eldiario.es

Menú

Román anulará ahora unas oposiciones que convocó en 2011

300 personas pagaron las tasas de un examen que "nunca llegó a celebrarse", según el Grupo Municipal Socialista, que pide que se les comunique "individualmente" la decisión y se les devuelva el dinero

Acusan al alcalde de "alardear de buena gestión económica" mientras se obtienen ingresos -7.000 euros en concepto examen- "a costa de defraudar" a quienes buscan un trabajo

“No se anula ningún procedimiento. Lo que se hace es declarar su caducidad. Es muy distinto”, aclara el equipo de Gobierno del PP, que asegura que se dará a los aspirantes la posibilidad de solicitar la devolución de las tasas

- PUBLICIDAD -
Antonio Román, alcalde de Guadalajara / Foto: Europa Press

Antonio Román, alcalde de Guadalajara / Foto: Europa Press

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, va a anular en la Junta de Gobierno local de este martes unas oposiciones que él mismo convocó en mayo de 2011, tras haber tenido, a las cerca de 300 personas que presentaron solicitud de participación y pagaron las tasas de examen cinco años esperando a que se convocaran las pruebas selectivas.

Así lo denuncia el Grupo Municipal Socialista que recuerda que el Consistorio convocó oposiciones de libre acceso para cubrir cuatro plazas: un técnico de Medio Ambiente, un trabajador social y dos plazas de ordenanza reservadas para personas con discapacidad.

El ayuntamiento recaudó 7.000 euros por tasas de examen 

Los cerca de 300 aspirantes a cubrir las cuatro plazas de empleo público que se convocaban, según explican los socialistas, pagaron hasta 24 euros cada uno en concepto de tasas de examen, por lo que la cantidad recaudada por el Ayuntamiento por esas oposiciones que, recuerdan, "nunca se realizaron" asciende a unos 7.000 euros. En el acuerdo de anulación del proceso selectivo no se establece la comunicación individual de esta decisión a los aspirantes lo que, en opinión del Grupo Municipal Socialista, va a dificultar que éstos puedan recuperar el dinero que pagaron.

Víctor Cabeza, concejal del Grupo Socialista, exige al Ayuntamiento que informe "individualmente" a cada opositor de la anulación del proceso, para que puedan solicitar la devolución del dinero que pagaron en concepto de derechos de examen. Considera el concejal socialista que el trato que el alcalde  ha dado a estas 300 personas es "inadmisible, porque les ha tenido cinco años esperando para concurrir a unas pruebas que eran su esperanza de obtener un empleo público, dando largas a quienes han preguntado qué pasaba con el proceso selectivo y, ahora, anula el proceso selectivo sin dar explicaciones".

"Se han frustrado expectativas de 300 personas"

Cabeza critica que “Román ha tenido tiempo de sobra para llevar a término esta oferta de empleo público e incorporar a las personas que hubieran ganado las plazas a la plantilla municipal”, pero “parece que entre las inquietudes de Román no han estado ni la situación de las personas que necesitan un empleo ni la gestión de los asuntos municipales”. 

Obtener ingresos "a costa de defraudar expectativas de quien necesita trabajo"

En este sentido, el edil del PSOE llama la atención sobre el hecho de que “si en 2011 se consideraba necesario cubrir esas cuatro plazas para el buen funcionamiento del Ayuntamiento y, cinco años después, no se han cubierto, tenemos una muestra más de la caótica gestión municipal que están llevando a cabo Román y su equipo de Gobierno”, que “además han frustrado las expectativas de las casi 300 personas que aspiraban a conseguir esos puestos de trabajo”.

Víctor Cabeza indica que si el alcalde no informa a quienes se inscribieron en el proceso "muchos nos van a enterarse y no pedirán la devolución de las tasas, y no es de recibo que esté alardeando de una supuesta buena gestión económica mientras obtiene ingresos a costa de defraudar las expectativas de gente que necesita un puesto de trabajo y a la que no le sobra el dinero”.

El Ayuntamiento dice que no se anulan sino que "se declara su caducidad"

“No se anula ningún procedimiento. Lo que se hace es declarar su caducidad. Es muy distinto”. Así ha respondido el teniente de alcalde y concejal delegado de Personal, Alfonso Esteban, ante la denuncia realizada por el Grupo Municipal Socialista. Ha explicado que este martes se llevará a la Junta de Gobierno Local la declaración de la caducidad de diferentes convocatorias de empleo público correspondientes a varios años, incluidos 1998, 2000 y 2005, que podrían sido ejecutadas por el PSOE durante el mandato 2003-2007.

“Dejaron que estos procedimientos caducaran y no hicieron nada. Por eso sorprende que hoy, de una manera absolutamente irresponsable, salgan a engañar a la opinión pública diciendo que anulamos los procedimientos. Yo creo que esto, o bien es fruto de la ignorancia o por mala fe. Estamos declarando la caducidad de los mismos porque han transcurrido más de tres años desde que se iniciaron y no han salido adelante”.

En relación a las convocatorias a las que ha hecho alusión el PSOE, Alfonso Esteban ha recordado que en 2011, el Real Decreto Ley 20/2011, introdujo novedades como la imposibilidad de incorporar personal a las administraciones públicas y hubo que parar la incorporación de nuevos efectivos al Ayuntamiento de Guadalajara.

"Por eso no se llevaron a efecto esas ofertas de empleo", aclara el PP en nota de prensa, para añadir que, hoy, se lleven a la Junta Local de Gobierno o no, son procedimientos que están caducados. “Si lo llevamos a la Junta de Gobierno es para declarar la caducidad de manera expresa, poderlo publicar y que los interesados puedan solicitar la devolución de las tasas que pagaron por los derechos de examen".

En este sentido el equipo de Gobierno explica que de da así "una garantía jurídica a quienes en su día presentaron sus instancias. Esto permitirá que en alguno de los casos, en la oferta de empleo público de este año, se incorporen algunas de esas plazas”, ha destacado el teniente de alcalde.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha