eldiario.es

Menú

Fomento dice que el edificio desalojado en Guadalajara reúne condiciones para la vuelta de sus ocupantes

El Ayuntamiento de Guadalajara no autorizará, de momento, el realojo porque considera que la información de la Junta "no es suficiente"

Ya se ha procedido a consolidar la escalera central, origen del problema, tras comprobar que no hay daños estructurales en el inmueble

El Consistorio ha pedido informacion a GICAMAN tras haber recibido alertas sobre posibles deficiencias y grietas en otro edificio en la calle Laguna de Taravilla

- PUBLICIDAD -
Viviendas públicas desalojadas en Guadalajara

Viviendas públicas desalojadas en Guadalajara Europa Press

La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha trasladado que las conclusiones del informe de la asistencia técnica concluyen en que: “una vez realizada la operación de consolidación mediante el apuntalamiento de la escalera central y, por tanto, eliminado el peligro asociado a su estado; el edificio reúne las condiciones para el realojo de sus ocupantes”.

Así lo ha dado a conocer la consejera tras visitar, por tercer día consecutivo, los trabajos en el edificio de la empresa pública Gestión de Infraestructuras de Castilla-La Mancha (GICAMAN) que fue desalojado en la noche del pasado miércoles en Guadalajara. Allí, también se han desplazado el delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo; el director general de Vivienda y Urbanismo, José Antonio Carrillo; o el presidente de GICAMAN, Javier Barrado.

García Élez ha explicado que ayer se mantuvo una reunión con varios miembros del Gobierno municipal y, posteriormente, a las 13 horas se registró en el Ayuntamiento de Guadalajara el informe definitivo con las conclusiones que descartaban que existieran daños estructurales en el edificio o riesgo de derrumbe.

La titular de Fomento del Gobierno regional ha recordado que ayer ya se iniciaron los trabajos de apeo de la escalera y “hoy ya se han finalizado, a expensas de que luego venga el arquitecto y certifique la obra”. Así, ha añadido que en esta actuación incluso “se han puesto más puntales de los que se exigían”, para “dar mayor seguridad, que es la prioridad”. La consejera ha dicho que “la obra está finalizada a falta de este certificado, que tendremos a lo largo de esta mañana y que registraremos, posteriormente, en el Ayuntamiento”.

Tras la ejecución de esta obra de emergencia, se continuarán haciendo los arreglos puntuales en cada vivienda, una vez que se puedan haber analizado y valorado de forma exhaustiva por parte de los técnicos y de GICAMAN. Estas obras podrían hacerse de forma paralela a la convivencia ya de los inquilinos en sus hogares.

En los mismos términos, Agustina García Élez ha continuado manifestando que también en la tarde de ayer, el Consistorio remitió su informe solicitando una ampliación de información al documento de la asistencia técnica, un trabajo que “desde la Dirección Provincial de Vivienda ya se está elaborando, para que a lo largo de esta tarde se pueda también registrar esta contestación con la ampliación al primer informe”.

A preguntas de los periodistas sobre el regreso a sus casas de los vecinos, la consejera ha dicho que “es el Ayuntamiento quien ordenó el desalojo, porque tenía competencia, y es quien tiene la competencia de ordenar que se pueda volver”, algo que se podrá obtener una vez que tengan el informe de contestación, cuando “ya está asegurado técnicamente que no pasa nada”.

La consejera de Fomento ha recordado que se sigue trabajando, en colaboración con ACCEM, en asesorar, valorar y analizar cada situación personal tras el desalojo y ha asegurado que “no se ha registrado ninguna incidencia importante”. Del mismo modo, ha reiterado que desde el primer momento ha habido información constante y continúa sobre la situación del edificio y la evolución de los trabajos a todos los vecinos y vecinas desalojados desde GICAMAN y la Dirección Provincial de Vivienda.

“Vamos a dejar trasladar a los técnicos hasta tener el certificado y a expensas de contestar al Ayuntamiento, pero los vecinos con el informe ya podrían volver a sus casas, porque el objetivo por el que estamos trabajando siempre es la garantía de que puedan volver sin ningún problema”, ha resumido.

Respecto a los trabajos menores para solucionar los desperfectos, la consejera de Fomento ha dicho que, aunque las primeras reclamaciones que se hicieron a GICAMAN al respecto fueron en 2013, “todas las de esta legislatura se han atendido o se están atendiendo”, añadiendo que "todos los problemas no son iguales ni tampoco lo son las soluciones".

El Ayuntamiento esperará a autorizar el realojo porque la información de la Junta "no es suficiente"

Mientras, el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha confirmado que los técnicos municipales iniciaron los trabajos de valoración del informe presentad por Fomento. en concreto, ha señalado, se trata de una valoración técnica-diagnóstica, las actuaciones inmediatas a realizar para paliar los problemas que motivaron el desalojo y el proyecto correspondiente. Una vez revisado por los servicios técnicos municipales el informe elaborado por la Junta, se determinó que el contenido del mismo no era suficiente para determinar el realojo de los ocupantes. “Esto no quiere decir que no esté garantizada la seguridad- destaca Román-, sino que esta circunstancia, con el informe aportado al Ayuntamiento por parte de la Junta de Castilla-La Mancha, no quedaba documentada”.

Antonio Román, hoy en Guadalajara, en rueda de prensa

Antonio Román, alcalde de Guadalajara, hoy

El alcalde, que ha mostrado el informe de los servicios técnicos municipales, ha destacado que en él se requiere al Gobierno autonómico “la justificación y aclaración del tipo de cimentación realmente ejecutada y del sistema estructural existente en la zona de la escalera principalmente afectada, ya que la información aportada no es suficiente”.

También se solicita el “proyecto de apeo provisional que defina las actuaciones que con carácter urgente se llevarán a cabo con un plan de seguimiento de las patologías detectadas”. Una vez los servicios técnicos municipales reciban dicha información y se garanticen por parte de la Junta las condiciones de seguridad y habitabilidad, “se deberá aportar por la propiedad en el plazo máximo de un mes el correspondiente proyecto de apeo y consolidación del edificio como solución definitiva”.

Antonio Román ha subrayado que “queremos que el realojo se realice a la mayor brevedad posible pero, reitero, garantizando siempre la seguridad de los vecinos. El Ayuntamiento está con una actitud plenamente colaborativa. Esto es un problema que hay que solucionar. Es responsabilidad de GICAMAN,  pero el Ayuntamiento lo que desea es que las familias vuelvan cuanto antes a sus hogares en condiciones de seguridad. Ahora mismo nos preocupan las personas y dar una solución lo más inmediata posible". 

Por último, el alcalde ha manifestado que se están recibiendo llamadas alertando de grietas y otras deficiencias en otro edificio situado en la calle Laguna de Taravilla, que tiene el mismo proyecto constructivo que el de Laguna La Colmada. Ante esto, tal y como ha señalado, “se ha reclamado a GICAMAN que se nos informe sobre la situación de seguridad del mismo”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha