eldiario.es

Menú

García-Page pide actualizar pero no revisar la Constitución del 78

El presidente pide una "mesa de diálogo constructivo" en torno a una Carta Magna que, dice, "no tiene alternativa en su esencia"

Anuncia “conversaciones” con miembros del Gobierno central, “algunas de ellas en Toledo, en próximos meses”

- PUBLICIDAD -
García-Page saluda a Pío García Escudero

García-Page saluda a Pío García Escudero EFE/Chema Moya

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha abogado por abrir una “mesa de diálogo constructivo” sobre la Constitución de 1978. Lo decía tras el acto institucional con motivo del XXXVIII Aniversario de la Constitución Española que ha tenido lugar este martes en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados, y en el que también han participados los miembros del Gobierno central, sus homólogos de Asturias, Extremadura, Galicia y Comunidad de Madrid, así como representantes de diferentes fuerzas políticas con representación en la Cámara Baja.

Conversaciones con el Gobierno central, algunas "en Toledo"

El presidente castellano-manchego sostiene que “ésta es una legislatura en la que hay que echar mucha mano del diálogo”. Aunque García-Page ha matizado que “hubiera tenido que ser siempre así”, también ha recalcado que “el diálogo nunca debe sobrar; siempre es conveniente”. En este sentido, ha apuntado a que hay suficientes “cauces” y “puentes abiertos” con el Gobierno y los grupos parlamentarios, “como para poder llegar a acuerdos” en el futuro.

Como presidente regional, ha apuntado, que “Castilla-La Mancha siempre ha sabido defender sus intereses llegando a acuerdos” y, en este sentido, ha confirmado que el Ejecutivo autonómico mantendrá “conversaciones” con miembros del Gobierno central, “algunas de ellas en Toledo, a lo largo de los próximos meses” para tratar asuntos importantes para la región que, debido a la situación política del país en el último año y medio, han tenido que esperar “más de lo debido”.

Modificar, no revisar la Constitución

Sobre el Día de la Constitución, el presidente regional ha señalado que se trata de una jornada en la que se conmemora la “autoestima colectiva”. Del mismo modo ha reconocido que existen “vientos de cambio” para “avanzar y modernizar” la Carta Magna; vientos que “pueden ser a positivo”. Eso sí, en la misma línea, también ha advertido que “la Constitución hay que aceptarla íntegramente”, incluyendo “la parte que habla de su modificación”.

Sobre este mismo asunto, García-Page, ve posible la creación de “una mesa de diálogo constructivo” ya que la “sensación de actualizar la tiene todo el mundo”, aunque eso sí, “teniendo en cuenta las cunetas” y “sin tener que saber de antemano lo que todos queremos y hacia donde queremos conducir este debate”.

Del mismo modo, el presidente regional ha asegurado que ese debate se debe abordar “sabiendo que se trata de una modernización; de una mejora; de una actualización; de un cambio, pero no de una revisión”, ya que, a su juicio, “esta Constitución no tiene alternativa en su esencia” ni en aspectos fundamentales como “nuestra definición de país”, “en nuestros derechos y obligaciones” o en la “distribución territorial del poder”. “No podemos permitir que el debate constitucional esté preñado de la ansiedad que nos ha traído la crisis”, ha enfatizado García-Page.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha