eldiario.es

Menú

El riesgo de pobreza o exclusión social subió en Castilla-La Mancha durante 2014

La Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística señala que un 15% de la población castellanomanchega tuvo 'mucha dificultad' para llegar a fin de mes el año pasado.

La renta media de los hogares en la región crece también en 2014, hasta los 22.271 euros pero sólo en quince euros y se aleja considerablemente de la que se ostentaba en 2011, cuando superaba los 24.300 euros.

- PUBLICIDAD -
FRAVM dice que todos los partidos, salvo el PP, firmaron el Pacto contra el Hambre

Los hogares castellanomanchegos son cada vez más oscuros. Y aquellos que sufren delincuencia han aumentado en casi dos puntos desde 2011. Estos son algunos de los datos que ofrece la Encuesta de Condiciones de Vida, publicada por el Instituto Nacional de Estadística, algunos de ellos muy graves. Los hogares que tienen mucha dificultad para llegar a fin de mes han crecido en cinco puntos desde 2011, situándose en un 15,9%, si bien han bajado desde el casi 20% al que llegaban en 2013. Por otro lado, los hogares que llegan con “facilidad” se han reducido a un tercio de los que eran en 2011. “Con mucha facilidad”, el INE no presenta datos.

La tasa de pobreza ha bajado en Castilla-La Mancha durante esta legislatura, pero no ha logrado escapar del espectro del 30%. En 2014 era de 28,4%, en 2013 del 31,3% y en 2012 era del 30%. Por otro lado, la tasa AROPE, o de riesgo de pobreza o exclusión social, subió el último año en dos décimas en relación a 2013, y en más de un punto en relación a 2011. Este determinante sólo bajó ligeramente en 2012, para remontar en un punto en 2013. Cuando las medidas de recortes del Gobierno del Partido Popular estaban ya en todo su esplendor.

Según la estrategia Europa 2020, el riesgo de pobreza o exclusión social tiene otros factores. Por ejemplo, el de la carencia material severa, que se ha duplicado en la última legislatura en la región, pasando de un 3,9% al 8,7% de 2014. Y, aunque bajó en 2014, el número de hogares que sufren una “baja intensidad de trabajo” en la región se ha mantenido alrededor del 15% en la región, con excepción de 2013, cuando llegó al 20%.

Las rentas no han tenido una mejor evolución en la región. De hecho, los ingresos medios por persona han pasado de superar los nueve mil euros en 2011, a apenas llegar a los 8.545 en el último año de estudio, y sufrieron también su caída más notable en 2013, cuando ni siquiera llegaban a los 8.500 euros. Los resultados del INE se refieren, sin embargo, al año anterior de la entrevista. En el caso de los hogares, los ingresos han pasado de ser 24.318 euros en 2011, hasta los meros 22.217 euros en 2014.

A nivel nacional, cabe destacar que el 42% de las personas que vivían en hogares con hijos dependientes a su cargo estaban en riesgo de pobreza durante el 2015. Pero, por otro lado, cuando el hogar se formaba por dos adultos y ningún niño dependiente, la tasa baja dramáticamente hasta el 14,8%. En total, el 22,2% de la población, es decir un 1,8% más que en 2013 gana menos de lo que necesita para estar por encima del umbral de riesgo de pobreza. Y el aumento ha sido mayor entre los mayores de 16 años, que alcanza un 30,1% del total.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha