eldiario.es

Menú

Tener que hacer "diez veces más que los hombres": el problema del machismo en el deporte

Tres deportistas castellano-manchegas ofrecen su honesta visión respecto al machismo en un sector que va avanzando, pero a pasos cortos

El tratamiento en los medios de comunicación, una de sus principales quejas. Pero también la falta de presencia en otros estamentos del deporte, como árbitros o entrenadores

- PUBLICIDAD -
Machismo en el deporte

La foto de este artículo menciona un hecho anecdótico: una compañera bajó los pantalones a otra en un 'maul', una jugada de rugby, en un partido del último mundial del deporte en Irlanda del Norte. Lo que no menciona la noticia es que el equipo inglés, de la jugadora en cuestión, logró pasar a las semifinales del evento deportivo. "Entristece mucho que en el siglo XXI primen estas cosas. Esa chica que se ha quedado semidesnuda lleva muchísimos años entrenando cuatro o cinco horas diarias. Esto muestra que nos infravaloran mucho a las mujeres", explica Almudena García, del equipo Las Águilas de Toledo.

Almudena lamenta que "socialmente", la gente siempre se sorprende cuando ella como una chica dice que juega este deporte de contacto. "Mentalmente se mantiene un estereotipo de una mujer como muy masculina", afirma, "a pesar de que cualquier chica normal de la calle puede practicarlo". García defiende que este deporte te ayuda a construir un círculo de apoyo a su alrededor y también a crecer a nivel personal. "Sufres con tus compañeras, celebras con ellas y así vas creciendo", explica.

Debido a que son un equipo femenino, también tienen más problemas para conseguir patrocinadores y así mantener 'a flote' el equipo. "Tenemos esto siempre un poco en nuestra contra", explica García., quien señala que se debe a que está "más aceptado" el deporte masculino. "Parece que nunca vas a leer una noticia deportiva de que una chica es campeona del mundo en una portada. Es como lo ocurrido cuando Mireia Belmonte ganó el campeonato y en portada salió el corte de pelo de Sergio Ramos", concluye. 

La triatleta alcazareña Alba Reguillo

La triatleta alcazareña Alba Reguillo Facebook de Alba Reguillo

La alcazareña Alba Reguillo es una de las mejores atletas de España, y, a pesar de esto, señala que a la igualdad en el deporte "todavía le queda mucho". "Yo sí he padecido en mis propias carnes tener que hacer diez veces más que el hombre para que se me considere igual. Y ni así", lamenta la deportista. La desigualdad, afirma, existe y está presente. "Te lo tienes que currar cien veces más que tus compañeros y a veces incluso te siguen considerando inferior", lamenta. En este sentido, señala que ella sí se siente "muy reconocida" pero que se debe a que está en el top nacional.

"Ahora ya no tengo quejas, pero antiguamente tengo muy claro que no se me consideraba igual", afirma Reguillo. Entre los pequeños avances que sí reconoce se refieren a los premios y también a los medios de comunicación que "parece" que hablan más de ellas. Sin embargo, sentencia, siempre se habla más del pódium masculino y "mucho más" que del femenino. "Todavía hay mucha desigualdad en el eco que se hacen de nosotros los medios", señala. A esto añade los comentarios que se derivan de la indumentaria que las deportistas usan. 

"Mi percepción sigue siendo que se habla mucho de la ropa que lleva la mujer cuando va a competir. Cuando yo compito con mi grupo de triatletas, tengo que estar siempre dando toques cuando se habla de si está muy guapa o no", señala. Lo mismo ocurre en las redes sociales, afirma, como en los grupos de WhatsApp. "Siempre, siempre, se muestran mujeres enseñando su cuerpo. Es patético", explica. Finalmente, asegura que siente que se habla más de ella en términos de 'si es guapa o no' cuando lleva el bañador que cuando va con el mono cerrado. 

Ana Lozano, fondista alcarreña

Ana Lozano, fondista alcarreña Sportsmedia

 Ana Lozano se coronó este año como campeona de España y  ampeona de Europa de Selecciones de 5.000 metros. La atleta alcarreña ha pasado también por el último Mundial de Atletismo de Londres y concede que ya está en "la élite". Eso no significa, eso sí, que no sufra y no vea la desigualdad y el machismo a su alrededor. "Hace dos años me invitaron a participar en una mesa redonda de mujer y deporte, porque yo de primeras no me sentía discriminada. Hablando positivamente, pensaba en el deporte como una inclusión, que rompe estereotipos y que puede inspirar a las niñas", señalaba. Sin embargo, luego se dio cuenta de que hay "muchas diferencias" .

La atleta señala, por ejemplo, que en los estamentos aparte del propio deportista, es decir, en cargos como entrenadores, jueces o en la misma federación la representación femenina "es ínfima". Recuerda el caso de Beatriz Manchón en el descenso del Sella: "es muy necesario que haya mujeres dando voz en esos ámbitos, sería un paso adelante para que compitamos más en cada deporte", afirma. Desde que se ha puesto "las gafas moradas" tiene cada vez más claro que no todo es igual y que ella también se ha sentido discriminada, también en la cobertura que hacen de sus logros los medios de comunicación.

Esto también llega, asegura, a los niveles de afición, donde cree que todavía falta información porque "quizás las mujeres no han importado todavía". Relata: "me ha sorprendido ver como cuando vas con un compañero a una misma competición los comentarios para él son 'qué pasada', 'qué bien se te vio', 'estás súper en forma'. Y los comentarios para mí son 'ay Anita, qué bien, qué tal lo pasaste, qué tal el viaje'. Pero yo me dejo la vida en las pistas igual que ellos y todavía no se le da el mismo valor".

Lozano también habla de la ropa que usan los atletas, que "sin duda", ha dado pie a comentarios que "no tienen nada que ver con el deporte". Y es que el uniforme, señala, es un "engorro" porque finalmente deja ver partes del cuerpo que a veces acaparan más atención que los logros de las competidoras. "Ellos llevan pantalones ajustados y nadie hace comentarios de lo que dejan a la vista, pero en nuestro caso siempre queda parte del culo asomando y se oyen comentarios. Además, no sabes en manos de quién puede caer, finalmente", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha