eldiario.es

Menú

Más de un año esperando las ayudas por el derrumbe en Alcalá del Júcar

El alcalde ha pedido a Junta y Diputación "una ayuda extraordinaria para dinamizar el turismo, que se ha visto afectado tras el derrumbe

La calle sigue cortada al paso y la roca en el lugar donde cayó

El Ayuntamiento ha solicitado unas ayudas del Gobierno central que aportarían hasta la mitad del coste total de la actuación para reparar todos los daños

- PUBLICIDAD -
La roca caída sobre diez viviendas en Alcalá de Júcar

La roca caída sobre diez viviendas en Alcalá de Júcar Albacete Capital

La localidad de Alcalá del Júcar ha pasado las segundas navidades con una piedra aplastando parte de una de sus calles. Es la misma que hace ahora más de un año, el 20 de diciembre de 2016, se desprendió  desde una zona elevada destrozando a su paso un total de diez viviendas. También provocó daños en el tendido eléctrico y en el servicio de agua. Además tres personas quedaron atrapadas aunque pudieron ser evacuadas en apenas unas horas y no hubo que lamentar daños personales.

Desde entonces han pasado 12 meses y medio en los que el derrumbe, que pudo acabar en tragedia, sigue presente en la zona. "Es un fracaso de las administraciones. Un fracaso rotundo", lamenta el alcalde de Alcalá del Júcar, Pedro Antonio González, que cuenta a esta redacción que su Ayuntamiento ha solicitado unas ayudas de la Administración General del Estado  que pueden llegar hasta el 50 por ciento de los costes de reposición de infraestructura. No será hasta principios del mes de marzo cuando sepan con cuanto dinero disponen desde el Gobierno Central y a partir de ahí, cuenta González, serán la Junta y la Diputación las que tengan que decidir cuánto dinero destinan a paliar los desperfectos de un desprendimiento que se produjo a consecuencia de las abundantes lluvias caídas en los días anteriores.

De ahí que se acojan a ayudas de la Administración General del Estado, porque fue la lluvia la causante de la caída de la gran roca, y que pidan también al gobierno autonómico y provincial que les ayude. El costo para asegurar la pared, retirar los restos, desescombrar y poder abrir al paso la calle supera, tal y como estima en consistorio de Alcalá del Júcar, los dos millones de euros,"una cantidad inasumible por este Ayuntamiento" que cuenta con un presupuesto anual de 1 millón de euros que se destina íntegramente para gastos corrientes.

Con las ayudas del Estado no es suficiente para poder hacer frente a los desperfectos que sufre el municipio. “Desde el primer momento reclamamos la celebración de la mesa de coordinación entre las diferentes administraciones para ver cómo, quién y con qué fondos contaríamos”, dice el alcalde.  Pero el tiempo pasó y la ciata mesa se celebró hace apenas cinco meses. Por otro lado la Junta y la Diputación se comprometieron a suscribir un convenio para el Ayuntamiento y hacer las aportaciones necesarias para la reconstrucción de este barrio. “La realidad-se lamenta Pedro Antonio González- es que un año después tenemos la misma concreción sobre quien, con qué y cómo se van a arreglar estos desperfectos”, es decir, ninguna.

"El problema no es tanto la piedra", explica el alcalde de la localidad. "Lo primero es asegurar la pared donde se produjo el desprendimiento" para que los trabajos de desescombro y retirada de la roca puedan hacerse con total seguridad. A partir de ahí se haría la reconstrución de viales, los muros, y el desescombro de todo lo que resultó dañado con el desprendimiento.

Ahora lo importante, dice Pedro Antonio González, es saber con qué dinero contamos por parte del Estado para que las otras dos administraciones puedan saber qué se necesita. "Lo importante es que tengamos un calendario y poder decirle a los vecinos del pueblo, especialmente los afectados, cuando y cómo se van a hacer las cosas".

El alcalde mira hacia “las Administraciones superiores” para pedir un estudio geológico que sirva para anticipar, aunque no al 100 por 100, derrumbes de este tipoy poder “minimizarlos riesgos que lleva aparejado vivier en un lugar como Alcalá del Júcar”.

El retraso, un fracaso administrativo

El papeleo, la burocracia, han llevado a que un año y dos semanas después de que la piedra cayera sobre una de las calles de esta bella localidad albaceteña, la situación siga prácticamente igual que el día del derrumbe. Esta demora en los plazos es, para el alcalde de la localidad, "fallo de todas las administraciones". Y es que, dice González, "nos ha sobrepasado. Esto se podría haber gestionado mejor". 

El principal problema con el que se han encontrado ha sido el de tratar de coordinar desde este ayuntamiento, que sólo tiene un funcionario en plantilla, al resto de administraciones (Junta, Diputación y Gobierno de España) para convocar esa mesa de coordinación que se celebró hace apenas 5 meses.  "La gestión debería haber sido tutelada desde una administración con más recursos, más medios y más capacidad que el ayuntamiento", asegura.

Alcalá del Júcar es una de las localidades que más turismo atrae de toda Castilla-La Mancha, pero la llegada de visitantes tras el desprendimiento ha ido a menos. Así se lo trasladan al alcalde del municipio desde la Asociación de Turismo.  Por todo ello, cuenta González, "hemos  pedidos tanto a Junta como Diputación, aparte de que participen en las obras por el desprendimiento, una ayuda extraordinaria para dinamizar el turismo en Alcalá del Júcar".

Sería algo similar a lo que se ha hecho en la zona de la Sierra del Segura a raíz del incendio que afectó este pasado verano 3200 hectáreas entre los municipios de Yeste y Molinicos y que tocó parte del Parque Natural de Los Calares del Río Mundo.  Petición que de momento no ha recibido respuesta.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha