eldiario.es

Menú

Nueva ofensiva judicial de Castilla-La Mancha contra el trasvase

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado la presentación de un nuevo recurso en contra del trasvase de 15 hectómetros cúbicos aprobado por el Ministerio de Agricultura el último viernes del pasado agosto.

El Ejecutivo ha señalado que cuando se aprobó dicho desembalse, el agua disponible en la cabecera del río Tajo ya había bajado de la "cifra límite" de los 400 hm3 que defiende el Partido Popular, por lo que consideran que se "vulneran" las reglas de explotación.

- PUBLICIDAD -
Autorizado un trasvase de 15 hm3 del Tajo al Segura para el mes de agosto

"Aunque parezca más pequeño para la cuenca receptora, es enorme para la cedente". El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, ha hecho alusión a las críticas de los regantes de Levante y Murcia que consideraron insuficiente el trasvase aprobado a finales de agosto, al ser sólo de 15 hectómetros cúbicos. El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado un recurso contra dicho desembalse, en prácticamente los mismos términos que el presentado ya en contra del de julio. La motivación, la doctrina y la proporcionalidad no varían del presentado la semana pasada, aunque consideran que el desembalse en sí tiene ciertos matices que se deben tomar en cuenta.

En este caso, señalan que en el momento de aprobar el trasvase, la última semana de agosto, el nivel de agua embalsada en los pantanos de cabecera ya había bajado por debajo de la cifra límite de la que hace gala el PP: los 400 hm3. "Por debajo de este, es ilegal trasvasar agua", afirmó Hernando, quien también señaló que en el día e que se publicaron las existencias hídricas sólo eran de 369 hectómetros cúbicos, es decir, 31 por debajo del mínimo trasvasable. Por esto, el Ejecutivo regional considera que se han vulnerado las normas de explotación del trasvase.

En este sentido, el portavoz de Gobierno ha señalado que el río Tajo está "exhausto" y que apenas es un "arroyo" desde su nacimiento hasta que retoma su caudal en su paso por Extremadura. Hernando ha señalado que el río "habla por sí mismo" y ha afirmado que "no puede ser de interés nacional" que se seque el Tajo. Haciéndose eco de las palabras de Emiliano García-Page de los últimos días, el portavoz castellanomanchego ha recalcado que desde que se ordenó la construcción del trasvase, no "ha habido oportunidad para dialogar". Además, el joven socialista ha calificado el memorándum como una "bandera blanca", pero puntualizando que se deben valorar la iniciativa de "defensa de los intereses hidrográficos de Castilla-La Mancha".

El Gobierno ha señalado también que valoran los "resultados notables" que ha tenido su postura, al considerar que han sido sus medidas las que han creado una "esperanza real" de encontrar una solcuión conjunta al problema del agua. En este sentido, aseguran que en "pocos años" se podrá llegar a un consenso definitivo, gracias a criterios "más técnicos que políticos". "No queremos guerra, solo queremos agua", ha repetido Hernando, quien aseguró que el Ejecutivo entiende los problemas de Murcia y de Valencia y que dichas administraciones también entienden las de Castilla-La Mancha.

En este sentido, ha asegurado que las regiones de la cuenca receptora ya no quieren "depender de un recurso tan precario" para su desarrollo económico. De hecho, Hernando ha señalado que el Gobierno de Castilla-La Mancha entiende que las comunidades reconocen que el trasvase no da de sí, basándose en la reunión sostenida recientemente por el presidente de Murcia, Pedro Antonio Muñoz, con el presidente de España, Mariano Rajoy, donde se acordó la búsqueda de soluciones alternativas, como las de las desalinizadoras. "Lo que se puede trasvasar a partir de ahora es marrón, si yo fuera murciano o valenciano me preocuparía del tipo de agua que podemos recibir", ha concluido Hernando. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha