eldiario.es

Menú

Juana Caro (IU): "La moraleja del 20D es que la unión de la izquierda no puede esperar"

Izquierda Unida encabezará sólo tres listas de la nueva confluencia 'Unidos Podemos', y la valdepeñera repetirá por Ciudad Real, tras haber sido elegida en las primarias de octubre del año pasado

"Somos los que siempre hemos estado luchando desde las bases, con las camisetas puestas, defendiendo el derecho al trabajo digno"

- PUBLICIDAD -
Juana Caro, cabeza de lista de Izquierda Unida en Ciudad Real en las elecciones de 2015

UP

Juana Caro, valdepeñera, coordinadora local de la asamblea de Valdepeñas de Izquierda Unida, orientadora educacional de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Y también una de las tres personas de IU que encabezarán las listas de 'Unidos Podemos' en las próximas elecciones del 26J. Caro fue elegida como cabeza de lista en las últimas primarias celebradas por Izquierda Unida. Fue también una de las personas de IU-UP que se dirigió en marzo a Podemos, Compromís o PSOE para retomar las conversaciones entre fuerzas progresistas y "sacar adelante un gobierno al servicio de las clases populares".

Caro señala que la importancia de liderar una lista de confluencia recae en lo "histórico" del momento. "Es un orgullo y una responsabilidad grandísima. Por primera vez en mucho tiempo tenemos la posibilidad en Ciudad Real de arañar un diputado al PP", señala a eldiarioclm.es. Representar a la provincia en el Congreso de los Diputados, afirma, se traduce en llevar necesidades propias de Ciudad Real pero que también repercuten en la región y, finalmente, en todo el país: "es una labor y un compromiso por la recuperación de los derechos perdidos".

"Los cuatro años de Cospedal han pasado factura y esta región tiene que salir adelante", afirma, mientras relata situaciones como el cierre de Elcogas, "un duro golpe", al que se unen otros como el de Solaria, que han sido finalmente una pérdida en la "apuesta" por las energías renovables. Por otro lado, señala que es necesario trabajar desde una perspectiva nacional en contra de los proyectos de explotación de las llamadas 'tierras raras' y las minas de Campo de Montiel. Los objetivos se resumen, sin embargo, en la recuperación de los derechos sociales.

"Recuperar el pan, el techo y la dignidad de las personas, son problemas generales que también se viven en la región", explica la candidata. "La candidatura es de Ciudad Real, pero los problemas son provinciales y regionales y se deben llevar al Congreso", recalca. Caro se plantea el trabajo con Podemos de la misma manera que se ha hecho desde Izquierda Unida: "de equipo y grupo". En este sentido, recuerda que ya desde las últimas elecciones municipales se ha sentado con todas las organizaciones políticas así como con independientes para instar a la creación de una "gran coalición" y salir adelante. "Ahora demostramos que podríamos hacerlo".

En relación a la nueva coalición, puntualiza que es un acuerdo "de mínimos" que no sólo involucra a Podemos, sino también a otras "fuerzas progresistas" como Equo, Compromís, las Mareas o Equo, "somos un montón de gente con la que tenemos un proyecto en común". Es por esto que insta a un trabajo cooperativo, en el que destaca el papel de la mujer. "Somos un baluarte que podemos aportar mucho a las nuevas políticas. Hay que pensar a largo plazo, pensar en cuánta fuerza de la izquierda podemos conseguir en estas nuevas elecciones", señala.

A la hora de hacer autocrítica, tras los resultados del pasado 20 de diciembre, afirma que la primera lección es que "Unidos Podemos". "Si la gente se une con un proyecto común es mucho más sencillo conseguir nuestro fin. La moraleja del 20D es que la unión de la izquierda no puede esperar, y que también puede beneficiar a los cambios que se necesitan en este país", recalca Caro. La valdepeñera señala que se debe luchar contra las políticas de la derecha, que no son exclusivas del PP, sino que se encuentran también en otros partidos.

"El objetivo debe ser que las fuerzas democráticas y progresistas entren al gobierno y echar todo lo que consideremos de derecha, PP, Ciudadanos, sea cual sea la forma", recalca. Por eso, señala, es el momento de conseguir que la base "progresista real" se una, e incluye en ella al PSOE, si bien puntualiza que se deben cambiar muchas cosas. "No podemos olvidar que ellos también han aprobado políticas de derecha, como la derogación del artículo 135 de la Constitución y otras leyes que han perjudicado a los trabajadores. "Eso no son políticas de izquierdas".

Sin embargo, puntualiza que dentro del PSOE sí hay una base que puede "cambiar realmente el país" y con la que la nueva confluencia también puede trabajar. "Creo que sí podemos llegar a un 'gobierno a la valenciana', sentándonos y negociando. Hay muchas cosas que nos unen", afirma, algo que no sería tan posible con el PP. "Con ellos es mucho más lo que nos desune, pero con el PSOE tenemos muchos frentes comunes".

De cara a las nuevas elecciones, entiende el posible enfado de la gente: "Yo también estoy enfadada por tener que repetirlas. Sin embargo, es optimista, gracias al nuevo acuerdo, ya que la posibilidad de conseguir un cambio es "mayor". "Muchos nos decían en la calle que deberíamos ir juntos. Ahora lo hacemos y esa puede ser la fuerza del cambio". Además, recalca, la visualización ya está hecha: "somos los que siempre hemos estado luchando desde las bases, con las camisetas puestas, defendiendo el derecho al trabajo digno".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha