eldiario.es

Menú

ENTREVISTA | María Díaz

“La Constitución debe blindar la financiación autonómica para que no pueda usarse como moneda de cambio”

La vicepresidenta primera de la Cortes y número dos de Podemos en la región hace balance de sus primeros meses como diputada

Sostiene que Podemos no eludió el ‘marrón’ de la gestión: “Adaptarnos a una Consejería habría necesitado un tiempo que se habría perdido para la ciudadanía”

“Nosotros no hacemos políticas de pobres sino garantistas”, defiende, frente a las acusaciones de Cospedal que apuntó que PSOE y Podemos “quieren que la gente este mal” y por eso recurren a “subvencionar”

"De momento no está en mis intenciones ser candidata a la Alcaldía de Toledo"

- PUBLICIDAD -
María Díaz (Podemos), vicepresidenta primera de las Cortes de Castilla-La Mancha

María Díaz (Podemos), vicepresidenta primera de las Cortes de Castilla-La Mancha

María Díaz, albaceteña afincada desde hace años en Toledo es la vicepresidenta primera de las Cortes de Castilla-La Mancha desde el pasado mes de agosto. Asumió el cargo para sustituir a su 'jefe', el líder de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina cuando este entró a formar parte del Gobierno de Castilla-La Mancha en calidad de vicepresidente segundo de la Junta. 

Nos recibe en su despacho en las Cortes para hablarnos de los poco más de cien días que lleva en un cargo que compagina con la Secretaría de Organización y Programa de la formación morada en la región. 

¿Qué balance hace de sus primeros meses en el Parlamento castellano-manchego?

No se pueden entender, probablemente, sin septiembre de 2016. Me refiero a la ruptura del acuerdo de investidura por motivos que yo creo que a estas alturas todo el mundo conoce. A partir de ahí se produce un momento de inflexión. La falta de diálogo, de llegar a acuerdos, nos llevó a no aprobar los presupuestos... Nuestra entrada en el Gobierno regional también ha cambiado  la actividad parlamentaria.

Hago un balance positivo a pesar de que esos hitos puedan leerse como negativos. Tuvimos que pasar por eso para darnos cuenta de que el camino es el diálogo y que el PSOE no puede seguir solo en ese camino. Si seguimos por la vía del entendimiento podemos conseguir muchas cosas para Castilla-La Mancha

Nada más llegar usted al Parlamento la presidenta del Grupo del  PP  llamó a los miembros de Podemos “delincuentes” y “pederastas”…

Sí, llevaba muy pocos días como diputada. No fue fácil. No estoy acostumbrada a la bronca ni al ‘hooliganismo’ parlamentario o político, ni en la vida. Son palabras muy gruesas y, además, mentira. Creo que el Parlamento no se merece esa actitud que desde la entrada al Gobierno de Podemos está teniendo el Partido Popular. El ruido, la algarabía…Pero propuesta política muy poquita.  Los castellano-manchegos no se merecen ni ese de tipo de instituciones ni de políticos. Luego no nos puede sorprender que haya desafección política cuando uno a lo que se dedica es al insulto, al jaleo, a la queja continua, y nada a la propuesta

¿Formalizó finalmente una demanda judicial contra la diputada del PP, Ana Guarinos?

Se estuvo estudiando por parte de los servicios jurídicos de Podemos. No es una cuestión que me afecte personalmente, sino a muchos militantes que se sintieron heridos. Se dejó en manos de los servicios jurídicos a nivel estatal y con ello están.

La relación con el PP ha sido muy tensa en estos primeros meses. ¿Por qué llamó ‘machirulo de manual’ al ‘popular’ Carlos Velázquez durante el transcurso ‘aparentemente normal’ de una Comisión en las Cortes regionales?

Aparentemente normal sí. Ha llegado un punto en el que se normalizan ciertas expresiones por parte de los hombres y no lo son. Lo que ocurrió en esa Comisión fue el colofón de algo que venía sucediendo desde mi entrada en las Cortes: una actitud de altivez, de superioridad, de comentarios machistas…Se podía haber materializado en otro momento. No estoy dispuesta a aceptar, por todas las mujeres, ese tipo de comentarios en las instituciones ni en ningún sitio. No me cansaré de denunciarlo.

¿Hablaron ustedes después para aclarar las cosas?

Sí, hemos tenido la oportunidad de hablar, pero eso me lo reservo para mí. Soy educadora social y creo en las segundas oportunidades, que la gente puede cambiar en algunas cuestiones. No es solo por mí. Tenemos que combatir los micromachismos que también se dan en el lenguaje y hacerlo públicamente. Con palabras más o menos acertadas, es una responsabilidad que tenemos las mujeres y las que estamos en política más. Lo haré siempre. Es de justicia.

La entrada de Podemos al Gobierno "ha acelerado" algunas medidas

Poco más de 100 días del nuevo Gobierno regional PSOE-Podemos ¿Cómo valora la gestión?

De forma muy positiva. La entrada de Podemos al Gobierno ha permitido que se aceleren ciertos procedimientos o medidas paralizadas como el Plan Podemos, el Plan Integral de Garantías Ciudadanas. Hay un gobierno con dos almas, con dos ritmos, que se complementan. Se han producido muchos avances y esperamos que sea ley lo antes posible. Hablamos de garantizar a la gente un hogar, los suministros eléctricos o una renta y no podemos esperar  más tiempo.

Avances también en participación que es un derecho constitucional y nos ha costado mucho darle cumplimiento. No solo con una Dirección General. Esperamos que la Ley de Participación Ciudadana llegue pronto a las Cortes regionales.

¿Por qué aceptó Podemos funciones de coordinación y/o representación frente a otras más ejecutivas como pudiera haber sido estar al frente de consejerías como Bienestar Social?

No queríamos generar la típica crisis de gobierno asumiendo una Consejería. No veníamos a hacer lo que otros no habían hecho o no habían hecho del todo sino a gestionar nuestras propias políticas y a acelerar lo que le acabo de comentar. Asumir una Vicepresidencia Segunda, con competencias en participación, en transparencia, en relaciones institucionales y una Consejería para gestionar el Plan Podemos era la manera más acertada.

No estábamos dispuestos a gestionar lo que otros no habían hecho, a mejorarlo o empeorarlo. Ese era el compromiso y es una virtualidad que lo que hemos defendido en el Parlamento lo podamos demostrar en la gobernanza.

¿Y eso no puede dar la sensación de que han buscado ustedes más un escaparate para Podemos que mojarse realmente en la gestión y dejarle el ‘marrón’ al PSOE?

Hacemos políticas diferentes, innovadoras. No, no es dejar el marrón de la gestión. Es que después de dos años y pico de legislatura resulta complicado entrar en una Consejería que mueve mucha gente, que es muy grande y en la que necesitas un tiempo de adaptación. Todo ese tiempo se hubiera perdido para la ciudadanía. Creo que es una actitud responsable. Se puede llegar a acuerdos y gestionar desde otro lugar. Quien le quita importancia a la Vicepresidencia Segunda o a la Consejería de Coordinación del Plan de Garantías no ha acabado de entender que sí que hay mucho contenido. Es otra forma de pensar la política. Entiendo que sea difícil de comprender pero no me gusta que se le reste importancia a lo que se está haciendo.

¿Viajes al extranjero, por ejemplo, como el reciente a Lisboa?

Sí. Y se van a repetir seguramente a otros sitios. Cuando hemos entrado hemos dicho que queremos lo  mejor para Castilla-La Mancha de otras comunidades autónomas y países. Uno no tiene que tener ningún miedo a ir a otros sitios y ver qué experiencias se están llevando a cabo para aprender de políticas innovadoras, de la gestión de otros. Es también exportar las cuestiones importantes que estamos haciendo en Castilla-La Mancha. En Lisboa ha habido mucho interés por el Plan Podemos y la futura ley.

El vicepresidente se ha ofrecido a dar explicaciones en sede parlamentaria de estos viajes. Supongo que también sobre sus costes…

Así es. No me consta ninguna petición de comparecencia sobre este tema. No tenemos problema en ser transparentes. No tenemos nada que esconder. El coste es muy barato. No vamos en primera clase ni a hoteles de cuatro o cinco estrellas. Viajamos de forma humilde y tenemos claro que se puede viajar, aprender y hacer política sin que supongan grandes costes como ha ocurrido en otras ocasiones.

Dice Cospedal que ustedes y el PSOE trabajan para que “la gente esté mal”, entre otras cosas porque aplican políticas de subvención

No sé si  esas declaraciones me causan más risa o más pena. Que alguien como la señora Cospedal diga eso, que queremos hacer daño a los ciudadanos por ofrecerles ayudas o subvenciones…Es que es disparatado. Estoy de acuerdo en que las políticas sociales no pasan solo por las subvenciones. Nosotros no hacemos política de pobres, sino desde los derechos, políticas garantistas.

Invito a la señora Cospedal a leerse el Plan Podemos, quizás aprenda algo. Hablamos de medidas integrales, más transversales. Quizá hay que preguntarle qué le parece que el Plan Contra la Pobreza Energética, que fue idea de Podemos, haya permitido reducirla en cinco puntos en nuestra región. Si eso no es ayudar a la gente…Igual piensa que los recortes que ella llevó a cabo sí que ayudan.

María Díaz, el 11 de agosto de 2017, tomaba posesión de su escaño en las Cortes regionales

María Díaz, el 11 de agosto de 2017, tomaba posesión de su escaño en las Cortes regionales Foto: Podemos Castilla-La Mancha

“Estamos deseando aprobar los presupuestos”

¿A Podemos le  convencen los Presupuestos regionales para 2018?

Sí, claro que nos convencen. Entre otras cosas porque la diferencia con los anteriores es que hemos estado negociando día a día. Afinando en cada partida. Estos presupuestos vienen a reflejar muchas medidas concretas de Podemos que tienen traducción presupuestaria. Que aumente en 20 millones la del Plan de Garantías es una muestra de esa negociación. Ahora solo quedan pequeños matices vía enmiendas.

No son nuestros presupuestos. Seguramente cambiaríamos muchas más cosas pero cuando uno dialoga y comparte acción de gobierno, el acuerdo siempre implica ceder por ambas partes.

Entiendo entonces que les convencen tanto como para darles su apoyo  sin sorpresas…

(Risas) No somos de adelantar lo que puede pasar en sede parlamentaria. Vamos a ver cómo transcurren las comisiones de presupuestos la semana que viene, nuestras enmiendas y qué aceptación tienen por parte del PSOE y ¡ójala! por parte del PP. Pero todo apunta a que cuando algo ha sido pactado y trabajado durante muchos meses, no tiene por qué haber ningún problema. Estamos deseando aprobar los presupuestos.

¿Qué considera imprescindible en la reforma de la financiación autonómica?

(Risas) Es una buena pregunta. Creo que lo imprescindible es un equilibrio entre las distintas comunidades autónomas, que no se utilice como moneda de cambio, con los cupos que todos conocemos y que, dependiendo de momentos políticos se han usado para que ‘me apoyes o me dejes de apoyar’. Eso no puede ser. Tiene que partirse de la solidaridad entre comunidades autónomas. Ha de ser proporcional. Hay un gran debate que abrir para que la financiación realmente llegue a los ciudadanos.

Me parece más importante que en un nuevo proceso constituyente la financiación autonómica, tal y como está en Alemania, pudiera blindarse en la Constitución para que nadie pueda utilizarla como moneda de cambio.

Hablando de la Constitución, ¿ve posible una reforma?

Si estamos hablando de una reforma que venga  modificar uno, dos o tres artículos, Podemos nunca ha estado de acuerdo. Todos sabemos cómo se han hecho algunas reformas, con alevosía y nocturnidad como la del artículo 135, sin contar con nadie. Eso no puede volver a suceder. Hay que abrir un proceso constituyente en el que no solo sean partícipes los partidos políticos sino la sociedad española. Ha habido un clamor.

Hay gente que no se siente identificada con el marco de convivencia que nos dimos hace muchos años. Yo misma soy de una generación que no pudo votar esa Constitución que ha traído muchas cosas buenas pero que no puede ser algo grabado en piedra, que no pueda tocarse. Ahora es el momento de abrir el proceso desde la tranquilidad, el diálogo y la  participación de la sociedad civil.

Hablando de normas fundamentales, lo que parece es que se ha desinflado es la  reforma del Estatuto de Autonomía y de la Ley Electoral

Nosotros seguimos apostando hasta el final porque eso pueda llevarse a cabo.

Pero no ha habido avances en los últimos meses…

No porque es verdad que hemos estado con una actividad parlamentaria frenética, con dos presupuestos seguidos. Ha complicado atender esa cuestión. Todavía nos queda tiempo para poder iniciar, al menos, esa reforma que es esencial y que debe ir de la mano de una reforma electoral. Hay que blindarla en el Estatuto para que no llegue cualquiera, como la señora Cospedal, y la cambie, aunque creo que le salió un poco mal. Que nadie la utilice para su propio beneficio.

¿Cuál sería su sistema ideal? ¿Más o menos diputados?

Hablaría de una horquilla de diputados, no tenemos un número concreto que debe formar parte del debate. Lo que está claro es que hubo recortes en la época Cospedal hasta en el Parlamento. Tenemos menos diputados que algún ayuntamiento de España. Hay que tomar referencia a parlamentos como Extremadura, Castilla y León. El número no es lo importante sino tener un parlamento más proporcional, representativo y plural. Ahí está la clave.

En 2018, a vueltas con el sueldo de los diputados

¿Cuáles son las prioridades legislativas de Podemos para 2018 en el ámbito parlamentario?

Me gustaría empezar el año, y así lo he trasladado al presidente y al vicepresidente segundo de las Cortes, con la reforma del Reglamento de esta Cámara. Por ejemplo para definir cómo incluimos una mayor participación ciudadana. Ya pusimos como experiencia piloto el escaño ciudadano y tuvimos que hacerlo a través de internet. La idea es que no pase por los diputados, sino que se convierta en realidad y los ciudadanos puedan venir y preguntar. Seguramente no será fácil, hay que establecer el mecanismo.

Los sueldos de los diputados será un tema en cuestión. O cómo se organizan los debates porque es curioso que a veces quien propone el debate es el último que sale a defenderlo y el resto de grupos salimos a ciegas sin saber la línea a debatir.  Después la Ley de Vivienda, la Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género, la de Participación Ciudadana…

¿En qué sentido quieren hablar de los sueldos de los diputados?

Siempre hemos defendido que si un diputado dedica el cien por cien de su tiempo a las Cortes tiene que tener un sueldo digno, en torno a los tres salarios mínimos interprofesionales. No se trata de que yo diga cantidades pero que se aproxime al de un funcionario, un servidor público porque si queremos dignificar la política y que cualquiera pueda dedicarse a ella y no solo el que se lo pueda permitir, soy partidaria de debatir sobre sueldos.

Ha sido usted elegida miembro del Consejo Social de la UCLM en sustitución de José García Molina.  Al margen del control económico interno…¿Ve conveniente  una fiscalización externa de la UCLM tal y como ha sugerido el Tribunal de Cuentas?

Siempre hemos coincidido en esta cuestión. Ya se presentó una enmienda en los anteriores presupuestos y nos abstuvimos porque hicimos una llamada al entendimiento, para que la UCLM y la Junta estableciesen los mecanismos de esa fiscalización. Todo el dinero público debe fiscalizarse. Debe hacerse así con la parte que la Junta destina a la universidad sin interferir en su autonomía.

"De momento no está en mis intenciones ser candidata a la Alcaldía de Toledo"

¿Será usted candidata a la Alcaldía de Toledo?

¿Yo? No. Rotundamente no. Sí que es verdad que con algunas personas de otros partidos he dicho: ‘Si tú te presentas yo también’ pero siempre ha sido en tono de broma. Ahora estoy en la política regional. A Toledo lo amo aunque no sea de aquí, pero de momento no está dentro de mis intenciones.

¿Qué calendario manejan de cara a la organización preelectoral?

El pasado sábado se reunió el Consejo Ciudadano Regional. Estamos trabajando sobre todo en las municipales de 2019 y no tanto en clave autonómica. Pensamos que para ser fuertes hay que empezar por abajo trabajando desde nuestras distintas estructuras. Ahora empiezan a funcionar las coordinadoras provinciales donde se agrupan los círculos y ya trabajan en esta línea.

¿Con posibles alianzas con otros partidos políticos?

Sí… ¿Por qué no? Nunca lo hemos rechazado. Hemos sido partidarios de todo lo que sea unir esfuerzos para hacer políticas de otra forma y que partan del debate y del diálogo. Veremos en qué se materializa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha