eldiario.es

Menú

Ni Madrid ni Castilla-La Mancha saben por qué no se llegaron a retirar los neumáticos de Seseña

Los consejeros de Medio Ambiente de Madrid y Castilla-La Mancha han anunciado que tienen "más palabras del futuro que del pasado" y reiteran que sólo pudieron intervenir a partir de febrero de este año

Las autonomías estiman que el fuego no se extinguirá por completo hasta que pasen, por lo menos, diez días y se mantiene la recomendación de confinamiento de los vecinos de Seseña

- PUBLICIDAD -
Columna de humo sobre la urbanización 'El Quiñón' de Seseña / Francisca Bravo

Francisca Bravo

¿Por qué no se retiraron los neumáticos antes de que ocurriera el incendio? "Esa pregunta nos la hacemos muchos. Es verdad que las dos consejerías hemos venido con más palabras del futuro que del pasado", afirmaba el consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Jaime González. Tanto González como su homólogo en Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, han afirmado que han tratado el problema desde que entraron a Gobierno en junio de este año. "Nos pusimos en contacto desde ese mismo momento todas las administraciones competentes y estuvimos de acuerdo en trabajar con el Estado y el Ayuntamiento", aseguró Gónzalez.

Las denuncias que se han interpuesto contra el responsable del cementerio de neumáticos, Victorino Villadango, son ya conocidas, tanto desde el Ayuntamiento como desde los gobiernos regionales. "Desgraciadamente ha ocurrido el incendio y lo que teníamos previsto ahora no sabemos cómo se va a poder hacer", puntualizó González. Por su parte, Martínez Arroyo ha esgrimido el argumento de que hasta febrero de este año la situación del vertedero de neumáticos era de competencia, recordando que la empresa de Villadango ha sido condenada por un delito ecológico y que acumula una "multitud" de expedientes sancionadores de la Junta de Comunidades. 

"La administración ha hecho sus papel en la medida de lo que es el papel de una consejería", aseguró el consejero de Medio Ambiente castellano-manchego, quien recuerda que es a partir de abril de 2011 cuando se determinó que los neumáticos eran bienes abandonados, y que, desde entonces, una serie de empresas se hicieron cargo del vertedero. "A partir de febrero de 2016 las administraciones autonómicas podemos entrar en la cuestión", explicó Martínez Arroyo, quien añadió que el proyecto que plantea convertir los neumáticos llegó a presentarse en Bruselas. "Es un cúmulo de circunstancias y casualidades", concluyó.

Así se expresaron ambos consejeros tras la última reunión mantenida en Toledo para asesorar el rumbo que seguirán las administraciones en relación al incendio del vertedero de neumáticos de Seseña. Ambos han negado también las afirmaciones rotundas que se han hecho respecto al origen del siniestro: "ni en Madrid ni en Castilla-La Mancha conocemos el vídeo. Hay que dejar trabajar a la Guardia Civil y esperar a que puedan valorar la situación, es cierto que no se prende con una cerilla", aseguró González, en relación a un vídeo difundido en el que, supuestamente, se pueden ver los responsables del siniestro. En este sentido, ha asegurado que los representantes de la Guardia Civil del gabinete de crisis convocado en Madrid señalaron que no se podía dar todavía información al respecto.

Por otro lado, las estimaciones de los técnicos prevén que el incendio tardará unas dos semanas en extinguirse, debido a la combustión lenta del material y la combustión interna que existe entre las grandes acumulaciones de neumáticos. Actualmente trabajan 18 bomberos en la zona. La Junta de Castilla-La Mancha ha querido enviar un mensaje de tranquilidad, afirmando que la medida del confinamiento se mantiene como una de "extrema" prudencia en el barrio de 'El Quiñón' y que durante el día se aprobará o no la vuelta de los niños al colegio de la urbanización, según los datos que entreguen los técnicos de la Junta de Comunidades.

Finalmente, en relación a la calidad del aire, ambas administraciones han asegurado que la calidad del aire se ha ido midiendo durante el fin de semana en todas las unidades fijas disponibles en las cercanías del incendio, pero también a través de una Unidad Móvil del Instituto Carlos III de Madrid en Aranjuez, según la dirección del viento, y también captadores de partículas en Seseña. Además, en la localidad toledana se instalará otra unidad móvil para controlar los compuestos orgánicos volátiles y controlar la calidad del aire a ras del suelo. De este modo, afirman que en ninguna de las estaciones hay "picos anómalos", ni en las partículas recogidas ni en los compuestos azufrados o nitrogenados, que, afirman, son los que pueden causar la irritación de las vías respiratorias en personas con problemas respiratorios o alergias. "No encontramos en este momento ninguna situación anómala y transmitimos un mensaje de calma y tranquilidad a la población", concluyeron.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha