eldiario.es

Menú

Un examen extra en Cataluña para acceder a la facultad de educación

Además de la selectividad, a partir de junio de 2015 los aspirantes a estudiar magisterio deberán aprobar un examen que evaluará sus competencias lingüísticas y conocimientos generales. También se les pedirá un mínimo de un 5 de media en catalán y castellano en la selectividad.

- PUBLICIDAD -
Los aspirantes a estudiar magisterio deberán aprobar un examen adicional además de la selectividad. En la imagen, un colegio catalán. /EDU BAYER

Los aspirantes a estudiar magisterio deberán aprobar un examen adicional además de la selectividad. En la imagen, un colegio catalán. /EDU BAYER

No bastará con la nota de corte de bachillerato para entrar en los grados de educación infantil y primaria. Los estudiantes que quieran ser maestros deberán aprobar un examen específico -bajo el nombre de Prueba de Aptitud Personal- además de la selectividad. Así lo han acordado las doce universidades catalanas con el Gobierno de la Generalitat, y lo han hecho público tras la reunión del Consejo Interuniversitario de Cataluña de este jueves.

La nueva prueba evaluará conocimientos, habilidades y competencias "imprescindibles para cursar con éxito el grado". Eso es todo lo que se sabe hasta ahora, a la espera de que se desarrollen los contenidos y formato de cara a junio de 2015, cuando se llevará a cabo por primera vez el examen. El Gobierno catalán y los rectores de las universidades han considerado que no había margen de tiempo para aplicar el examen este curso, pero sí que pedirán ya desde este junio a los aspirantes a entrar en las facultades de educación que obtengan en lengua catalana y castellana una media de un 5 a la selectividad -y ​​un mínimo de 4.

Este aumento de la exigencia se enmarca en la voluntad de la conselleria de Enseñanza y de las universidades catalanas de mejorar la formación de los maestros como palanca para aumentar el éxito y combatir el fracaso escolar. Rigau hace tiempo que sostiene que un maestro debería tener amplios conocimientos de cultura general, y el acuerdo al que han llegado hoy las universidades y el Gobierno explicita que la prueba servirá para exigir a los aspirantes "un buen nivel de conocimientos de base", especialmente "vinculados a las competencias lingüísticas".

Según el acuerdo, esta prueba también servirá para poner al mismo nivel -y exigir los mismos requisitos- a los estudiantes que provengan del bachillerato y los que quieran entrar desde los grados superiores de Formación Profesional.

Esta es una medida más dentro del Progama de mejora e innovación en la formación de los maestros, un proyecto que dirige el catedrático de Teoría de la Educación de la UB, Miquel Martínez. En el marco de este plan, este curso 2013-2014 ya se ha puesto en marcha el doble grado de educación infantil y primaria, que hasta ahora sólo se podía cursar por separado. Esta doble titulación, presente en seis universidades catalanas en forma de plan piloto, requiere una nota de corte más elevada para acceder, y representa que debe ofrecer una formación de mayor calidad a los estudiantes: estancias en el extranjero, refuerzos de lengua, matemáticas y tecnologías y periodos de prácticas en escuelas de referencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha