eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Agnès Jaoui: "Me he dado cuenta ahora de que soy feminista"

- PUBLICIDAD -
Agnès Jaoui: "Me he dado cuenta ahora de que soy feminista"

Agnès Jaoui: "Me he dado cuenta ahora de que soy feminista"

Reinventarse a los 50, después de una separación, de perder el empleo, a punto de ser abuela y con los sofocos de la menopausia. Es el reto que afronta la actriz Agnès Jaoui como protagonista de "50 primaveras", una comedia agridulce sobre un tema por el que el cine hasta ahora ha pasado de puntillas.

"Es increíble que éste sea un asunto que nunca se ve y del que nunca se habla", ha señalado Jaoui en una entrevista con Efe con motivo del estreno del filme -dirigido por Blandine Lenoir- en España, el próximo 28 de julio.

La actriz, directora y guionista francesa lleva 20 años viajando con sus películas, pero insiste en que nunca como ahora había sido tan consciente de las discriminaciones que sufren las mujeres, en particular en la industria del cine.

"Me he dado cuenta ahora de que soy feminista, en muchos sentidos llevaba la discriminación integrada", indica. "Por ejemplo, me sentía muy orgullosa cuando la gente me decía que en Francia hay muchas mujeres directoras, cuando son sólo un 20 %, ¿por qué tengo que estar feliz con eso?", se pregunta.

Consciente o no, lo cierto es que Jaoui nunca se ha resignado a aceptar los estereotipos. Harta de esperar a que le ofrecieran papeles interesantes, empezó a escribir sus propios guiones a comienzos de los 90.

En el año 2000 estrenó su ópera prima como directora, "Para todos los gustos". La película triunfó en los Premios César del cine francés y estuvo nominada al Óscar a mejor filme de habla no inglesa.

"Las actrices hemos estado muy encerradas en un tipo de papeles. No me gustaba que los directores me pidieran que me desnudara, me sentía utilizada. Por eso cuando escribo papeles para mí suelen ser más de cabeza, poco sexuales. Quiero ser un ser humano, no un objeto de deseo que luego va a la basura", asegura.

También se suele decir que en Francia sí que hay papeles para mujeres adultas, y ahí están Juliette Binoche, Emmanuelle Devos, Isabelle Huppert o ella misma.

"En un sentido tenemos suerte, pero es que en la vida real hay un 50 % de mujeres mayores de 50, mientras que en el cine son un 3 %", subraya Jaouim, quien recuerda que hay un movimiento en Francia llamado "El túnel de las actrices de 50 años" que precisamente denuncia esa dificultad de encontrar papeles.

Jaoui no sólo tiene más de 50 años sino que además lo parece. Ese fue uno de los motivos por los que Lenoir la eligió como protagonista, una mujer que asume su edad y a la vez resulta femenina y seductora.

"Toda la vida he tratado de ser más delgada, más joven, y ahora muchos directores me dicen que quieren trabajar conmigo porque soy normal, incluso gorda. Es un placer inmenso, una recompensa", señala riendo.

La película invita a las mujeres a reencontrarse consigo mismas, pero también a abrirse a los demás. Jaoui menciona una escena en la que Aurora, la protagonista, conversa en el trabajo con otra mujer que es de raza negra y que se ríe de que Aurora descubra la discriminación al envejecer, cuando ella dice conocerla de toda la vida.

"Cuando hay discriminación necesitas a los otros, encontrar la solidaridad de los otros supone un gran enriquecimiento", sostiene.

Lenoir incorpora en otra secuencia un fragmento de una entrevista con la antropóloga y etnóloga feminista Françoise Héritier, que explica que no hace tanto tiempo, al llegar a la menopausia, la existencia de la mujer se detenía en seco, al contrario de lo que sucedía con el hombre a la misma edad.

"Héritier trabajó mucho sobre el lugar en la sociedad de la mujer no fecunda, es muy interesante como la función de hacer niños condiciona todo", apunta Jaoui, que el año que viene estrenará su quinto largometraje como directora, "Place Publique".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha