eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Asturias llevará a los tribunales la reforma del aeropuerto que planea Aena

El ejecutivo autonómico denuncia "la falta de receptividad" del Gobierno central al diálogo y a la "búsqueda de un consenso" para el futuro del Aeropuerto de Asturias

La consejera de Fomento reconoce que ha salido "muy preocupada" de la reunión del Comité de Coordinación Aeroportuaria y pide ya un plan de marketing

La representante del Ministerio de Fomento se escuda en la legislación vigente para continuar con las obras que recortan 150 metros la pista de aterrizaje

- PUBLICIDAD -
Asturias pide al Gobierno que recurra al Supremo la sentencia contra la regasificadora del Musel (Gijón)

La consejera de Fomento, Belen Fernández, en un encuentro con la ministra Ana Pastor.

El Ministerio de Fomento ha hecho oídos sordos a las reclamaciones del Gobierno del Principado de paralizar la licitación de las obras para recortar la pista del aeropuerto de Asturias en 150 metros, lo que a juicio del ejecutivo autonómico supone un perjuicio para su futura viabilidad y seguridad. La percepción de las representantes de los dos ejecutivos tras la reunión del Comité de Coordinación Aeroportuaria ha sido distinta. La de Asturias, ha salido “muy preocupada” y la de Madrid, ha explicado que está cumpliendo “de forma escrupulosa” con la legislación.

Ante la actitud del departamento de Ana Mato, el Gobierno de Asturias está dispuesto a recurrir a la vía judicial para paralizar las reformas que pretende llevar a cabo Aena. Los servicios jurídicos del Principado ya están estudiando posibles medidas legales contra la decisión de aplicar lo que la consejera de Fomento, Belén Fernández, ha definido como “un recorte funcional” de la pista de aterrizaje, utilizada por el 80 por ciento de las aerolíneas, que “cercena su crecimiento”.

Belén Fernández ha destacado la “falta de receptividad por parte del Ministerio y de Aena al diálogo y a la búsqueda de consenso. Están empeñados en seguir adelante con las obras”. En la reunión, la consejera de Fomento ha trasladado que, la reforma que plantea el gestor de Aeropuertos Españoles, “no es una solución válida para la movilidad de viajeros y mercancías”.

El Gobierno de Asturias ha venido denunciando la opacidad y la falta de información sobre esta operación que, a su juicio, está encaminada a devaluar el aeropuerto y “venderlo a precio de saldo con el argumento de que no es rentable”. Para calmar el enfado del ejecutivo asturiano, Aena asegura que no se va a recortar la pista, sino que se va a desplazar 150 metros el umbral de aterrizaje del aeródromo.

Las explicaciones de Aena han preocupado al ejecutivo autonómico, que las considera “un insulto a la inteligencia de los asturianos porque la obra licitada supondrá que la pista útil de 2.200 metros pasará a 2.050 metros operativos”. Ante el desencuentro entre los dos ejecutivos, Asturias ha propuesto que el recorte de la pista fuera votado en el Comité de Coordinación Aeroportuaria. La secretaria general de Transportes del Ministerio de Fomento, Carmen Librero, se ha negado.

Lo único que ha quedado claro de este encuentro es que el Gobierno del Principado recurrirá a la vía judicial para paralizar las obras ante la sospecha de que el pliego puede incurrir en alguna irregularidad “y no ser coherente con la planificación aeroportuaria vigente”. Además, a juicio de la consejera autonómica, el recorte se plantea en base a la actual situación de los tráficos del aeropuerto, “que no es un buen punto de partida, porque hay que aspirar a los años en los que se creció un 60 por ciento el volumen de pasajeros”, dice Belén Fernández.

Carmen Librero se escuda en el cumplimiento de la legalidad para defender la continuidad de las obras y asegura que la reforma garantiza “la operatividad presente y futura del Aeropuerto de Asturias”. Sin embargo, el ejecutivo autonómico da poca credibilidad a estas afirmaciones, cuando el propio gestor aeroportuario vincula la competitividad al aumento de la longitud de las pistas.

Ambas partes sí tienen claro que el Aeropuerto de Asturias “necesita de medidas singulares” tras perder el 20 por ciento del volumen de pasajeros, y la necesidad de poner en marcha el reclamado plan de marketing, que Fomento prometió en 2013 y que sigue sin concretar. Para contentar al Principado, Carmen Librero ha anunciado la constitución de una comisión que presentará en marzo un borrador del plan que marcará una hoja de ruta para el futuro del aeropuerto.

Por su parte, el diputado regional de Izquierda Unida, Aurelio Martín, ha demandado al ejecutivo asturiano “una posición fuerte y comprometida” con el resto de las fuerzas políticas, sociales y empresariales en defensa de “esta infraestructura fundamental para Asturias”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha