eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Suplementos de colágeno contra la osteoporosis: ¿funcionan?

Respondemos a las dudas de una socia de eldiario.es que padece osteoporosis severa

- PUBLICIDAD -
Foto: ConsumoClaro

Foto: ConsumoClaro

Pilar, una socia de eldiario.es, nos escribe: "Buenos días, soy fiel seguidora de esta sección, me parecen interesantísimos vuestros artículos y la investigación que hacéis de los temas. Yo tengo una osteoporosis severa y quisiera saber si el colágeno, que tan de moda está, sirve realmente para regenerar los huesos".

Para poder contestar a Pilar, primero debemos explicar es qué es exactamente el colágeno y por qué están teniendo tanto predicamento los suplementos que se venden en farmacias e incluso por internet -tanto en polvo como en comprimidos- a precios que oscilan entre los 36 euros el kilo y los 50 euros el kilo.

¿Qué es el colágeno?

El la proteína más frecuente en nuestro cuerpo, pues está presente tanto en piel como en huesos, tendones y otras estructuras. La fabrican unas células llamadas fibroblastos, y forma lo que se conoce como tejido conectivo, que es el que mantiene unidas diversas estructuras del cuerpo. Por decirlo de una manera gráfica, el colágeno hace de pagamiento de la piel, forma los tendones que unen los músculos a los huesos y está presente en los propios huesos.

Es una proteína fibrilar cuyas moléculas se entrelazan con enlaces muy estables de hidrógeno para formar fibras más consistentes y progresivamente más densas. Cuantas más moléculas conformen una fibra, mayor es su densidad y más resistente será. De este modo, los tendones pueden aguantar una tracción de cientos de kilos por centímetro cuadrado antes de romperse. Así que el colágeno garantiza la firmeza tanto de la piel como de los tendones y de los huesos. 

Sin embargo, con la edad nuestro cuerpo tiende a producir menos colágeno; se calcula que se produce un 1,5% menos a cada año que pasa a partir de aproximadamente los 25 años -varía según la genética de la persona-, llegando a ser la pérdida neta los 60 años de un 35%. Es lo que llamamos el envejecimiento, en el cual nuestra piel adquiere arrugas, comenzamos a tener dolores musculares recurrentes por pérdida de resistencia de los tendones y nos sobreviene la osteoporosis. 

Foto: PlacidWay Survey

Foto: PlacidWay Survey

Colágeno y osteoporósis

La pérdida progresiva de la capacidad de fabricar colágeno por parte de los fibroblastos es un tema fundamentalmente de edad, aunque hay algunos factores que la pueden acelerar, como el tabaquismo, el consumo de alcohol, una dieta desequilibrada, la vida sedentaria, la falta de ejercicio y, por supuesto, la genética. Hay personas que tienen más tendencia que otras por un simple motivo hereditario.

En este sentido, la osteoporisis, que es una enfermedad por la cual los huesos pierden más consistencia de la normal y se vuelven quebradizos, puede ser favorecida por los factores arriba citados. La consecuencia de la osteoporosis es el mayor riesgo de rotura, pero no depende solo de la pérdida de colágeno, sino también de calcio. Para prevenir la osteoporosis algunos facultativos, así como distintos terapeutas, recomiendan la ingesta de suplementos de colágeno.

¿Qué son los suplementos de colágeno?

Los suplementos de colágeno se fabrican básicamente a partir de piel, hueso, tendón o pezuñas de animales sacrificados. Estas partes son trituradas y convertidas en polvo para ser vendidas de este modo en latas o bien en forma de comprimidos. Como el colágeno es en esencia una proteína universal en los animales, se supone que ingerir un vaso al día de este suplemento, disuelto en agua, nos dará un aporte de colágeno que sustituirá al que dejen de fabricar nuestros fibroblastos. 

Foto: Germán Tenorio

Foto: Germán Tenorio

Así, en caso de padecer osteoporosis, como le sucede a Pilar, la suplementación ayudaría a reducirla al haber más colágeno a nivel plasmático. ¿Es esto cierto? No. No es cierto por una sencilla razón: el colágeno, como todas las proteínas que entran en nuestro cuerpo, son degradadas en el estómago a nivel de aminoácidos para que el intestino las pueda absorber. A partir de entonces, sí puede nuestro sistema, mediante los aminoácidos sintetizar las proteínas deseadas.

Pero si los fibroblastos han dejado de fabricar colágeno, como sucede en las edades maduras, no se pondrán a sintetizar más por el mero hecho de que haya más aminoácidos a nivel plasmático. En todo caso, los suplementos de colágeno pueden venir bien a personas cuya dieta sea muy deficitaria en proteínas por no poder acceder a la carne o a vegetales ricos en ellas. En este sentido, algunas personas a las que sientan bien estos suplementos, en realidad tienen el problema de que comen poca proteína. 

Pero esta deficiencia también se puede resolver con yogures, filetes, pollo, pescado, quesos o legumbres en abundancia, por ejemplo. Incluso puede que si optamos por una dieta variada y que contemple todos estos alimentos -mezclados con buenas dosis de verduras- en lugar de por los suplementos, y si además nos ponemos a hacer ejercicio moderado pero constante, podamos frenar nuestra tendencia a la osteoporosis. Sí está demostrado que una buena salud cardiovascular ayuda a mantener los fibroblastos activos. 

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos,  suscríbete a nuestros boletines

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha