eldiario.es

Menú

El Palacio de Velada acelera su “ruina” a la espera de convertirse en hotel y museo

Ayuntamiento y propietarios han reanudado las conversaciones para recuperar el proyecto que incluye un hotel y un museo con enseres del siglo XVIII

El nuevo alcalde, el socialista José Luis Cebadera, lamenta la “desidia” de anteriores corporaciones locales y muestra su “preocupación” por el deterioro del inmueble 

- PUBLICIDAD -
Palacio de los marqueses de Velada

Palacio de los marqueses de Velada Miguel Méndez-Cabeza

El palacio de los marqueses de Velada  en la localidad que lleva el mismo nombre, situada en el entorno de Talavera de la Reina, se deteriora a pasos agigantados. En él vivieron miembros de la familia real así como personajes como Godoy. Hasta Goya pintaría allí alguno de sus cuadros.

Hoy es una ruina. Tras cambiar de propietarios en varias ocasiones a lo largo de su historia, está muy lejos de ser el palacio que construyó el marqués de Astorga y de Velada allá por el siglo XVI. Hace unos 10 años, coincidiendo con el cambio en la titularidad del edificio comenzó a gestarse un proyecto hotelero que incluía 20 habitaciones, 17 de ellas dobles y tres suites.

Junto al hotel “de alto nivel”, del que todavía se hablaba en el año 2014, la Fundación Palacio de Velada que lo gestiona planeaba, además, incluir un museo en el inmueble con carrozas y sillas palanquín, instrumentos musicales barrocos, ropa y varios objetos decorativos. El proyecto contaba con una inversión –entre fondos públicos y privados- de 2,5 millones de euros, pero se quedó en ‘agua de borrajas’.

El Palacio cuenta con 2.000 metros cuadrados construidos y un jardín de 600 metros cuadrados y, en la actualidad, “sucumbe víctima del abandono de sucesivos propietarios y de las diferentes administraciones. Junta de Comunidades, Diputación y Ayuntamiento deberían hacer algo al respecto, que no todo son “Quijotes” y capitalidades gastronómicas en Toledo”, según publica en el blog www.lamejortierradecastilla.com, Miguel Méndez-Cabeza, vecino de Velada, médico rural y autor de varios libros relacionados con el turismo y el patrimonio.

Es un runrún en el municipio incluso en el propio Ayuntamiento. El actual alcalde,  José Luis Cebadera, lamenta la “desidia” de sus predecesores en el cargo. “Tenían que haber empujado”, asegura, para el deterioro del edificio.

 Al alcalde de esta pequeña localidad del entorno de Talavera de la Reina con poco más de 3.000 habitantes también  le “preocupa” el estado de “ruina” del edificio. De hecho, ha solicitado a los propietarios que tomen las medidas oportunas para evitar posibles desplomes en el inmueble.

Reconoce que hay conversaciones con los propietarios y también con la Junta  de Comunidades de Castilla-La Mancha para recuperar el edificio pero nada es definitivo. Cebadera, un hombre procedente de la empresa privada, comenta que  quiere poner a Velada “en el mapa” cultural y hostelero y “ganar prestigio” para su pueblo. “Ya me he ido a pedir dinero a Toledo”, comenta para este y otros proyectos.

Los propietarios, “con ilusión” a la espera de materializar el hotel

La idea de reconvertir el palacio en hotel y museo sigue en pie, explica, Carlos de Silva, presidente de la Fundación Palacio de Velada. “Somos los primeros interesados, la ilusión se mantiene” pero hasta la fecha no se ha podido llevar a cabo por distintas trabas económicas y administrativas. Entre otras, las de la anterior Corporación Municipal, que ahora esperan solventar tras reanudarse las conversaciones.

Un poco de historia

Este palacio forma parte de la historia vinculada a la Casa Real en el siglo XVIII. El infante Luis de Borbón,  hijo de Felipe V y hermano de Carlos III, se casó en  Olías del Rey (Toledo) con Mª Teresa de Ballabriga, una joven que no era de sangre real y la luna de miel la pasaron en Velada, según recoge Miguel Méndez-Cabeza.

El matrimonio pasaba largas temporadas en Velada donde nacieron y fueron bautizadas dos de sus dos hijas. Del bautizo, según Méndez-Cabeza,  quedan como recuerdo unas crismeras que el infante regaló a la iglesia de la villa.

Una de las hijas, Teresa, condesa de Chinchón, fue mujer de Manuel Godoy, el ‘Príncipe de la Paz’. Y existe un retrato suyo, obra de Goya que, se piensa, que pudo ser pintado entre el Palacio de Velada y otro de la familia en Arenas de San Pedro (Ávila).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha