eldiario.es

Menú

Genios incomprendidos

"Nuestra profesión nos hace formar parte del tejido social de muchas personas con discapacidad, y debemos actuar como su voz"

- PUBLICIDAD -
Banner Hablemos de Trabajo Social

"Incomprendidos", así es como se bautizan muchas de las personas con discapacidad. Esta sensación de falta de entendimiento no se debe a la discapacidad que cargan como mochila, sino a nuestra sociedad, está confiada población destinada a poner parches que no curan heridas. Las personas con diversidad funcional siguen sufriendo los descuidos de todos.

Trabajo con personas con capacidades diferentes dentro de una asociación (Metasport CLM), la cual me ha permitido conocer esta realidad más de cerca. Cada persona vivimos sumergidos en nuestra burbuja, por desgracia para unos más compleja que para otros. Apreciamos y valoramos los instantes y los detalles cuando nos adentramos en un contexto ajeno.

¿La sociedad contribuye correctamente en la inclusión de las personas con discapacidad?, ¿colegios especiales para personas con discapacidad y colegios ordinarios?, ¿Con estas actuaciones, no tendemos a agrupar y condicionar el concepto de discapacidad a la sociedad en general?, ¿Y si todos estuviésemos en el mismo espacio?, muchas veces caigo inversa en esta misma cuestión.

El problema no es solo de las administraciones públicas. Se trata de algo más sencillo que está al alcance del conjunto. La educación es una potente herramienta para rescatar valores escondidos en nuestra burbuja, valores humanos que evidencien y muestren a niños y jóvenes que su presente y futuro sea mejor.

Se podría decir, que muchas personas cuentan con un máster en adaptación al medio. Puesto que la sociedad no mima detalles que harían fácil lo que hoy es complicado para muchos. De entre otros, nosotros, las personas físicas, empresas privadas, autónomos, etc. creamos entornos públicos repletos de barreras para las personas con discapacidad, tenemos que ser detallistas; utilizar herramientas de trabajo, fabricación, etc, generales para todos, porque es así señores, ya que tendemos a mirar solo nuestro ombligo, una adaptación para una persona con discapacidad, no solo soluciona la vida a esa persona que no puede acceder a un espacio porque la silla no cabe, no ir al cine porque no pueden pasar, etc, sino que nos facilita la vida a todos.

Dentro de la educación está el lenguaje verbal, hay palabras que hacen chirriar mis oídos a menudo, entre otras la forma de identificar a las personas que no tienen discapacidad como “Normal”, ¿Qué es normal?, para ti, seguramente normal sea algo diferente a lo que yo concibo como tal, y a su vez diferente a lo que piensa tu amigo, tu vecino, etc,. Pero si lo piensas detenidamente, lo normal, es la imperfección.

Genios, así les llamo yo, personas que llevan sobre sí un golpe duro en su vida arrastrándolo consigo hasta el final del camino, que luchan a diario contra etiquetas, actitudes, barreras, sobreprotecciones que hacen flacos favores, pesadumbres, infravaloraciones, etc. Combaten en una batalla constante que muchas veces desgasta, pero a pesar de todo esto, conocen sus limitaciones, y son capaces como ser humano de adaptarse y vivir plenamente.

El desconocimiento y la falta de sensibilización social es lo que más daño les hace. Todos somos capaces de alcanzar nuestros sueños, las personas con discapacidad al igual que el resto, necesita un empujón para cumplirlo. La función del Trabajador Social como mediador y maestro es vital para producir este cambio social, orientamos y hacemos ver, lo importante que es la implicación de todos para crear una verdadera sociedad de inclusión e integración social.

Nuestra profesión nos hace formar parte del tejido social de muchas personas con discapacidad, y debemos actuar como su voz, para luchar y conseguir cumplir esos derechos humanos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha