eldiario.es

Menú

Sanidad, la queja de Castilla-La Mancha

El último informe del Defensor del Pueblo señala que Castilla-La Mancha es, junto a Madrid, la comunidad que más quejas ha hecho llegar a la institución en relación con la situación sanitaria. 

Los expedientes tramitados de queja bajan en la comunidad de más de 1.100 a sólo 927 expedientes, entre 2013 y 2014.v 

- PUBLICIDAD -
Urgencias Hospital Virgen de la Salud Toledo SESCAM

Foto: Julio López

En relación a sanidad, el último informe del Defensor del Pueblo señala que existen tre ámbitos, seguridad de los pacientes, declaración del derecho a la asistencia sanitaria con cargo a fondos públicos y los derechos a pacientes y usuarios, de los cuales un 56% de las quejas son admitidas, y que se elevan a un 92% cuando se trata de atención primaria, si bien la circunstancia se explica porque muchas de ellas tienen un contenido similar en el caso de varios puntos de atención continuada.

La mayor parte de las quejas se tramitan con las administraciones sanitarias autonómicas, entre las que por el número de investigaciones formalizadas destacan Madrid y Castilla-La Mancha. La Comunidad registró el año pasado un total de 927 expedientes de queja, un 4,05% de la distribución nacional, bajando de las más de 1.100 que recibió la asociación el año pasado. El descenso expedientes que se han presentado ante el Tribunal Constitucional es elevadísimo: sólo 12 este año, mientras que el año pasado fueron 439. La tendencia es similar en todas las Comunidades Autónomas.

Entre los detalles que se han expuesto en el informe completo, se incluye en primer lugar una recomendación, que fue aceptada, a la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de la región, para crear un protocolo de acompañamiento familiar para personas que viven en una residencia y se encuentren en situación terminal. El proceso se abre debido a que una ciudadana no pudo acompañar a su hermana en los últimos momentos de vida, al haber concluido el horario de visitas. De este modo, la asociación sugiere que exista un procedimiento especial para que las familias acompañen a residentes en situación terminal, o en cuidados paliativos.

El Real Decreto Ley 12/2012, también conocido como de exclusión sanitaria, es de especial mención en Castilla-La Mancha, la única región que no ha tomado medidas para ayudar a los extranjeros sin autorización de residencia en el país a recibir atención sanitaria. Las quejas ante el Defensor del Pueblo señalan que en muchos casos la atención a este colectivo se limita a urgencias, sin continuidad asistencial. Es este el caso de dos pacientes en el Complejo Hospitalario de Toledo, el primero en la lista de espera para una prótesis de rodilla y la segunda paciente con cáncer de cérvix que fue intervenida y también tratada con quimioterapia y radioterapia. El Defensor del Pueblo presentó dos sugerencias para seguir con el seguimiento clínico de los pacientes, que no fueron acogidas por el Sescam. El servicio regional de Salud señaló que un “convenio especial de asistencia necesaria” era la única opción para estos pacientes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha