eldiario.es

Menú

Prisión provisional para el maderero declarado culpable por el jurado del incendio de Poyatos

Atendiendo a la reforma del Código Penal el Ministerio Fiscal rebaja la petición de pena a 15 años de prisión y 18 meses de multa

El veredicto del jurado popular da como probado que Lorenzo Ruiz Pérez estaba en el lugar y a la hora en la que se declaró el incendio

La Defensa mantiene la petición de libre absolución y avanza que, una vez se dicte sentencia, recurrirá al TSJCM

- PUBLICIDAD -
Juicio de jurado popular del incendio de Poyatos, Cuenca

Las Noticias de Cuenca

El juez de la Audiencia Provincial de Cuenca ha decretado la prisión provisional, comunicada y sin fianza, para Lorenzo Ruiz Pérez, después de que este miércoles se conociera el veredicto del jurado popular, que tras considerar como probado que el incendio de Poyatos se produjo por "acción directa del acusado", por unanimidad lo declaraba culpable de un delito de incendio forestal con peligro para la vida e integridad física de las personas. 

El Ministerio Fiscal pide una pena de 15 años de prisión y 16 la acusación particular de los propietarios de la  finca 'El Valle' en la que se inició el incendio que en julio de 2009 arrasó casi 1.800 hectáreas de monte, de las que 597 hectáreas pertenecen al Parque Natural de la Serranía de Cuenca.

Tras concretar las penas, tanto el Ministerio Fiscal como la acusación particular solicitaban la adopción de medidas cautelares hasta que se dicte sentencia,  al entender que hay riesgo de fuga del acusado para sustraerse a la acción de la justicia después de conocer el veredicto del jurado popular y la gravedad de la pena, que como mínimo tendría 10 años de prisión, según destacaba el juez en la lectura del Auto por el que decreta el ingreso en prisión, cuya resolución se notificará este jueves pero que se ejecutaba de forma inmediata.

Veredicto del jurado popular

El veredicto de los nueve miembros del jurado popular da como "suficientemente probadas" las acusaciones que sitúan al maderero burgalés en el lugar y hora donde se inició el incendio, así como su autoría, y entienden que no procede el indulto y remisión condicional de la pena que solicita la Defensa puesto que "no existen pruebas suficientes para exculpar al acusado".

Así, el jurado popular considera probado que el origen del incendio está en la relación de "odio" que el acusado mantenía con los propietarios de la finca, derivada de un contrato de compraventa que realizó su padre con la usufructuaria que originó un juicio civil que perdió.

De esta forma, consideran como probado que Lorenzo Ruiz actuó por venganza para perjudicar a los propietarios de la finca prendiendo fuego a la maleza que originó un incendio que se propagó rápidamente por las condiciones metereológicas del 21 de julio de 2009, algo de lo que consideran que, como maderero experimentado, era conocedor. Como también de que conocía que a menos de un kilómetro del punto de inicio del incendio había un campamento de Acción Católica que, por las fechas, estaba en activo y ocupado por personas que tuvieron que ser desalojadas por el riesgo que corrían sus vidas ante un incendio  "incontrolable".

Los tiempos y distancias entre el punto en el que el maderero estuvo cortando leña para atender el encargo de un vecino y la distancia hasta el punto de inicio del incendio ha sido uno de los caballos de batalla entre acusación y defensa en el juicio que desde la pasada semana se ha seguido en la Audiencia Provincial de Cuenca. A este respecto, el jurado popular señalan en su veredicto que  "está suficientemente probado  que el día del incendio el acusado salió al monte a cortar leña y que por el tiempo que se tarda en talar esa cantidad, además de ser un profesional, pudo perfectamente estar en el punto de inicio del incendio, ya que por los años que lleva por la zona conoce perfectamente el terreno".

Asimismo, también consideran como probado que a las 15,52 horas Lorenzo Ruiz prendió fuego a la maleza seca que se encontraba junto a la cadena que corta el paso del camino a la finca, siendo consciente de que las condiciones extremas supondrían una dificultad para poder sofocar el fuego.

En su petición de pena, el Ministerio Fiscal, atendiendo a la modificación del Código Penal, rebaja la prisión a 15 años y a 18 los meses de multa a razón de 10 euros diarios. La acusación particular añade un año más y solicita 16 años de prisión para L.R.P.  Se mantiene la petición de 4,2 millones de euros en concepto de indemnización a los propietarios de las fincas afectadas por este incendio que afectó a los términos municipales de Poyatos, Cañizares, Vega del Codorno y Cuenca, así como por los gastos de extinción.

La Defensa ha mostrado su disconformidad tanto con el veredicto como con la prisión condicional señalando que no existe riesgo de fuga.  Finalmente, la resolución del juez decretaba la prisión provisional para L.R.P. con aplicación inmediata, por lo que salió de la sala conducido por gentes de la Policía Nacional.La Defensa del maderero mantiene su inocencia y avanza que una vez que se dicte sentencia recurrirán ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha