eldiario.es

Menú

El presidente de las Cortes reclama una “nueva hoja de ruta” en el Estatuto de Castilla-La Mancha

Jesús Fernández Vaquero pide “dejar a un lado la micropolitica al servicio del espectáculo” para pasar a detectar problemas y aportar soluciones.

Apuesta porque el nuevo marco legislativo regional incluya nuevas políticas y formas de participación

- PUBLICIDAD -
Jesús Fernández Vaquero

Jesús Fernández Vaquero

El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero, aprovechaba su intervención en el acto institucional del Día de Castilla-La Mancha para reivindicar “una nueva hoja de ruta para que la siguiente generación pueda conducir a la región por caminos ciertos” en referencia al vigente Estatuto de Autonomía. En su opinión debe ser “fuente de nuevas formas de hacer políticas y de participación”. Un Estatuto de Autonomía, abundaba, “que incluya y no excluya y que promueva el diálogo y el consenso”. Vaquero dijo que la norma legislativa regional “es muy útil” recordando que “marcó las coordenadas por donde transitar, hizo una región más igual, solidaria y cohesionada socialmente” pero,  33 años después, hay que cambiarlas

 Fernández Vaquero dio las gracias a los premiados. “Gracias por vuestro trabajo, ejemplo y compromiso con Castilla-La Mancha”, dijo para apuntar que “el regionalismo ha triunfado y está fuertemente arraigado entre nosotros porque no queríamos ser más  pero tampoco menos dentro de la indisoluble unidad de España”.

Destacó que hoy la región cuenta con “la generación más preparada, testigos del fuerte latir de esta tierra” y no olvidó que vivimos “tiempos turbulentos con una economía por recuperar y redistribuir derechos”. También pidió “dejar a un lado la micropolitica al servicio del espectáculo” para pasar a detectar problemas y aportar soluciones. “Hay que ir más allá del mensaje express y de la política de guión de televisión, más allá del postureo, sentencias e intercambio de golpes”.

Apostó por poner “el foco” en quienes no encuentran trabajo, en los dependientes, en los que tienen capacidades diferentes, en regenerar la vida pública, en los universitarios que quieren trabajar aquí, en agricultores y ganaderos que piden explotaciones más retables, en los maestros, sanitarios, en el patrimonio y el medio ambiente. “Es tiempo de ser audaces Las cosas son difíciles porque no nos atrevemos a emprenderlas” concluía para apelar a la “responsabilidad” de todos y “fabricar lugares de entendimiento".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha