eldiario.es

Menú

Se planta la primera “semilla” en Venta de Borondo para su futura restauración

Es el primer paso para un edificio que necesita “un plan de urgencia que costaría unos 40.000 euros para reconstruir el torreón y las cubiertas”

La Fundación Soliss ha repartido cinco premios de 6.000 euros, por votación popular, uno de ellos se destinará a este inmueble ubicado en la localidad de Daimiel (Ciudad Real)

- PUBLICIDAD -
venta borondo

El proyecto de la Asociación Cultural Venta de Borondo y Patrimonio Manchego ha sido finalmente uno de los cinco más votados en la segunda convocatoria del concurso Semilla Soliss, quedando en segundo lugar, por detrás del proyecto 'Ayudando a Cipriano, ayudarás a los pobres".

“Es un pequeño paso, una pequeña semilla en la restauración de la Venta de Borondo”, ubicada en el término municipal de Daimiel (Ciudad Real), según la Asociación Cultural Venta de Borondo y Patrimonio manchego, promotora de la idea.

A la espera de conocer por parte de Soliss la manera efectiva para desarrollar económicamente la propuesta, los 6.000 euros que se han conseguido “financiarán parte de un plan de intervención urgente que se centrará en aquellas zonas más debilitadas del edificio”, como apuntalamiento de torre y cubiertas, con el fin de detener su progresivo deterioro.  

La venta manchega del siglo XVI, situada por Tomás López en 1780 en la primera ruta del Quijote como el lugar donde Don Quijote se armó caballero, fue declarada Bien de Interés Cultural en 2007 y con el paso del tiempo se ha ido deteriorando. Por ello, entre sus planes está la realización de una serie de intervenciones que permitan dar mayor visibilidad al monumento, es decir,  “realizar una restauración de urgencia para evitar que se venga abajo”, lo que “serviría para apuntalar vigas y estructuras. Es ganar tiempo y poco más”, subraya el secretario de la Asociación, Manuel Díaz. Trabajos que se irán detallando en función de su realización.

Por último, la Asociación Cultural Venta de Borondo y Patrimonio Manchego afirma que continuarán trabajando con el objetivo de proponer a las distintas administraciones “un proyecto sostenido en el tiempo que permita poner en valor la Venta de Borondo”. Además insisten en que trabajarán por “conocer, divulgar, salvaguardar y disfrutar de nuestro patrimonio más cercano”, ya que esto es un granito de arena porque lo que necesita el edificio es “un plan de urgencia que costaría unos 40.000 euros para reconstruir el torreón y las cubiertas”, concluye Díaz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha