eldiario.es

Menú

Lo relativo de lo superfluo

- PUBLICIDAD -

El secretario general del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, expresó esta semana su admiración profesional hacia las gestiones de María Dolores Cospedal. Es principalmente destacable el comentario que se refiere a los recortes. Refiriéndose a las continuas y drásticas medidas de autoridad del Gobierno autonómico, Tirado declaró que "Cospedal es un ejemplo de reducción del gasto superfluo".

En sanidad los recortes han llevado a la desastrosa situación que se ha dado en los hospitales de Toledo y Ciudad Real, con pacientes hacinados en los pasillos ante la falta de recursos, con tiempos de espera que llegaban a las impensables 20 horas. A lo largo del 2013, las esperas por cualquier tipo de procedimiento médico llegaron a cifras como 49.000 pacientes en enero del año pasado en la región entera. Este año, la convocatoria para que los estudiantes puedan optar al MIR se ha recortado en un 16,5%, encabezando la lista de las comunidades en reducir sus vacantes para este propósito.  En el sector de la dependencia, la situación llegó a tal punto que la Plataforma en Defensa de la Dependencia en Castilla-La Mancha se vio obligada a presentar un recurso para reclamar los recortes que disminuyeron en 16 millones de euros, respecto al 2013 y en 46 millones de euros, respecto al 2012, las prestaciones económicas para la atención a la dependencia en la región.

En educación, Castilla-La Mancha se ha puesto a la cabeza este año en recortes, con un porcentaje que alcanza el 31% total de cara al 2014. Esta reducción ha implicado situaciones como el recorte de un 14% de profesores, la reducción o desaparición de becas de comedor o de libros, y la eliminación de figuras claves en la educación de los más pequeños como el docente auxiliar en educación infantil. Castilla-La Mancha también ha sido la región que más escuelas rurales ha tenido que cerrar, 60 en los últimos años. Las condiciones de los colegios se han deteriorado gravemente, debido a recortes que, en algunos casos, llegan a restar el 50% del presupuesto del año anterior. La importancia de proveer una educación pública y de calidad parece olvidarse de manera paulatina, pero implacable, sobre todo al ver el lento avance de centros educativos privados, incluso en terrenos municipales.

Ante esta situación cabe preguntarse qué es lo que se considera como un gasto superfluo. El panorama aquí presentado es una mezcla de distintas cifras y situaciones provocadas por los recortes en dos sectores importantísimos en el desarrollo armónico y adecuado para una sociedad como la española. Sin una sanidad apropiada y sin una educación correcta, el futuro de una comunidad es ciertamente incierto. Y si estos sectores pueden llegar a considerarse superfluos, ¿Cuáles son los importantes?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha