eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

¿Merece la pena llevar la ropa a una tintorería ecológica?

La regulación progresiva del percloroetileno nos está llevando a decir adiós al tradicional olor de tintorería de toda la vida.

Respondemos a las dudas de Mireya y Daniela, dos socias de eldiario.es.

- PUBLICIDAD -
Foto: Pxhere

Foto: Pxhere

Daniela, una lectora de eldiario.es, nos escribe el siguiente correo: "Acaban de abrir cerca de mi casa una tintorería que se hace llamar 'ecológica' y me ha llamado la atención, porque hace poco cerraron una antigua, que era la única que había en el barrio, de esas con el olor típico de las tintorerías. ¿Es un timo del marketing o tienen alguna diferencia con las tradicionales? ¿Me cobrarán de más por la etiqueta de ecológicos o realmente tienen una razón de ser?".

En paralelo, Mireya, otra lectora y socia, nos pide que hablemos del percloroetileno que se usa en las tintorerías y del que ha oído decir que es bastante tóxico. Además nos pregunta si se usa en todas las tintorerías o solo en algunas y si hay alguna normativa europea o española que regule el uso de este producto, que actúa como disolvente orgánico volátil.

Citamos a un tiempo las peticiones de ambas lectoras porque están relacionadas y se podría decir que la materia de la segunda -el percloroetileno o tetracloroetileno- es la causa de la primera, es decir las tintorerías ecológicas. Efectivamente, existe un negocio creciente de centros de limpieza de ropa delicada que se hacen llamar así para diferenciarse de las tradicionales, un poco en base al marketing pero no exentas de sus razones.

Motivos para huir del percloroetileno

Para empezar contestaremos a Mireya explicando que el percloroetileno es el responsable de las famosas y ya tradicionales "limpiezas en seco" que tanto se publicitaban antes en las entradas de las tintorerías. Se trata de un disolvente líquido orgánico pero muy volátil, capaz de arrancar las manchas de grasa y suciedad y que se evapora rápidamente por sí solo.

De ahí el nombre de limpieza en seco o dry clean: la ropa se somete a este disolvente pero sale de la máquina ya seca, puesto que el disolvente se convierte en gas. Es un método que, sin embargo, como se ha podido comprobar a lo largo de los años, no está exento de problemas, en especial para las personas que trabajan con él o que viven cerca de tintorerías de limpieza en seco. El percoloroetileno ha demostrado ser muy tóxico si se inhala, o incluso en la piel, e incluso cancerígeno. 

Foto: Jarmoluk

Foto: Jarmoluk

Además, las máquinas que trabajan con este producto no son estancas y dejan escapar cantidades significativas de percloroetileno al ambiente, por lo que en las zonas cercanas a las tintorerías de limpieza en seco se respiran niveles altos. A causa de ello, la Unión Europea lleva casi una década en proceso de regular y limitar su uso con el fin de prohibirlo definitivamente.

Los países del norte fueron los primeros en sustituir la maquinaria de limpieza en seco, pero esto provocó que la misma fuera revendida a precio de saldo a países del sur como Grecia o el nuestro, donde de este modo se retrasó la sustitución del percloroetileno. No obstante, la regulación española también avanzó obligando a las tintorerías a presentar informes de escapes, revisiones de máquinas, controles de emisiones, etc.

De este modo, la inversión inicial de la década de 2010 en máquinas baratas quedó contrarrestada por los altos costes de las revisiones ambientales, las multas y los controles de emisiones. Además, como la demanda de percloroetileno ha ido descendiendo, cada vez hay menos fabricantes y el precio ha aumentado. Estos, además de la demanda de los consumidores, han sido los motivos que han llevado a la aparición de las tintorerías llamadas ecológicas. 

Foto: Pxhere

Foto: Pxhere

Ventajas de las tintorerías ecológicas

Respondiendo ahora a Daniela, diremos que las tintorerías ecológicas, aunque aprovechan la percepción positiva de todo lo que comporta la etiqueta "verde", tienen su fundamento y no son en general una estafa , aunque no cuentan con una regulación específica. Cada vez son más en toda España, algunas como negocio independiente otras en formato franquicia, y todas reúnen las siguientes ventajas:

1. No usan percloretileno

Cabría añadir que tampoco usan ningún otro compuesto orgánico volátil y tóxico que pudiera extenderse en forma líquida o gaseosa al medio ambiente. Es por ello que renuncian a las máquinas de limpieza en seco y las sustituyen por el método de limpieza en húmedo -o wet clean-, con agua, jabón y sistemas de secado con aire caliente y un planchado especial.

2. Emplean máquinas eficientes tanto en uso del agua como de la energía

Como utilizan una maquinaria bastante reciente, tenemos la seguridad de que el uso del agua y la energía para ejecutar los lavados de trajes, abrigos, alfombras edredones, etc., se realiza de forma eficiente tanto en el plano energético como en el gasto hídrico. La maquinaria empleada debe tener los preceptivos certificados de eficiencia.

3. Se utilizan jabones que respetuosos con la piel y los vertidos al medio ambiente

Los jabones que se emplean en las tintorerías ecológicas, en principio, son 100% biodegradables, así como hipoalergénicos, para evitar que si quedan restos en la piel, puedan provocar problemas de alergias. A este respecto, la limpieza en seco dejaba restos de percloroetileno en la ropa que podía luego concentrarse en los armarios. Esto no pasa con los jabones usados en las tintorerías ecológicas.

Algunas tintorerías utilizan también ozono en el lavado, pues actúa como desinfectante y oxidante de las manchas, pero no deja restos después en la ropa. Por otro lado, el uso de ozono puede limitar la cantidad de jabón y agua empleada y optimiza los recursos y el posible impacto de vertidos, que aunque sean biodegradables, algunos no lo son en su totalidad.

4. El servicio suele ser más barato

Aunque este factor dependerá de cada tienda, en principio la limpieza en húmedo sale más barata. En primer lugar porque la legislación no obliga a tantos controles medioambientales, estudios y recogida de vertidos, que encarecen mucho la limpieza en seco. En segundo lugar porque se supone que la maquinaria nueva racionaliza mucho más el gasto de agua y de energía.

En tercer lugar, porque las máquinas de limpieza en húmedo son más pequeñas que las de seco, por lo que o bien no precisan de locales tan grandes o caben más en un mismo local, lo que optimiza la gestión de los pedidos y permite bajar los precios.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos,  suscríbete a nuestros boletines

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha