eldiario.es

Menú

‘Snacks, bocados de una revolución’ o cómo se sublevaron nuestros gastroartistas

La periodista Cristina Jolonch y Verónica Escuer narran en un sencillo documental cómo tres generaciones consecutivas de chefs españoles mostraron al mundo que el epicentro de la creatividad culinaria se encontraba aquí.

- PUBLICIDAD -
Snacks de una revolución

Tanta reunión de superchefs resulta apabullante pero como matizaba la propia convocatoria para el estreno de la película, «a veces, solo muy de vez en cuando, algunas de las grandes figuras de una misma disciplina coinciden en un tiempo y un lugar». Y eso fue lo que pasó en la España de los 80, 90 y 2000, que un grupo de cocineros repartidos por el país lideraron el levantamiento de la cocina española y la mostraron al mundo.

En este emotivo documental, no en vano, a decir de Quique Dacosta, «la cocina española entendió que somos mejores juntos que separados», muchas de las grandes figuras de la gastronomía española y mundial hacen un repaso de lo que significo esta revolución y cómo la vivieron las partes implicadas. Queda patente viendo la película que, si bien el principio de todo partió de Juan Mari Arzak y Pedro Subijana gracias a su apoyo a la Nouvelle Cuisine, la figura central de la agitación en los fogones españoles fue el cocinero catalán Ferran Adrià. Según cuenta Arzak en la película, «a Ferran le costó que le entendiesen. La gente me hablaba mal de él porque no le entendían; ¡ni yo mismo le entendía del todo al principio!». Se le entendiera o no, Paco Pérez afirma que, hoy en  día, «no he visto restaurante que no utilice técnicas y conceptos de elBulli». También en el film lo tiene claro Dani García: «El Ferrari lo conducía Ferran». Pero no solo los cocineros paisanos ensalzan en el documental al chef catalán y el Bulli; también chefs foráneos como Grant Achatz, quien expresa que «(Ferran Adrià) me hizo ver que había puertas por abrir que ni siquiera sabía que existían», o Daniel Humm con afirmaciones como «no habrá ningún restaurante que logre tener tanto impacto como el Bulli», dan buena cuenta de lo que significó Adriá en esta revolución. También presente en la película, Ferran apostilla en ella que «la cocina de ahora es mejor que la de nuestra generación, pero la revolución la hicimos nosotros. Los primeros pintores cubistas no fueron los mejores pero sí fueron los que revolucionaron la pintura». Y por su parte, Joan Roca opina que «la revolución está hecha, y si acaso se volviera a producir otra, quizás sea en otro punto del planeta».

¿Cuál fue el detonante para que este movimiento surgiera y se expandiera por el mundo? Quizás tuvo mucho que ver la manera de entender el trabajo que tenía Adrià y como explica él mismo en ‘Snacks, bocados de una revolución’, « mi único mérito es que antepuse una ideología al dinero. Tuve la suerte de tener un socio como Juli (Soler) que me lo permitió».

A la rueda de prensa posterior al estreno del documental el pasado lunes 25 en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas asistieron varios de sus protagonistas. Así, Ferran Adrià comentó que «a partir de ahora pondré la película cuando viaje por el mundo para enseñar lo que ocurrió en mi país». Por su parte, Carme Ruscalleda matizó que «esta revolución no solo ha llegado al primer nivel de la cocina; también al bar de menús incluso a la manera de entender la cocina en los hogares». Quique Dacosta, Dani García y Paco Pérez dieron las gracias a las directoras, y Pérez puso énfasis en agradecer a Ferran ya que «sin él, nada de esto hubiera sido posible». El toque más emotivo lo puso Ángel León al declarar que «he sido padre recientemente y os aseguro que esta película se la pondré a mi niño para que sepa cómo ocurrió todo». Sobre Ferrán, el chef de Aponiente, emulando un poco a Fernando Trueba, declaró que «la primera vez que me llamó Ferrán, yo tenía su número grabado en el móvil como ‘Dios’, y sí, ¡me llamó Dios!».

En el documental intervienen los siguientes chefs: Ferran Adrià, Joan Roca, Juan Mari Arzak, Martín Berasategui, Andoni Luis Aduriz, Carme Ruscalleda, Pedro Subijana, Quique Dacosta, Eneko Atxa, Paco Pérez, Albert Adrià, Dani Garcia, Ángel León y Josean Alija, así como otras personas implicadas en esta revolución como Roser Torras o el crítico gastronómico José Carlos Capel.

Ya en el cóctel posterior, esta periodista pregunta a Cristina Jolonch acerca de la elección de los cocineros. «Como teníamos muy pocos medios, aproveché un trabajo que estaba realizando para La Vanguardia con estos chefs para recoger sus testimonios para ‘Snacks’. Hubo más gente implicada, por supuesto, pero los que están fueron realmente protagonistas de esta revolución».

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha