Opinión y blogs

eldiario.es

Las malas relaciones de Bergoglio con los Kirchner

Las malas relaciones entre Jorge Bergoglio y el peronismo que dirige la presidenta argentina, Cristina Fernández, se pusieron de manifiesto justo después de la elección del cardenal argentino como Papa. Se estaba celebrando en esos momentos en el Parlamento un acto en recuerdo del presidente venezolano, Hugo Chávez. El presidente de la Cámara, el kirchnerista Julián Domínguez, lo interrumpió para dar a conocer la noticia que llegaba de Roma, y la sesión prosiguió. Sólo los diputados de la oposición aplaudieron.

La continuación del homenaje a Chávez provocó las protestas de la oposición, que querían que se dedicara más tiempo al reconocimiento del nuevo Papa. "¡Resentidos, maleducados!", gritó el diputado conservador Omar de Marchi. "¡Andá, andá a escucharlo vos!", respondieron los parlamentarios kirchneristas.

Las relaciones de Bergoglio con los peronistas de Kirchner siempre han sido malas. Lo fueron sobre todo en la presidencia de Néstor Kirchner, aunque han mejorado algo con Cristina Fernández. Con Néstor, la debilidad de la oposición política y el fuerte carácter del cardenal terminaron haciendo que el presidente pensara que el religioso era la principal fuerza de la oposición en el país. Kirchner creía que la Iglesia no estaba reconociendo los esfuerzos del Gobierno para sacar a Argentina de una terrible crisis.

Seguir leyendo »

La segunda oportunidad de Bergoglio

85 Comentarios

Jorge Bergoglio, el nuevo papa Francisco I. / AP / Gtresonline

Jorge Bergoglio estuvo cerca de ser elegido sucesor de Juan Pablo II en 2005, o al menos fue el segundo clasificado en todas las votaciones. Ahora los cardenales le dan una segunda oportunidad. Bergoglio, 76 años, es el primer Papa latinoamericano y el primer jesuita que recibe la misión de dirigir la Iglesia católica. Su nombre como Papa será el de Francisco I.

Ya hace ocho años, Bergoglio recibió muchos apoyos porque era un candidato que parecía adecuado para los prelados de distintas sensibilidades. Los conservadores se sentían cómodos con él porque Bergoglio se había mostrado en contra de las tendencias progresistas que son habituales entre muchos jesuitas. Su estatura intelectual estaba garantizada porque había estudiado teología en Alemania.

Durante la crisis económica argentina, había hecho muchos llamamientos en favor de los pobres y desfavorecidos, lo que garantizaba una conciencia social no tan presente en los cardenales occidentales. Por último, su estilo de vida personal era modesto. Vivía en un apartamento, no en el lujo del palacio del arzobispo de Buenos Aires, cogía un autobús para ir a trabajar y se cocinaba sus propias comidas.

Seguir leyendo »

Benedicto XVI pasa a la zona de descuentos

Juan Pablo II es el icono comercial del Vaticano

Benedicto XVI es historia pasada, casi ya olvidada. Cuando se está buscando su sustituto como Papa, su figura se ha desvanecido mientras que la de su antecesor –muerto hace ocho años y en los altares de la santidad– está presente por todo el Vaticano. En la jornada que abría el cónclave, las librerías que rodean la plaza de San Pedro, los libros de Benedicto XVI caían en el cajón de los descuentos: del 15% al 25%. Títulos como Mi cristianidad, La Infancia de Jesús (este fue número uno en España) reciben el mismo tratamiento que las agendas del año anterior.

En La Feltrinelli, el dependiente lo resume perfectamente: "Benedetto es pasado. Juan Pablo es eterno". En la Vía de Porta Angélica, que desemboca en San Pedro, se agolpan las tiendas de souvenirs papales. La proporción entre Ratzinger y Wojtyla es de tres a uno en las postales, ese foco de atractivo turístico para envíar un recuerdo con matasellos vaticanos (en su oficina de correos hay cola para enviarlas).

Benedicto XVI no ha calado tanto en el pueblo. Cenando con unos romanos, ellos dan su explicación: "Se ha marchado él". Lo dicen con una mezcla de indignación y decepción. El Papa es, per se, el obispo de la diócesis de Roma. Que haya renunciado parece haber herido o, al menos arañado, el orgullo capitalino.

Seguir leyendo »

¿Cuántos votos obtuvo Ratzinger en la primera votación?

Benedicto XVI recibe la ayuda de su secretario personal.

Primer día de cónclave, primera votación, como es habitual. Es la votación de tanteo, quizá la más importante –a excepción obviamente de la última– donde los cardenales descubren quiénes son los candidatos sobre los que girarán los primeros escrutinios. No será extraño que uno o dos candidatos alcancen números cercanos a 40 votos, una cifra considerable pero lejana de los 77 que marcan los dos tercios del total de votantes y que conceden la elección.

En 2005, esa primera votación dejó claro que Joseph Ratzinger era la opción más segura. En realidad, los resultados son secretos, pero el periodista italiano Lucio Bunelli, experto del Vaticano en la cadena TG2, obtuvo tiempo después las cifras de un cardenal del que no reveló el nombre. O al menos, eso dijo. Según esos datos, el purpurado alemán recibió 47 votos. Aún más significativo fue el hecho de que los siguientes nombres quedaran muy lejos. El argentino Jorge Bergoglio recibió diez votos. El italiano Carlo Maria Martini, nueve. Otro italiano, Camillo Ruini, cuatro, y otros cardenales, esa cifra o un número inferior.

Martini, arzobispo de Milán, era mucho más progresista, o menos conservador, de lo habitual en la Iglesia de Juan Pablo II. Como recordaba hoy The New York Times, al final Martini no tenía apoyo suficiente para convertirse en el candidato antiRatzinger.

Seguir leyendo »

Los niños de don Romano preguntan por la dimisión del Papa

Don Romano no imparte catequesis en su iglesia de Santa Maria Delle Grazzie, ya lo hacen los catequistas. Pero le gusta pasar a saludar a los cerca de ochenta niños que la reciben y que tomarán la comunión entre finales de abril y principios de mayo. Estos, en ocasiones, le piden que les aclare ciertas dudas sobre Dios que no acaban de entender como que si está en todas partes, por qué no lo ven. Aunque desde el 11 de febrero, las dudas las provoca el Papa. "Don Romano, ¿Benedicto nos deja como mi padre nos dejó a mi madre y a mí?" , le sorprendió uno.

"Y qué le dices. No conoces su situación, no sabes si se ha marchado porque está enfermo o porque es un vicioso y se ha ido con otra mujer. No sabes qué decir para no afectar al muchacho. Y además, está el cuarto mandamiento, honrarás a tu padre y a tu madre...". Pero don Romano no se amilanó y respondió: "El Papa no nos ha dejado, seguirá con nosotros, estará ahí para cuando le necesitemos", y añadió: "Y debes querer a tu padre como él te quiere a ti. Reza por él y si necesita tu ayuda, ayúdalo".

Otro chaval también se dirigió a él para aclarar sus dudas: "¿Se ha marchado porque se ha enfadado?". Y don Romano, calmó: "No. Lo que sucede es que está cansado y teme que no pueda hacer su trabajo plenamente, ya no puede viajar. Mira, si yo un día estoy malo y no puedo venir a la iglesia, me puede sustituir don Francesco y no pasa nada, pero si sigo enfermo de continuo no podré atenderos ni estar con vosotros y puede que entonces, si nadie puede sustituirme, os quedéis sin que os abran las pistas de fútbol, y eso no os gustaría".

Seguir leyendo »

Se busca cardenal con MBA

25 Comentarios

Los cardenales iniciarán el cónclave el martes a las 16.30.

Hace ocho años, los medios explicaron en detalle cuántos cardenales del Tercer Mundo podían ser considerados papables. Y eran unos cuantos. Después del cónclave, se supo que nunca hubo esa posibilidad tan publicitada de un Papa latino o africano. Ratzinger era la respuesta lógica para los prelados, aún más desde que escucharon la homilía que pronunció en la misa por Juan Pablo II. Digamos que el establishment de la Curia consiguió su objetivo lo que hizo que el cónclave fuera muy corto.

Ahora parece ser diferente. Según John Allen, de la revista norteamericana National Catholic Reporter, existe un sentimiento anticuria muy extendido en el colegio cardenalicio. El escándalo de Vatileaks, la supuesta existencia de un "lobby gay" en el Vaticano, revelada según la prensa italiana en la investigación que realizaron tres cardenales por encargo de Benedicto XVI, y las siempre oscuras finanzas del IOR (el 'banco' vaticano) han colmado la paciencia de los llamados príncipes de la Iglesia.

En palabras del cardenal irlandés Cormac Murphy-O’Connor, alguien tiene que "poner orden".

Seguir leyendo »

El Vaticano se escribe en masculino

La hermana Josune es anticlerical. No se asusten. Cuando esta monja carmelita de la Caridad Vedruna habla de clericalismo se refiere a la estructura de la Iglesia donde, se queja, "al final todo depende de un sacerdote". Un sistema para el que demanda un cambio: "¿Por qué tiene que tener tanto poder el sacerdocio? Hay que buscar una estructura que no sea sacerdotal".

En otras palabras, una forma de proceder que dé mayor protagonismo a la mujer dentro de la Iglesia porque, a pesar de que del millón de religiosos que hay en el mundo 800.000 son mujeres y 200.000 hombres, son las primeras las que siguen relegadas a un segundo plano. Una demanda a la que tendrá que hacer frente el nuevo Papa.

Las mujeres tampoco tienen voz ni voto en el cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI, pero Josune Arregui, que ejerce como secretaria general de la Unión Internacional de Superioras Generales –una organización que agrupa a líderes de 2.000 órdenes religiosas femeninas con presencia en más de 90 países– tiene claro lo que espera del nuevo pontífice: "Quisiera un Papa creyente y valiente. Creyente en el sentido de que mirara desde el punto de vista de la fe. También le pido a Dios que no nos toque un Papa de esos que sólo saben mirar hacia atrás".

Seguir leyendo »