deuda arrastrada desde 2008 y los ingresos provenientes del impuesto sobre depósitos bancarios, que el Estado bloquea. El hecho de que las cuentas prevean más gastos que ingresos ha hecho que la oposición las califique de "irreales" y de "fraude contable". 

La ley presupuestaria recupera además la paga extra de los trabajadores públicos y funcionarios, un caballo de batalla que CiU ha utilizado como argumento de negociación ante una Esquerra que se oponía en un primer momento a aprobar unas nuevas cuentas. Finalmente los 70 diputados que suman CiU y ERC han votado a favor de los presupuestos, mientras que 62 del resto de grupos de la oposición han votado en contra.

Rechazo de la oposición

Los grupos de la oposición se han mostrado muy críticos con unas cuentas que, según ha apuntado el PSC, "consolidan los recortes" y "no dan respuesta a la gente que lo está pasando mal". "CiU y ERC son dos partidos preocupados por el país, pero no por su gente, ha criticado la diputada socialista, Alicia Romero.

En el mismo sentido, el diputado de ICV-EUiA, Josep Vendrell, ha asegurado que estas cuentas "cronifican la pobreza" y son "incapaces de responder a la emergencia social, ecológica y democrática". ICV-EUiA ha reclamado un plan de rescate social, comenzando por una Renta Mínima de Inserción. Vendrell ha cargado contra los 100 millones del fondo social pactado por ERC y CiU. "Esta cifra es aproximadamente el 0,24% de los presupuestos, esta es la aportación de ERC, el resto ya estaba", ha indicado el diputado ecosocialista.

"Estamos delante de los presupustos del fanatismo de la austeridad, una verdadera declaración de guerra a las clases populares", ha subrayado contundente David Fernàndez, parlamentario de la CUP. La formación independentista considera que son unas cuentas "encajonadas entre la espada del estado y la pared de los mercados" y ha considerado que el gasto social es "miserable". La diputada de la CUP Isabel Vallets también se ha dirigido a ERC para preguntarle "¿cómo puede apoyar esto?".

El PP ha asegurado que se trata de unas cuentas "ficticias" que plasman el fracaso de CiU y ERC. "Recapacite y póngase al servicio de los catalanes, no del delirio separatista", ha reclamado la líder del PP, Alicía Sánchez Camacho. José Manuel Villegas, de Ciutadans, también ha considerado que estos presupuestos son "inútiles y fraudulentos porque no se pueden cumplir".

CiU y ERC rebajan las estructuras de Estado para encajarlas en la ley

La aprobación definitiva de los presupuestos de 2015 se ha retrasado más de un mes por la impugnación que el grupo del PP hizo de la ley ante el Consejo de Garantías Estatutarias. El Consejo dictaminó la pasada semana que el plan de elaboración de "estructuras de Estado" pactado por CiU y ERC estaba fuera del Estatut y era contrario a la Constitución. El ente echó atrás el proyecto de ley de la Agencia Tributaria Catalana, el regulador catalán de la competencia, el plan de infraestructuras y la Autoridad de Seguridad Nuclear, entre otras. Sin embargo, si encontró dentro del Estatut el plan para desplegar la Seguridad Social catalana.

Tras el mazazo del Consejo, CiU y ERC ha rebajado ostensiblemente el plan para crear "estructuras de Estado" con una batería de enmiendas pactadas entre ambos que cambian los proyectos de ley por planes directorios. Una argucia parlamentaria que intenta no rebasar la ley y, por tanto, evitar que el Constitucional tire abajo su labor parlamentaria. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha