eldiario.es

Menú

El comedor social de Recas cierra por el desacuerdo entre Ayuntamiento y Mensajeros de la Paz

La ONG del Padre Ángel se ha negado a admitir el requisito que imponía el Ayuntamiento para dar de comer a los niños: que estuvieran empadronados

Desde hace dos años, Mensajeros de la Paz venían corriendo “con todos los gastos del mantenimiento” del comedor social

- PUBLICIDAD -
Foto: Mensajeros de la Paz

El comedor social de Recas echa la persiana. La clave que ha roto el acuerdo entre la ONG del Padre Ángel y el Ayuntamiento ha sido el requisito, por parte del Consistorio, de dar de comer a niños que estuvieran empadronados en el municipio. Mensajeros de la Paz se ha visto incapaz de asumir esa condición y ha abandonado un comedor que llevaba alimentando a menores desde hace dos años.

Tanto Mensajeros de la Paz como el Ayuntamiento de Recas han emitido sendos comunicados explicando la situación e intentando zanjar dicha polémica. Por parte de la Alcaldía, además de rubricar el acuerdo con la ONG de cerrar el comedor, puntualiza que en Recas se garantizará la atención a todos los menores necesitados y “respecto al requisito del empadronamiento, será por tanto, la Consejería competente de la Junta de Castilla-La Mancha la que deba establecer los requisitos para la atención de menores en el comedor escolar”, reza el comunicado. Pero insiste que, si hubiera casos en los que no se cumplieran dichas pautas, “el Ayuntamiento, a través de su Concejalía de Servicios Sociales, mantendrá activo el servicio de ayuda y emergencia social”.

Mensajeros de la Paz, en el párrafo que precede el comunicado oficial que ha compartido en sus redes sociales, señala directamente a Laura Fernández, alcaldesa del Partido Popular del municipio, como principal responsable del cierre del comedor, dando como motivo fundamental de la clausura que “la alcaldesa de la localidad toledana ha prohibido la entrada a los niños no empadronados”. El PP de Castilla-La Mancha se ha querido desmarcar de este diciendo que no sabe nada del tema, según ha señalado la portavoz regional del partido, Carmen Riolobos.

El tira y afloja que mantuvieron ambas partes varios días antes, tuvo su final este jueves, cuando se sentaron a dialogar y no llegaron a un acuerdo. La solución final fue el cierre del comedor social y, dado que el Ayuntamiento alegaba que era un local que de su propiedad, la ONG ha tenido que abandonarlo. Debido a ese caso, la Fundación del Padre Ángel, tal y como ha comunicado, tuvo que “desalojar todo el equipamiento y enseres de su propiedad que se encontraban en el lugar”.

Desde Mensajeros de la Paz, han manifestado su “tristeza e indignación por esta lamentable situación”, que les obliga a abandonar un edificio que desde hace dos años asumía “todos los gastos de su mantenimiento” y al que llegaron de la mano de la anterior Corporación. Además, de la solicitud de un sacerdote de la localidad que le comentó al Padre Ángel “la extrema necesidad de los niños de la localidad”. Aunque lo que realmente preocupa a la Fundación es dejar de dar de comer a “68 niños sin recursos de Recas”, que serán los principales damnificados de esta situación hasta que el Ayuntamiento tome nuevas medidas de ayudas alternativas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha