eldiario.es

Menú

Condenado el alcalde de Yuncos a siete años de inhabilitación

La Audiencia Provincial de Toledo ha confirmado la sentencia para el actual alcalde, Gregorio Rodríguez, de siete años de inhabilitación de todo cargo o puesto público.

El tribunal considera probado que el alcalde levantó cinco multas de aparcamiento a un amigo.

- PUBLICIDAD -
Gregorio Rodríguez, alcalde inhabilitado de Yuncos (Toledo), en declaraciones para La Sexta / Foto: PSOE Yuncos

Gregorio Rodríguez, alcalde inhabilitado de Yuncos (Toledo), en declaraciones para La Sexta / Foto: PSOE Yuncos

La Audiencia Provincial de Toledo ha ratificado la pena impuesta de siete años de inhabilitación en cargo público a Gregorio Rodríguez, actual alcalde de la localidad de Yuncos (Toledo), por levantar cinco multas de aparcamiento de la Policía Local a un amigo, como considera probada la sentencia del caso. La Audiencia ha desestimado el recurso presentado por el actual alcalde que deberá dejar su cargo, al que llegó tras ganar las elecciones de 2011 con el Partido Popular y que ejerce desde 1999.

Concretamente se le impone esa pena de inhabilitación especial por un delito probado de prevaricación, al eliminar dichas multas entre 2006 y 2007, según señala el Auto judicial, "sin que ni siquiera lo pidiera el multado".

Entre el texto del recurso presentado por Gregorio Rodríguez, había alegaciones como que el multado "había parado un momento a comprar el pan", unas alegaciones que por otra parte solo había presentado el alcalde y no constaban ni en las declaraciones de la Policía local ni siquiera del multado. También se escudaba para eliminar esas multas en que sospechaba que existía acoso policial hacia esa persona, algo que también ha desestimado íntegramente la justicia puesto que no se tomó ninguna medida de haber sido así ni se había mencionado nada al caso en el juicio por el asunto.

"No puede, sin violentar gravemente la seguridad jurídica y la igualdad con otros ciudadanos, quitar multas porque le viene en gana o porque el multado es amigo, o porque le conviene a efectos políticos", dicta la sentencia, muy crítica con la actitud del alcalde que sabía que no podía eliminar esas multas puesto que no es su potestad. "No hay expediente, no hay informes de los agentes, no hay resolución motivada, y en último caso, la multa se quita incluso sin que lo pida el ciudadano sancionado", señalando la flagrante irregularidad cometida por Gregorio Rodríguez.

Las cinco multas son a la misma familia (cuatro a una persona y la otra a su hijo) y por faltas de aparcamiento y para eliminarlas el alcalde no presentó ningún documento ni informe, ninguna argumentación o justificación y de hecho no se señala el por qué de su retirada por parte del primer edil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha