eldiario.es

Menú

Recomiendan a los pacientes asmáticos extremar las precauciones en Seseña

El doctor José Francisco Feo aconseja "mayor vigilancia" en la medicación durante al menos 10 o 15 días, los que se prevé que se prolongue el efecto de la contaminación 

Cree que "lo peor ya ha pasado" y lanza un mensaje de tranquilidad a la población a la que recomienda evitar el ejercicio físico en la zona

- PUBLICIDAD -
El humo del vertedero de neumáticos llega a Valdemoro

Los vecinos de Seseña tratan de recuperar la normalidad EFE

El doctor José Francisco Feo, jefe de la Sección de Alergología del Hospital de Ciudad Real y miembro del Grupo de Expertos del Observatorio de Salud y Cambio Climático del Ministerio de Sanidad ha alertado sobre las consecuencias del incendio en el vertedero de neumáticos de Seseña (Toledo) en pacientes asmáticos o con enfermedades pulmonares crónicas o bronquitis.

El incendio de este tipo de productos afecta, de forma particular, a las vías respiratorias. "Las partículas contaminantes que ha generado podrían provocar una respuesta inflamatoria en los pacientes asmáticos", señala el también profesor de la Facultad de Medicina de Ciudad Real. Y es que el daño bronquial producido en los asmáticos favorece que su respuesta frente al polen de gramíneas se incremente, y en consecuencia, los síntomas empeoran.  

Los efectos son más relevantes en los niños, asegura Feo, "con unos bronquios en desarrollo, inmaduros, que resultan más vulnerables". En este sentido, cree que deben "extremarse" medidas como limitar las estancias al aire libre, cerrar las ventanas en las zonas más próximas al incendio y, en particular, la práctica deportiva. Para los más pequeños recomienda permanecer en el interior del colegio, incluso a la hora del recreo y seguir las pautas indicadas por el alergólogo de cabecera. 

Cree que los niveles que arrojan las mediciones en el aire realizadas en la zona más afectada demuestran que la situación "está controlada" pero recuerda que las personas con asma o afecciones pulmonares son "más sensibles" pueden verse afectadas incluso con bajos niveles de contaminantes.

El doctor evita caer en "alarmismos" porque, en su opinión, "lo peor ya ha pasado", pero aconseja una "mayor vigilancia" en la medicación de estos pacientes durante al menos 10 o 15 días, los que se prevé que se prolongue el efecto de la contaminación. 

Sobre el uso de las mascarillas, cree que "pueden ser eficaces" al tratarse de una emisión de partículas más grande de lo habitual. "Es una protección complementaria recomendable aunque no completa. Al menos se evita que parte de ellas lleguen al aparato respiratorio".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha