eldiario.es

Menú

1.700 familias esperan a que el Gobierno central aporte el agua prometida en 2011

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, ha recordado que de los 40 hectómetros cúbicos que corresponden al Alto Guadiana sólo se aportaron 14,5 en 2011

Martínez Arroyo ha señalado, que debido al Plan de Demarcación de la Cuenca del Guadiana se reducirá la dotación de los agricultores a la mitad, lo que los dejará con agua insuficiente para el regadío

- PUBLICIDAD -
Vista del río Guadiana, foto por MAGRAMA

Vista del río Guadiana, foto por MAGRAMA MAGRAMA

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, acudió al último Pleno de las Cortes con mucha "expectación". Representantes del sector agrícola acudieron a ver la defensa del titular de la cartera de la zona del Alto Guadiana, donde las reivindicaciones han sido constantes y se estiran ya en el tiempo. El problema de la zona, señala Martínez Arroyo, se extiende ya hace mucho en el tiempo, ya que más de 1.700 familias esperan desde 2008 para que se regularicen los expedientes de los pozos de la zona. En ese entonces, el Gobierno central prometió a los regantes un total de 40 hectómetros cúbicos, según el Plan Especial del Alto Guadiana, de los que, finalmente, sólo se aportaron 14,5.

Cabe destacar que  una parte importante de la población castellano-manchega, alrededor de seiscientas mil personas, de cuatro de las cinco provincias de la Comunidad Autónoma, se abastecen de la reserva de agua subterránea del acuífero del río Guadiana. El problema en el Alto Guadiana continua, tal como denuncia Martínez Arroyo, quien ha señalado que el nuevo Plan de Demarcación de la Cuenca del río limitará el abastecimiento de los agricultores de la zona. "Se condena prácticamente a todos los que quieran incorporarse a la agricultura. El Plan deja mucho que desear", señaló el consejero. 

Martínez Arroyo ha señalado que desde 2011 no se "ha hecho absolutamente nada", a pesar de las múltiples declaraciones públicas del anterior Ejecutivo, que aseguraban defender los intereses de los agricultores. "No hay marco legal para estas regularizaciones, desapareció en la anterior legislatura". Martínez Arroyo se refiere al cierre del Consorcio del Plan del Alto Guadiana, que se "liquidó" en 2013. "Se planeó un grupo de trabajo, que todavía no hay, entonces no se han resuelto los problemas de los regantes", afirmó el cabecera de Agricultura. Además, señala que, no sólo no se ha dado soluciones a las explotaciones prioritarias, sino que los regantes en el llamado Acuífero 23 van a ver reducida su dotación, debido al Plan Hidrológico del río. 

"Van a pasar de tener una dotación de dos mil metros cúbicos por hectárea a tener mil o, incluso menos, es absolutamente lamentable", señaló Arroyo, quien también comunicó que los afectados ya están preparando sus movilizaciones y que van a recurrir los Reales Decretos en cuanto se publiquen. "Con mil metros cúbicos por hectárea es difícil regar prácticamente nada", señaló el titular de Agricultura, "lo único que se puede hacer es el apoyo al viñedo", concluyó. Es por esto que el consejero de Agricultura reivindica que se cedan los 25,5 hectómetros cúbicos pendientes, que permitirían regularizar explotaciones prioritarias para agricultores profesionales. 

Ante esto, Francisco Martínez ha advertido de que se debe tener en cuenta que estos planes tienen una implicación social, económica y medioambiental en Castilla-La Mancha e hizo un llamado para hacer de la cuenca del Guadiana un "ejemplo de desarrollo sostenible". En este sentido, señaló que no sólo se trata del acceso al agua, sino de que está en juego el desarrollo económico de los agricultores de la región, a pesar de todo su "esfuerzo y sacrificio". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha