eldiario.es

Menú

La Policía asume el mando de la vigilancia del Palacio de Justicia de Barcelona por si se declara la independencia

El TSJC retira a los Mossos d'Esquadra la exclusividad de custodia del Palacio de Justicia del centro de Barcelona

El presidente del TSJC argumenta que la declaración de la independencia y la entrada en vigor de la ley de transitoriedad supondrían la "desaparición" del TSJC.  

- PUBLICIDAD -
Furgones de la Policía Nacional frente al Palacio de Justicia

Furgones de la Policía Nacional frente al Palacio de Justicia O.S.

Primer edificio público de Catalunya que vigilará la Policía Nacional por si este martes se declara la independencia. El  Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha retirado este lunes a los Mossos d'Esquadra la exclusividad en la custodia del Palacio de Justicia de Barcelona, que acoge a la institución. La policía catalana compartirá ahora la vigilancia del edifico del TJSC y estará bajo el mando de la Policía Nacional.

Según ha podido comprobar este diario, los Mossos siguen a cargo del arco de seguridad y del control de acceso del edificio, pero están acompañados de cuatro agentes de la Policía Nacional. En el exterior, además, patrullan otros cuatro policías armados y hasta siete furgonetas de antidisturbios de la Policía están aparcadas detrás del Palacio de Justicia, junto a tres de los Mossos d'Esquadra.

El presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, ha adoptado esta medida ante la "previsión de extremar la seguridad del edificio y garantizar su pleno y normal funcionamiento" en el caso de que el Parlament declare este martes la independencia, ha informado el alto tribunal catalán en un comunicado.

Barrientos encarga a la Policía Nacional el mando de la vigilancia del edificio porque la declaración de la independencia de Catalunya y la entrada en vigor de la ley de transitoriedad jurídica supondrían la "desaparición" y la "supresión" tanto del TSJC como de su presidente.

En concreto, la ley de transitoriedad, que estaría en vigor entre la proclamación de la independencia y la aprobación de una eventual constitución catalana, indica que en este plazo el TSJC "se convierte" en el Tribunal Supremo de Catalunya, cuyo primer presidente "provisional" correspondería al presidente de la sala civil nombrado por el Parlament.

Asimismo, la ley indica que tras este primer presidente "provisional", el presidente del Tribunal Supremo será nombrado por el president de la Generalitat a propuesta de una Comisión Mixta formada por presidente del Supremo, el conseller de Justicia, cuatro personas designadas por el Govern y otras cuatro de la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo.

Barrientos expone que la proclamación de la independencia "perturban invariablemente la integridad del TSJC y la independencia de todos los magistrados que lo integran, incluido su presidente, en la medida en que llevan a su desaparición, para compromiso de la función jurisdiccional que ejercen".

Por todo ello Barrientos ordena al Cuerpo Nacional de Policía preservar la seguridad del edificio, garantizar el normal funcionamiento del TSJC y el "ordinario cumplimiento" de sus deberes judiciales por todos sus integrantes.

La decisión del presidente del TSJC se limita al Palacio de Justicia del centro de Barcelona, situado a 10 minutos del Parlament y sede de la Audiencia Provincial y el TSJC. No afecta a la Ciutat de la Justicia de la capital catalana, que seguirá custodiada por los Mossos, como todos los edificios judiciales desde hace diez años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha