eldiario.es

Menú

Una misa obliga a cambiar un acto de la Marea Violeta de Talavera

El Colectivo ‘Voces en Malva-Marea Violeta’ denuncia la “prohibición” que han recibido por parte del alcalde de Talavera de la Reina, Jaime Ramos, en la celebración de su acto.

El conjunto de asociaciones ha señalado que se trata de un “atentado a la pluralidad y a la convivencia democrática”, por parte del Gobierno municipal.

- PUBLICIDAD -
Acto de Voces en Malva en Talavera de la Reina

Voces en Malva y la Marea Violeta de Talavera convocaron un acto a las 12 de la mañana del próximo ocho de marzo. Sin embargo, el Ayuntamiento de la localidad remitió en un escrito que, debido a los actos institucionales programados para ese día, las actividades no podrán exceder de las 12 de la mañana, o deberán ser trasladadas hasta las 17.00 horas. El acto estaba programado para en los Jardines del Prado de la ciudad, junto a la Fuente de las Ranas.

Los actos institucionales programados por parte del Ayuntamiento de la ciudad incluyen a esa hora una misa, seguida por un “acto institucional” en el salón de actos del Ayuntamiento, para finalizar con una comida. El colectivo, en el que se incluyen diferentes asociaciones y sindicatos de la localidad, además de integrantes de Izquierda Unida y PSOE, ha valorado “con sorpresa” la decisión de lo que consideran un “veto a la actividad de los movimientos sociales progresistas de la ciudad”, a pesar de que no coinciden en el espacio en ningún momento.

La Marea Violeta ha señalado además que el colectivo ha realizado actividades similares en los 8 de marzo y 25 de noviembre de los últimos años, en lo que señalan son “conmemoraciones muy significativas para el movimiento feminista” y que, a pesar de haber coincidido con actos institucionales, la administración no había puesto ningún impedimento para la realización. “Estamos indignadas porque se impide la celebración de nuestro acto”, aseguran desde el colectivo.

Además, las integrantes han señalado que se ha intentado “hasta el último momento” aclarar la situación con Jaime Ramos, alcalde de Talavera, además de con las concejalas del Ayuntamiento, pero que no han recibido ninguna respuesta. Ante esto señalan que se trata de un “atropello anti-democrático”, que no se puede justificar, e instan al Gobierno municipal de trabajar por garantizar los derechos de la ciudadanía, “no tratar de coartar la libertad de expresión y reivindicación de las mujeres”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha