eldiario.es

Menú

VIDEO | En peligro las Tablas de Daimiel por el vertido

El director del Parque Natural admite los vertidos procedentes de industrias vitivinícolas de Manzanares o Membrilla.

Por su parte el concejal de medio ambiente de Daimiel lo niega todo y dice que la mancha verdosa que va camino del Parque "son algas".

- PUBLICIDAD -
Talud del río Azuer, Daimiel (Ciudad Real) / Foto: www.tablasdedaimiel.com

Foto: www.tablasdedaimiel.com

La mancha de color verdoso de vertidos que se dirige hacia el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel parece difícil de frenar y los medios nacionales ya han comenzado a hacerse eco de la situación. Por su parte, la situación ha obligado a que las autoridades ya hayan comparecido para dar explicaciones de los hechos y las medidas oportunas (excepto la Confederación Hidrográfica del Guadiana de la que no se sabe nada).

El director del Parque, Carlos Ruiz de la Hermosa, ha reconocido para La Sexta que hay vertidos procedentes del río Azuer y que amenazan el Parque. Aunque en un primer momento se señalaba a la depuradora de Manzanares como posible origen del vertido, el director ha concretado otro objetivo distinto: industrias vitivinícolas de Manzanares o Membrilla. La versión de De la Hermosa tendría sentido ya que hace exactamente un año hubo el mismo problema en el Azuer, y coincide ambos vertidos con el final de la temporada de vendimia, por lo que podría tratarse de algún mantenimiento de depósitos o limpieza de los mismos cuyas aguas llegan al río.

El problema ya está empezando a afectar a las especies animales. El director señala que la avifauna está ya afectada mientras que en el Azuer se han encontrado peces muertos en la zona de la mancha. El talud construido a toda prisa parece no estar funcionando al 100% puesto que el vertido se está filtrando.

La Sexta ha elaborado un reportaje dentro de su programa de tarde 'Más vale tarde' así como en sus servicios informativos hablando del destrozo que puede ocasionarse en las Tablas, un suceso que ya ha abarcado la actualidad nacional.

Sin embargo, para el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Daimiel no hay ningún problema. Gregorio Díaz del Campo considera que el color verde de las aguas "es fruto de la concentración orgánica", y que concretamente "son algas".

"No proviene de ningún vertido de origen industrial o urbano, sino del rebosamiento de las balsas que hay cerca del cauce. El color verdoso se debe a la gran cantidad de materia orgánica que tenía el agua embalsada y al proceso de eutrofización que habría sufrido a consecuencia de la proliferación de algas". Para Díaz del Campo no existe, por tanto, ningún problema, señalando además que dicho talud que está siendo construido por la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) está cumpliendo su trabajo y que desde el miércoles las aguas que fluyan por el río son claras.

"Nuestro empeño es corregir situaciones de este tipo y salvaguardar el Parque", destacando además las competencias del Gobierno local en esta materia vigilando y actuando cuando es precios y añadiendo que es la CHG la que está limpiando el río. Además ha señalado que las balsas de agua anexas al Azuer, las creadas artificialmente al sacar tierra de la zona para una autovía, "han servido de filtro como tanque de tormentas en situaciones extraordinarias".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha