eldiario.es

Menú

250 ponentes, 800 compradores internacionales y 1.361 bodegas, en FENAVIN

La cita bate récord de cifras en cuanto a representación internacional de compradores.

Los límites del espacio, lo único que frena la expansión de una feria que ya ocupará siete pabellones.

- PUBLICIDAD -
Reunión de relaciones públicas de FENAVIN

Reunión de relaciones públicas de FENAVIN

Las cifras de FENAVIN baten los récords de la edición de 2013 antes siquiera de empezar. 250 ponentes, 800 compradores internacionales, 65 países representados entre estos compradores que acudirán a la cita, más de 1.400 marcas de vino a la venta para los profesionales del sector, siete pabellones que ocupará la feria en Ciudad Real, 1.361 bodegas representadas en la cita (el máximo que el espacio puede acoger, señalando los organizadores esta limitación) y el objetivo de batir la cifra de contactos realizados en 2013 que fue de 166.000. Unas cifras que sitúan a la feria como el mayor referente vitivinícola de España y una de las grandes citas a nivel internacional.

"El reto más difícil es hacer una feria del vino en la mayor región productora de España. Muchos piensan que es lo lógico, pero es lo más difícil. ¿Qué bodegas vendrían de La Rioja, Navarra o Cataluña a vender sus productos donde están los caldos castellano-manchegos? Ese era el reto. La única manera de que Ciudad Real tuviera una feria de vino era que fuese con carácter nacional", explicaba su director, Manuel Juliá. "Solo en un escaparate nacional nuestros vinos pueden encontrar el lugar idóneo para atraer compradores sobre todo internacionales".

La feria, por las características del espacio, está destinada a dar prioridad a los profesionales sobre el público en general. Una decisión que aunque pudiera ser controvertida hace que los expositores valoren más la feria porque los compradores y visitantes pueden valorar los caldos de manera más tranquila y sosegada. Esa función la cumple la Galería del Vino Globalcaja, un espacio donde profesionales pueden probar todos los vinos llevados a la feria. "Allí pueden probar las más de 1.400 marcas de vino sin presiones, de forma tranquila y óptimas para la cata". Y es que los organizadores de la feria huyen de la masificación a cambio de una especialización de los contactos.

Aun quedan además los expertos y profesionales que se acrediten por su cuenta para la feria que batirá récord de representación internacional. Para ello la organización ha puesto en marcha la herramienta 'Contacte con...', que une a vendedores y compradores antes incluso de celebrarse la feria para poder comerciar. También la organización dispone de la figura de 'buscadores de negocio' y de servicios como traductores para precisamente hacer posibles esos contactos a lo largo de los tres días de evento. Todo ello a lo largo de 30.000 metros cuadrados que buscan afianzar las ventas de caldos españoles y castellano-manchegos en todo el mundo. "Aunque es una feria para profesionales, el público en general también tendrá su espacio en las actividades de la tarde que se desarrollarán paralelamente", según el director del evento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha