eldiario.es

Menú

Siloé: "Hay que cambiar la mentalidad de España hacia la música"

El proyecto del músico Fito Robles llega a Toledo y Albacete para presentar la gira de su álbum debut 'La verdad', con claros tintes alusivos a la religión

Siloé ha sido, tal como lo indica el nombre artístico, parte de una revelación espiritual, donde expone su lado más íntimo en la música

- PUBLICIDAD -
Siloé, foto por Jordi Santos

Foto: Jordi Santos

Siloé es un nombre bíblico. Se refiere a un momento de cambio en la historia del cristianismo, en el que un hombre ciego se da cuenta de que en su vida lo más importante es el enfoque, no ver. "Él tiene la suerte de poder abrir los ojos, a nivel de vida, y se da cuenta de que todo es mucho más amplio. Es lo que me pasó a mi también".

Siloé también es el nombre artístico con el que el músico Fito Robles bautizó su proyecto artístico que llega este jueves a Toledo y luego este viernes a Albacete con la gira de su disco debut 'La verdad', donde da rienda suelta a su faceta de autor pero junto a su banda. Robles ha sido uno de los pocos españoles becados por la Universidad de Berklee, en  Boston, considerada como una de las más importantes en música del mundo.

Cuéntanos un poco más en qué consistió el descubrimiento espiritual del que hablas.

Tuve la suerte de compartir música con gente en el mundo del jazz a nivel puntero y fue en esos momentos en que se encontró lo musical con lo espiritual. Di un vuelco, la verdad, porque era una persona muy inestable y luego tuve un encuentro con Dios muy fuerte. Esto me ayudo a seguir adelante y emprender este nuevo proyecto.

En 'La Verdad' tus canciones están acompañadas sólo de guitarra y armónica ¿Por qué?

Cuando de lo que cantas es muy crudo y es muy profundo, como el hecho de pensar si Dios existe o no existe... Cuando es tan crudo, no puede haber artificios en la música. El cerebro no lo entendería. En el disco también hay amor, desamor y todo lo que vivimos cada día y todo eso debe ir en relación con la música, sea lo que sea. Tenemos la suerte de que el trabajo ha tenido una acogida inmensa. La gente entiende lo que queremos transmitir.

Habéis traspasado las fronteras de España y habéis agotado entradas en Madrid. ¿Cómo se vive este éxito?

Aún lo estamos digiriendo, lo tenemos que hacer de poco a poco. Pero la gente se acerca a las salas, a veces son 100 personas y a veces son 30, pero nosotros seguimos sin creérnoslo. Hay que pensar que las canciones uno las escribe en la intimidad de su casa, te expones a ti mismo pero luego hay que ir a estudio, grabarlo y venderlo. vamos de a poco.

¿Cómo ha sido la producción de tu primer disco?

Yo he trabajado con más gente. Como músico de estudio para muchos artistas y también he producido, pero nunca me había enfrentado a un proceso como el que hemos pasado. Ha sido precioso porque hemos intentado hacer algo muy bonito y para eso hemos tenido que invertir mucho tiempo y dinero.

¿Alguna dificultad?

El tiempo es dinero en el estudio y teníamos que contratar a los músicos adecuados, que sabemos que estarían al servicio de la canción. Hicimos los arreglos, ellos me seguían y logramos que ellos me siguieran, que estuvieran al servicio de los canciones. Fue, de verdad, una experiencia bestial, se nota en el disco como una experiencia muy visceral, suena muy orgánico.

¿Cómo crees que es vuestra posición en el panorama musical?

Para empezar, creo que es un poco contradictoria porque en directo llevamos banda y somos muy cañeros. Pero nuestro hueco está en la canción de autor. Y lo que pasa es que estamos encasquetados en que el autor salga a cantar y ya. Una cosa es eso y otra la que se puede percibir en directo.

¿Has recibido alguna ayuda para producir este disco o ha sido todo de tu bolsillo?

Todo ha sido a pelo. De ahorros y producciones anteriores. No tenemos ningún tipo de ayuda. Por eso creo que necesitamos un vuelco total en la música y esto pasa por que nuestra cabeza, en España, cambie. El hecho de que Bob Dylan reciba un Nobel y no se reciba bien, eso me dice mucho de cómo considera la gente la música, la consideración hacia la música. Me da igual que sea Dylan o Cohen, creo que dice mucho .

¿Cómo ves el panorama español?

Creo que hay que cambiar muchas cosas. No me meto en la 'peccata minuta' que es cambiar el IVA, sino que hay que cambiar la mentalidad del país hacia la música. En parte de esto tenemos la culpa los músicos, en otra parte la industria y por otra, la historia porque llevamos siendo farándula unos 200 años en el país. Cambiar esta mentalidad es muy complejo y sólo pasará yendo a las salas, valorando el trabajo de los músicos y metiendo dinero en cultura, porque los presupuestos son de broma.

Pero ojo, también hay trabajos aguerridos. Nosotros estamos muy contentos de participar en 'Girando en salas' y creemos que debería tener cabida todo el año. Poco a poco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha