eldiario.es

Menú

El Sescam indemniza con 100.000 euros la muerte de un bebé por mala praxis

Los padres del bebé recibirán la indemnización, después de un acuerdo alcanzado por el Servicio de Salud regional y el Defensor del Paciente. 

La asociación denuncia que, a pesar del estado de la pequeña, no se solicitó un estado para comprobar su estado de salud de forma detallada. 

- PUBLICIDAD -
El Sescam indemniza con 100.000 euros la muerte de un bebé por mala praxis

El Sescam indemniza con 100.000 euros la muerte de un bebé por mala praxis

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) indemnizará con 100.000 euros la muerte de una bebé de seis meses en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo, por mala praxis.

En un comunicado, el defensor del paciente ha informado de esta indemnización que recibirán los padres de la bebé, fallecida en julio de 2007, tras un acuerdo alcanzado entre el Sescam y los servicios jurídicos de esta asociación.

Según los hechos relatados por el defensor del paciente, la bebé padecía obstrucción de esófago desde su nacimiento y el 20 de junio de 2007, cuando la niña tenía seis meses, sus padres la llevaron a una cita programada con pediatría en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo donde se llegó a la conclusión de que sería necesario practicar una endoscopia para realizar una exploración esofágica, que tuvo lugar el 26 de junio de 2007.

En el postoperatorio, la pequeña sufrió un vómito hemorrágico, además de taquicardias y dificultad respiratoria y la evolución desde el traslado a planta fue desfavorable.

Además, el 27 de junio se decidió retirar la sonda nasogástrica y tuvo un nuevo vómito con sospecha de broncoaspiración, aunque el 29 de junio la niña estaba decaída y tenía quejidos y taquicardias.

En ese momento, según el defensor del paciente, "no había excusa para derivar a la niña a la UCI pero ni siquiera se solicitó una analítica para comprobar su estado".

Según el comunicado de esta asociación, la bebé empeoró sin que se tomara ninguna medida y finalmente el 30 de junio, a las 13.00 horas, se derivó a la menor a la UCI por sospecha de sepsis y hemorragia pulmonar, donde se diagnosticó una coagulopatía intravascular diseminada derivada de la broncoaspiración.

Su cuadro clínico empeoró, hasta que finalmente falleció a las 0.30 horas del 1 de julio, es decir, once horas después de ingresar en la UCI.

El perito judicial explicó en su informe que la endoscopia fue innecesaria, que no se pusieron los medios para evitar una previsible broncoaspiración y que el traslado a UCI fue tardío, lo que ocasionó el fallecimiento del bebé.

Por todo ello, la compañía aseguradora del Sescam ha acordado indemnizar con 100.000 euros a la familia de la bebé, por mala praxis por no poner los medios para evitar una broncoaspiración, por llevar a cabo una operación innecesaria y por traslado tardío a la UCI que provocó el fallecimiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha