eldiario.es

Menú

El PSOE apunta que Cospedal y Labrador contrataron a una empresa morosa

La empresa valenciana Arcion aparece en el listado de morosos con Hacienda con una deuda de un millón de euros. Fue contratada para una reforma en Fuensalida y también en la casa toledana de la entonces presidenta de Castilla-La Mancha

Piden al concejal de PP que explique las condiciones en que se llevaron a cabo estas contrataciones, si conocía la solvencia de la empresa “o si su contratación le fue impuesta por la presidenta Cospedal”

- PUBLICIDAD -
María Dolores de Cospedal y el candidato a la alcaldía de Toledo, Jesús Labrador. Archivo. Foto: castillalamancha.es

La viceportavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Toledo, Inés Sandoval, ha pedido explicaciones al portavoz del Grupo Municipal Popular, Jesús Labrador, sobre las informaciones conocidas estos días por la contratación, durante su etapa como consejero de Presidencia, de una empresa que aparece en el listado de morosos publicado ayer por el Ministerio de Hacienda.

Según estas noticias, siendo Jesús Labrador consejero de Presidencia y Administraciones Públicas, la Junta contrató en 2011 “mediante un trámite de urgencia y sin publicidad, que tanto ha denostado como concejal” unas obras de reforma en el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia, y el mantenimiento del inmueble y otros edificios púbicos por un valor de unos 700.000 euros con la empresa Arcion.

Ahora se ha conocido que esta compañía valenciana “que llegó a Castilla-La Mancha de la mano de Labrador”, aparece en el listado de morosos de la Hacienda Pública con una deuda de un millón de euros. Por eso, la viceportavoz ha pedido al concejal de PP que explique las condiciones en que se llevaron a cabo estas contrataciones, si conocía la solvencia de la empresa en ese momento “o si su contratación le fue impuesta por la presidenta Cospedal”.

Para el PSOE municipal, Labrador debería velar por los intereses de los ciudadanos “y conocer las condiciones de las empresas que contrata con dinero público” o, en caso de que existir otros condicionantes para la elección de esta empresa, “debe explicar con qué finalidad y para beneficiar a quién”.

Se da la circunstancia, como ha apuntado Sandoval, de que Labrador dejó la Junta de Comunidades en enero de 2012, sólo cuatro meses después de cerrar estos contratos, y que la citada entidad constructora fue la encargada de realizar obras en la vivienda toledana de María Dolores de Cospedal, entonces presidenta de Castilla-La Mancha.

“¿Qué prisa tenía por cerrar esos contratos?, ¿por qué no se hizo una tramitación ordinaria?, ¿qué otras empresas concurrieron al citado proceso?, ¿qué interés tenía el señor Labrador en que fuera esta empresa la que se encargase de las reformas de Fuensalida? Estas son preguntas que debería responder el portavoz del PP en el Ayuntamiento”, ha dicho Sandoval.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha