eldiario.es

Menú

Castilla-La Mancha trabaja en un plan de fomento de la energía geotérmica

Repartidores de costes, nueva medida de ahorro energético en el lote de ayudas para el fomento de las renovables y el ahorro

La Junta aprobará en breve un nuevo bloque de subvenciones que también incluye la instalación de calderas no contaminantes

Hasta la actualidad, se han tramitado más de 1.300 ayudas de las medidas para alumbrado público, auditorías, autoconsumo eléctrico y fomento de la movilidad sostenible

- PUBLICIDAD -
Ejemplo de instalación geotérmica en una bodega / Vitivinicultura.net

Ejemplo de instalación geotérmica en una bodega / Vitivinicultura.net

El fomento de las energías renovables y el ahorro en el consumo energético fueron los objetivos que se marcó el Gobierno de Castilla-La Mancha cuando aprobó el pasado mes de enero los tres primeros bloques de medidas de eficiencia energética. Subvenciones para mejorar el alumbrado público, para la realización de auditorías eléctricas, para impulsar el autoconsumo y las energías renovables en particulares y administraciones, y para la compra de vehículos eléctricos o transformaciones de motor, completaron esta primera partida. De la experiencia de estas medidas, la Junta ha extraído conclusiones como la necesidad de impulsar energías menos extendidas como la geotérmica –aquella que se nutre del calor del interior de la Tierra- para lo que está elaborando un plan regional.

Además, la Consejería de Economía, Empresas y Empleo apuesta por un segundo bloque de ayudas para la instalación de calderas no contaminantes, entre las que también se incluyen medidas para la instalación de repartidores de costes en las comunidades de vecinos. Con motivo de la actual Semana de la Energía, el director general de Industria, Energía y Minería, José Luis Cabezas, ha realizado un balance de esta batería de proyectos, dentro de los cuales actualmente se han tramitado más de 1.300 ayudas, con una inversión total de casi 5 millones de euros.

Según ha detallado a eldiarioclm.es, el nuevo bloque se aprobará este mes y estará destinado a subvenciones para la instalación de calderas de calefacción que sean eficientes energéticamente y también de ventanas en viviendas particulares, que sirvan para el aislamiento térmico de las temperaturas. Estas ayudas estarán dotadas con 1,5 millones de euros e incluyen como novedad facilitar a las comunidades de vecinos la posibilidad de instalar repartidores de costes. El objetivo es sustituir los contadores comunes y que los particulares puedan conocer el consumo individual en cada edificio, una medida “muy sencilla y con poco coste” que permite incentivar y promover el ahorro energético. 

Dentro de las ayudas ya concedidas, en el bloque aprobado en enero para alumbrado y auditorías, las solicitudes de ayuntamientos y pymes han sido 192. De las mismas, 166 proceden de consistorios municipales entre auditorías e inversiones, y 26 de empresas. El director general estima que casi todas se concederán aunque dependerá de si la inversión realizada por los solicitantes se realiza de forma adecuada.

Casi 1.000 ayudas solicitadas para combatir el 'impuesto al sol'

En cuanto al bloque del fomento de las renovables, que se aprobó para combatir el ‘impuesto al sol’ del Gobierno de Mariano Rajoy, ha habido un total de 915 solicitudes, concretamente 444 para el uso de biomasa, 442 para fotovoltaica y éolica, y tan solo 22 para energía geotérmica. Según José Luis Cabezas, este última fuente de energía es menos conocida, motivo por el que la Junta está trabajando en la elaboración de un Plan de Geotermia para Castilla-La Mancha, en paralelo a la estrategia regional para el uso de la biomasa, que actualmente elabora la Consejería de Medio Ambiente. La fórmula será básicamente la misma: una zonificación de la región para determinar qué territorios de la comunidad autónoma son “más viables y con más posibilidades de éxito”. Está previsto que este nuevo proyecto vea la luz en un año y medio.

En cuanto al tercer bloque de ayudas, el referido al fomento del uso de vehículos eléctricos, híbridos y los que se transforman a gas, y que está dirigido a ayuntamientos, empresas y particulares, ha habido un total de 201 solicitudes, la mayor parte de personas individuales. En este punto, el director general de Energía resalta la necesidad de seguir divulgando la movilidad sostenible entre las empresas con “diferentes formas de contribuir a que sean más competitivas y a la vez menos contaminantes”, sobre todo en aquellas donde el factor energético es fundamental.

Y aparte de estas medidas, el Gobierno regional también trabaja actualmente en la implantación de medidas de ahorro y eficiencia energética de los más de 1.000 edificios públicos de la Junta. La idea es ser “ejemplarizantes” para que la ciudadanía se acoja a las medidas aprobadas. José Luis Cabezas opina que se está avanzando notablemente en el cambio de modelo energético en España, y que la región “no se puede quedar atrás en el desarrollo de las renovables”, un proceso “lento” pero que "terminará implantándose en un periodo de entre 10 y 15 años”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha