eldiario.es

Menú

Denuncian que el Ayuntamiento de Almansa costeó los gastos de la selección de personal de GibaCars

El alcalde de Almansa aseguró, en su momento, que "no había costado ni un euro" al Consistorio

El Ayuntamiento ni confirma ni desmiente la información de la denuncia de IU-Los Verdes porque el tema "queda en el pasado"

- PUBLICIDAD -
Cola para las entrevistas de trabajo

Cola para las entrevistas de trabajo Foto: Gibacars Almansa

Izquierda Unida- Los Verdes denuncia que el Ayuntamiento de Almansa (Albacete) costeó parte de los gastos de selección de personal que llevó a cabo la empresa GibaCars en abril de 2015. La denuncia de este grupo municipal se apoya en una factura de 2015 del Ayuntamiento por valor de 914,76 euros, para pagar “los servicios de información de la selección de personal” de Giba.

Con esta factura en la mano y según Cristian Ibáñez, portavoz de IU-Los Verdes en el consistorio almanseño queda demostrado que la selección de personal “la pagó el Ayuntamiento de Almansa, el alcalde pagó de las arcas municipales a personal que trabajó para Giba en la supuesta selección de los trabajadores”. Por ello se ha trasladado  la documentación al gabinete jurídico de IU para estudiar si “cambia la situación judicial de este proyecto”.

Cabe recordar que, según dijo en su momento el alcalde, Francisco Núñez, la selección de personal no le había costado al Ayuntamiento de Almansa “un solo euro”. IU-Los Verdes demostró que no había sido así con la factura de una comida que pagó el Ayuntamiento con los representantes de Giba, a lo que ahora se suma los 914 euros de la factura de la selección de personal.

Desde el Ayuntamiento de Almansa no se confirma ni se desmiente esta denuncia del portavoz de IU-Los Verdes y declinan decir nada al respecto porque consideran que el tema de Giba Holding y su relación con el municipio queda en el pasado.

El paso de Giba por Almansa

Fue en el año 2013 cuando el alcalde de Almansa, Francisco Núñez, anunciaba que Giba Holding había puesto sus ojos en la localidad para instalar una planta que generaría más de 3.000 puestos de trabajo.  El lugar donde se instalaría la empresa sería la nave de Intermarché que pasaría a ser una planta de producción automovilística, que ya tenía encargados los 5.000 primeros ‘buggies’.

Todo se precipitó en el 2015, año electoral, cuando apenas unas semanas antes de las Elecciones Autonómicas y Municipales, se realizaron entrevistas de trabajo a cientos de personas que nunca consiguieron un puesto de trabajo porque la empresa no se llegó a instalar en Almansa.

Precisamente la cercanía de las entrevistas con las elecciones fue muy criticada por partidos como el PSOE o Izquierda Unida tanto en Almansa como en otros puntos de la provincia y la región y que incluso llegaron a tachar de engaño y de estrategia electoral.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha