eldiario.es

Menú

El Año Cervantino dejará un beneficio de 140 millones de euros en Castilla-La Mancha

Más de 66.000 personas han pasado ya por la exposición ‘A Tempora’ de Sigüenza desde su apertura

García-Page ha destacado su compromiso con la industria cultural, asegurando que “nos volveremos a encontrar” con actividades de esta envergadura

- PUBLICIDAD -
Acto de balance sobre la exposición ‘A Tempora Cervantes 1616-2016 Shakespeare’ / JCCM

Acto de balance sobre la exposición ‘A Tempora Cervantes 1616-2016 Shakespeare’ / JCCM

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha felicitado por la celebración del IV Centenario del fallecimiento de Cervantes en Castilla-La Mancha, una efeméride para la que, según ha afirmado, la Junta ha tenido que hacer un “ejercicio de improvisación y de ingenio español” ya que “no había nada preparado”, pero que ya ha dejado en la región “un impacto económico de 110 millones de euros” a través de los actos organizados. Este beneficio, ha añadido, podría llegar a los 140 millones cuando termine el año, algo que también se traslada al empleo y sostenibilidad de muchos pequeños negocios.

Durante el balance que García-Page ha ofrecido en Sigüenza (Guadalajara) sobre ‘A Tempora Cervantes 1616-2016 Shakespeare’, muestra organizada por la Junta de Comunidades y el Obispado de Sigüenza-Guadalajara, el presidente ha relatado que en estos meses, la provincia de Guadalajara ha aumentado un 20% su número de visitantes y casi un 23% la cifra de pernoctaciones respecto al año pasado.

Este evento cultural, ha proseguido, “ha hecho que mucha gente elija Sigüenza entre otros muchos destinos que, afortunadamente, tenemos en este gran museo que es el conjunto del país”. Por eso ha dicho que hay que “seguir insistiendo en este camino” y que “tenemos mucho margen que recorrer todavía para generar más empleo y economía, más producto interior bruto vinculándolo a la cultura, que es tanto como vincularlo al turismo”.

Asimismo, ha invitado a hacer un “esfuerzo colectivo” para arreglar nuestros problemas, “pues como presidente de la Comunidad Autónoma tenemos opciones de hacer propuestas y tener iniciativas para intentar mejorar la situación”, al tiempo que ha revalidado su compromiso con la industria cultural, asegurando que “nos volveremos a encontrar” con actividades de esta envergadura. “No será con Cervantes, que termina este año, pero será con otros eventos verdaderamente importantes”, ha apostillado.

García-Page, quien se ha declarado como un “secreto enamorado” de la Ciudad del Doncel, ha agradecido al Obispado, a la Catedral seguntina, a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, y a la Fundación Ciudad de Sigüenza,  la organización de esta muestra “que ha abierto perspectivas” y tiene que dejar el mensaje de que los responsables públicos y las instituciones “tenemos una cierta obligación de proponer y llevar la iniciativa”.

Habrá "otro gran evento" en Sigüenza

Además, ha garantizado que Sigüenza tiene su compromiso de volver a ubicar en la ciudad “otro gran evento” que signifique una “nueva inyección de autoestima y un impulso a nuestra industria cultural”. Un compromiso que el presidente García-Page espera poder concretar “en el momento en que el Ayuntamiento de Sigüenza tenga a bien recibir al Gobierno de Castilla-La Mancha como se merece”, en las dependencias del Consistorio, como recientemente acaba de hacer el Ayuntamiento de Molina de Aragón (Guadalajara).

Junto al presidente García-Page han estado también el deán de la Catedral, Jesús de las Heras, el vicario general, Agustín Bugeda, y el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, quien ha señalado que más de 66.000 personas han pasado por la exposición ‘A Tempora’ desde su apertura, con una media de 500 visitas por día, al tiempo que ha subrayado que, de ese total, se han contabilizado 21 nacionalidades diferentes de los cinco continentes. Además, ha añadido que más del 50% de los visitantes que han participado han sido castellano-manchegos.

Ángel Felpeto ha recalcado que la muestra ha cumplido con creces uno de los grandes objetivos que perseguía, que no era otro que “abrir de par en par las puertas de Castilla-La Mancha de tal manera que nuestra cultura sirviera de reclamo para el turismo de interior, para darnos a conocer, y también para darnos a valer”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha