eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diez comunidades se suman a Asturias para que Bruselas asuma el problema demográfico

Andalucia, Baleares, Castilla La Mancha, Canarias, Extremadura, Madrid y Navarra, más las tres firmantes del pacto de Oviedo, respaldan la enmienda presentada por el Principado al presupuesto comunitario de 2014-2020

El consejero de la Presidencia, Guillermo Martínez, afirma que "esta crisis no conoce fronteras y afecta a un tercio de las 281 regiones europeas"

- PUBLICIDAD -
Cuatro CCAA exigen mayor peso de la crisis demográfica en su financiación

Ya son once las autonomías que se suman a la declaración por el cambio demográfico firmada en Oviedo

Asturias es la comunidad autónoma con mayor saldo vegetativo negativo de España, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre Proyección de la Población a Corto Plazo. De acuerdo con el estudio, la región perderá en los próximos diez años 67.089 personas, lo que equivale a una ciudad media del Principado.

La evolución demográfica es uno de los problemas que más preocupa al actual gobierno asturiano. En el mes de octubre logró que Galicia, Castilla y León y Aragón firmaran una declaración por el cambio demográfico, por la que exigían al ejecutivo de Mariano Rajoy soluciones de Estado ante un problema que va más allá de las propias autonomías.

Ahora, le ha tocado el turno a Bruselas, donde el consejero de la Presidencia, Guillermo Martínez, ha presentado una enmienda al presupuesto comunitario 2014-2020 para que las instituciones europeas tengan en cuenta la crisis demográfica y el envejecimiento de la población.

La iniciativa del Gobierno de Asturias pretende marcar la estrategia política del Comité de las Regiones ante unos presupuestos de la Unión Europea que no contemplan los factores demográficos como un elemento esencial a la hora de definir la distribución de fondos para los distintos territorios de la UE

“Esta crisis no conoce fronteras en Europa, un tercio de las 281 regiones europeas sufrirán una severa sangría de habitantes en las próximas décadas”, señala Guillermo Martínez. Pero este problema no es sólo una cuestión de comunidades, sino que “exige soluciones transnacionales, tanto en España como en Europa”.

A esta medida se han sumado Andalucía, Baleares, Castilla la Mancha, Canarias, Extremadura, Madrid y Navarra, siendo once las regiones españolas que consideran importante que el nuevo marco presupuestario tenga en cuenta este tipo de factores.

El gobierno asturiano está trasladando esta cuestión a todas las instituciones. Tras impulsar un frente común con Galicia, Castilla y León y Aragón, reclamó recientemente en el Senado un gran pacto nacional, porque “si no se toman medidas estructurales, España puede convertirse en un gran geriátrico en una década”, asegura el consejero de la Presidencia. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha