eldiario.es

Menú

Benjamín Prieto (PP): "Cospedal ha mantenido intactos servicios básicos como la educación y la sanidad"

El presidente del PP y de la Diputación encabeza la candidatura del PP de Cuenca a las Cortes regionales

"El ATC es el proyecto de mayor inversión y envergadura que se ha acometido en toda la historia de nuestra región"

"Me veo defendiendo la provincia de Cuenca desde y en cualquier sitio"

- PUBLICIDAD -
Benajmín Prieto, presidente del PP de Cuenca. Las Noticias de Cuenca.

Foto: Saúl García.

Benjamín Prieto Valencia (Cuenca, 1975), presidente del PP de Cuenca desde 2012 y, en esta legislatura que termina, de la Diputación provincial, es el cabeza de lista por Cuenca de esta formación a las elecciones autonómicas. He aquí sus respuestas a un cuestionario contestado por correo electrónico.

¿Por qué cree que la ciudadanía debería votar al PP?

Las razones por las que los ciudadanos pueden seguir confiando en el PP son más que claras. Hemos conseguido, partiendo de una situación de ruina, que nuestra región vuelva a tener un futuro. No ha sido fácil gestionar una Comunidad con las cifras de endeudamiento que la nuestra tenía en 2011 y, aun así, el Gobierno de la presidenta ha pagado a todos aquellos empresarios a los que se les debía dinero, manteniendo intactos servicios básicos como la educación y la sanidad.

Defiende la gestión de Cospedal, pero la que acaba ha sido la legislatura en la que más se ha recortado. Y Cuenca ha sido una de las provincias más perjudicadas con el cierre de más de 30 escuelas rurales y la pérdida de cartillas y servicios en el hospital. ¿No cree que las consecuencias de esos recortes van en perjuicio del bienestar de cientos de ciudadanos?

Los ajustes que se han tenido que llevar a cabo durante estos cuatro años han sido necesarios, como le decía, para frenar una dinámica que nos conducía de cabeza, precisamente, a que esos servicios básicos que menciona no se pudieran mantener. No voy a desglosarle paso a paso las políticas sanitarias y educativas que en estos cuatro años ha llevado a cabo la Junta de Comunidades, pero sí voy a mencionar algún dato significativo. El anterior gobierno socialista dejaba una deuda en los centros de salud de 77 millones de euros y en las farmacias de 400 millones de euros, que ha habido que pagar, obviamente. Se han reducido las listas de espera considerablemente con la utilización de nuestros propios profesionales, es decir, realizando, por ejemplo, la mayor parte de las cirugías en las jornadas ordinarias. El gasto en horas extraordinarias alcanzaba entre 2009 y 2010 los 117 millones de euros y la deuda con la sanidad privada los 200 millones de euros, que, le reitero, ha habido que pagar. En cuanto al hospital, el sistema de cartillas es el puesto en marcha y heredado de los gobiernos socialistas.

En esta legislatura, en el hospital de Cuenca, por ejemplo, se ha abierto un nuevo quirófano, renovado la flota de coches y habilitado habitaciones individuales en determinadas especialidades, además de ponerse en marcha proyectos como el de detección precoz de cáncer de colon. En educación, con el traslado de alumnos a sus centros de cabecera, en vez de seguir sus enseñanzas en aulas unitarias, hemos conseguido reducir a más de la mitad el índice de fracaso escolar, que estaba en el 70% en este tipo de aulas. Quiero recordar que las aulas que no se han mantenido son las que contaban con menos de 11 alumnos, que los niños se desplazan a colegios cercanos, con transporte escolar gratuito, han ampliado sus horas lectivas y han podido interaccionar con otros niños de su misma edad. Desde el Gobierno de la presidenta Cospedal se ha apostado firmemente por el plurilingüismo, la Formación Dual y proyectos innovadores que ayuden a erradicar el fracaso y el abandono escolar temprano.

 

En el PSOE le acusan de callar ante los recortes que ha sufrido la provincia. No sé si en privado se opuso o intentó evitar el cierre de más de treinta escuelas rurales, entre ellas la de Fuentelespino de Haro, de donde es alcalde…

El PSOE sí tendría por qué callar y desde luego ha callado ante los ciudadanos cuando nos llevaba de cabeza a la ruina y, lo que es más grave, aún no ha reconocido sus errores ni ha dejado entrever un atisbo de arrepentimiento ante el terrible daño que hizo a nuestra región, despilfarrando el dinero de nuestros ciudadanos. Es cierto que un alcalde quiere para su pueblo lo mejor y debe respetar las decisiones de sus vecinos. En Fuentelespino, la mayoría de las familias con niños en edad escolar han decidido que lo mejor para sus hijos es que puedan compartir juegos y enseñanzas con otros niños de su misma edad en un centro educativo cercano al pueblo. Y eso, como digo, hay que respetarlo.

En la Serranía de Cuenca critican que no se hayan abierto las residencias de mayores. ¿Qué le diría a estos alcaldes?

Supongo que se refiere a unos edificios, tres en concreto, que el anterior gobierno socialista dejo sin terminar. Yo invitaría a los ciudadanos que no lo hayan hecho, por ejemplo, a darse una vuelta por lo que iba a ser precisamente una residencia, en Beteta, y que comprueben su estado después de haber invertido en ella los anteriores gobiernos socialistas más de 6 millones de euros. Este es un ejemplo claro del despilfarro y de la falta de previsión de la gestión socialista.  

En los últimos años Cuenca ha perdido casi 15.000 habitantes. En parte puede deberse a la supresión de servicios y a la escasez de oportunidades para encontrar un empleo. ¿Le preocupa?

La pérdida de población, como bien apunta, lleva siendo un problema en nuestra provincia desde hace demasiados años. Me preocupa y mucho. Por ello, tanto desde el Gobierno regional como desde el provincial que yo presido, estamos poniendo todo de nuestra parte para, efectivamente, llevar y llegar a la confluencia en la que la generación de oportunidades de empleo sirva no solo para que nuestros habitantes se queden, si no para que vengan de otros lugares. Desde órganos como el Senado se están estudiando todas las perspectivas posibles que este problema nos plantea y tenemos que ser las instituciones, regional y provincial, ayudados por el Gobierno de España, los que generemos soluciones.

¿Qué políticas cree que deben hacerse para mantener la población en la provincia y generar empleo?

Estamos centrados en algo fundamental que es aprovechar, y enseñar a hacerlo, los recursos que tenemos. Contamos con una región y una provincia que, por ejemplo, tiene un sector agroalimentario competitivo, de primer nivel, que vende en todo nuestro territorio nacional y exporta fuera de España. Este es uno de los baluartes en los que puede asentarse el objetivo de fijar población. Otro, sin duda, es el turismo. Cuenca y su provincia cuentan con el potencial necesario para atraer a un gran número de visitantes, pero hay que seguir trabajando en ello. Desde la Diputación hemos llevado a cabo, mediante el Plamit, una importante rehabilitación de patrimonio, orientado siempre a poder ofrecer una mejor imagen de nuestra provincia o incluso a que se pueda disfrutar de nuestro patrimonio con opciones novedosas (como por ejemplo dormir en la ciudad medieval de Moya, en una hospedería que estamos terminando), hemos incidido en la formación y también en la sensibilización de nuestros habitantes en esta materia. En un sector tan competitivo como el turístico siempre hay que estar trabajando e innovando.

El turismo está ganando cada vez más peso en España. ¿Qué destacaría de lo hecho en estos cuatro años por parte del Gobierno regional y de la Diputación que ha presidido y qué más cree que se puede hacer para intentar incrementar el número de turistas que nos visitan?

Los gobiernos regional y provincial de la Diputación han tenido muy claro, desde el inicio de la legislatura, que el turismo es uno de los grandes recursos de nuestra tierra. No hemos parado ni un solo momento de promocionar Castilla-La Mancha y Cuenca y, de lo más importante, apoyar a los empresarios que se dedican a este sector. Nos hemos consolidado como un destino turístico único que ofrece a nuestros visitantes un variado espectro de posibilidades, desde Ciudades Patrimonio, parajes naturales espectaculares, actividades deportivas y culturales… Por ello nos estamos preocupando especialmente de acudir a ferias del sector, de campañas publicitarias, de promocionarnos en redes sociales o de rehabilitar y adecuar nuestro patrimonio e instalaciones. En el caso de la Diputación, sin ir más lejos, estamos gestionando el Parque Arqueológico de Segóbriga, impulsándolo con numerosas actividades y adecuando un espacio para que pueda dotarse de más contenido. Además hemos instalado una iluminación que lo haga visible de noche.

El ATC puede generar oportunidades, pero también ser contraproducente para la promoción del sector agroalimentario y del turismo. ¿Cómo lo ve usted?

El ATC es el proyecto de mayor inversión y envergadura que se ha acometido en toda la historia de nuestra región. Ciertas personas han aprovechado algún partido político o asociaciones para mentir descaradamente sobre la construcción de esta infraestructura e intentar confundir a los ciudadanos sobre sus consecuencias en nuestro territorio. Voy a ser muy breve. El ATC está creando y creará puestos de trabajo, es una instalación extremadamente segura, la están materializando grandes profesionales y es necesaria, como en otros países europeos que tienen este tipo de infraestructuras, sin ir más lejos Francia, para que nuestro país no tenga que recurrir a otros países a llevar el combustible gastado y pagar por ello. No va a tener la más mínima repercusión negativa, estoy seguro, sobre ningún sector. Además, nos va a situar a la provincia de Cuenca como un referente internacional en el estudio y tratamiento de combustible nuclear gastado.

Con el surgimiento primero de Podemos, luego de Ciudadanos, parece que el Parlamento Regional tendrá representantes de otros partidos distintos a PP y PSOE. ¿Cree que eso es bueno para la democracia?

El sistema democrático español tiene la grandeza de permitir a los ciudadanos concurrir a las elecciones en formaciones políticas. Creo que lo importante para gobernar y para la democracia, obviamente, es que un partido político cuente con un buen programa y con una experiencia de gobierno que haya demostrado mediante una gestión acertada. Solucionar problemas y garantizar el futuro de nuestra región y de los ciudadanos, esas deberían ser las máximas de los partidos políticos, no el gastar por gastar, el proponernos como ejemplo gobiernos dictatoriales o  el estar sujeto a la improvisación y las ocurrencias disparatadas.

¿Y ve posibilidades de pactar con estas nuevas formaciones?

En primer lugar, creo más prudente esperar al próximo 24 de mayo, día en el los castellano manchegos hablaremos a través de las urnas. Pero si tengo que decirle que una de las máximas de cualquier sistema democrático es el consenso y el buscar lo mejor para el interés general.

En su caso concreto, ¿se ve más en Toledo que en Cuenca en la próxima legislatura?

Me veo defendiendo la provincia de Cuenca desde y en cualquier sitio.

José María Martínez, número 5 en la candidatura regional del PP, decía recientemente que se identificaba con muchas cosas del PP, pero no con Bárcenas. ¿Usted?

José María Martínez es uno de los activos más importantes que hemos incorporado a nuestra candidatura al Ayuntamiento de Cuenca y a las Cortes Regionales. No tengo que explicar a nadie cuál es su trayectoria y lo que ha tenido que luchar y sigue haciéndolo para conseguir sus metas. En el Partido Popular tienen cabida todos aquellos que batallan sin complejos por una sociedad más justa y más igual, desde la reivindicación y el respeto. Me identifico con quienes desde la honradez y la honestidad aportan a nuestro partido, a nuestra sociedad, su granito de arena para avanzar unidos y complementándonos. Creo que respondo a su pregunta…

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha